Cómo calcular el costo marginal

Escrito por Macarena Cansino última actualización: September 11, 2019

Dentro de la teoría económica, se denomina como costo marginal al costo adicional que asume una empresa al fabricar o producir una unidad más en una de sus líneas de productos.

Todas las empresas que producen bienes realizan continuamente una evaluación de costos para buscar formas de ahorrar y maximizar las ganancias.

Por tal razón, calcular el costo marginal es importante en la administración de una empresa que desea mantenerse competitiva mientras aumenta la cantidad de productos producidos y vendidos en un mercado determinado.

Un aumento continuo de la producción no siempre es beneficioso desde el punto de vista contable para una empresa.

Esto solo le dará ganancias, mientras el costo marginal de cada producto adicional se mantenga por debajo del ingreso marginal del mismo.

En este caso, el ingreso marginal se define como el aumento de los ingresos totales cuando se vende una unidad de producto adicional.

Ya que esta unidad adicional se vende a precio de mercado, se considera que el ingreso marginal de esta será igual a dicho precio.

Lee también: ¿Cómo calcular el costo variable?

¿Por qué es importante el costo marginal?

El calcular el costo marginal de un producto permite a la empresa que lo fabrica evaluar si debe seguir aumentando su producción, mantener el nivel actual o reducir la cantidad de unidades fabricadas.

Aumentar la producción implica también una variación en los gastos de energía, materia prima, logística, mano de obra, etc.

Los costos marginales no tienen ningún vínculo con los costos fijos, pero si reflejan los cambios de los costos variables.

Como costos fijos entendemos todos los costos que no dependen del volumen de producción que tenga la empresa ni son influenciados por el aumento o disminución de esta.

Entre los costos fijos más comunes tenemos los pagos de alquiler de oficinas, cuyo monto no depende de si la empresa produce poco, mucho o nada.

También los pagos del personal de vigilancia y parte de la plantilla que no esté vinculada directamente a la producción entra en la categoría de costos fijos.

Por su parte, los costos variables son aquellos que cambian en función de la variación en el volumen de producción de la empresa en un período determinado.

Entre estos costos tenemos los de adquisición de materia prima, que aumentarán si se producen más bienes y bajarán si la empresa disminuye su nivel de producción.

Ejemplos de materia prima son el agua para elaborar jugos concentrados, el hilo de algodón para la producción de telas o la harina para la producción de galletas a nivel industrial.

El gasto en esta materia prima solo se realizará si hay producción en la planta y variará si esta aumenta o disminuye.

Si no hay producción, no habrá tampoco costo relacionado con esta materia prima.

Debido a que ayuda a entender mejor las variaciones de costos, el calcular el costo marginal de un producto es muy valioso como herramienta para un mejor análisis de precios del mismo.

Por tal razón, es importante tomarlo en cuenta en toda decisión que afecte el volumen de producción.

Factores que influyen en el costo marginal de un producto

El costo marginal es afectado por factores económicos como factores negativos o positivos de mercado, discriminación de precio y los costos de transacción.

En general el análisis del costo marginal se hace a través de un gráfico expresado a través de una curva que varía en relación a diferentes niveles de producción, siguiendo la teoría de la economía variable de escala.

Esta teoría indica que el costo para producir una unidad de cualquier producto depende siempre del volumen total de producción realizado en la misma línea o proceso.

Entendido de otra forma, la economía de escala se refiere a una condición ideal lograda por una empresa que logra optimizar su producción de tal forma, que sus costos por unidad producida bajen en la misma medida en que aumente el volumen de unidades producidas.

En pocas palabras, que cuanto más produzca, menos le cueste producir cada unidad.

¿Cuál es la fórmula para calcular el costo marginal?

Hablando en términos matemáticos, el costo marginal (CM) se determina a través de una sencilla división de la diferencia entre el Costo Total (CM) y la cantidad de productos (Q).

La diferencia entre el Costo Total (CM) sería la variación o cambio entre dos niveles de producción de la empresa en la línea donde se fabrica el producto estudiado.

A su vez, la cantidad (Q) es la cantidad de productos correspondiente a esos dos niveles de producción escogidos para hacer el cálculo de costo marginal.

Por lo tanto la fórmula a aplicar sería CM = dCT/dQ que se describe como “el costo marginal es igual al cambio en el coste sobre el cambio en la producción”.

A su vez, los costos marginales son expresados a través de un gráfico llamado “Curva de Costo Marginal” en el que se muestran los costos correspondientes a diferentes niveles de producción.

Esta curva suele mostrarse como una parábola cóncava, a consecuencia de la aplicación de la Ley de Rendimientos Decrecientes.

Los economistas y planificadores toman en cuenta dos puntos principales de la Curva de Costo Marginal.

Te recomendamos: Efectos del costo unitario total y el costo fijo total en una empresa

El primero es el punto mínimo de la gráfica, pues allí se indica cuál sería el número mínimo de productos que se deben fabricar para obtener el nivel más bajo de costos.

El segundo es el punto de corte con la curva de costos medios, que señala el llamado “nivel ideal de producción”.

Este nivel se expresa como la máxima cantidad o volumen de bienes a producir en condiciones de máxima ganancia.

Pasos para calcular el costo marginal de un producto

Para calcular el costo marginal, necesitarás saber el costo total en al menos dos niveles de producción del producto que analizarás.

Por ejemplo, tienes una empresa que gasta US$1.000 para producir 100 unidades de un motor eléctrico para herramientas de carpintería.

Sin embargo, esta misma empresa gastaría US$1.700 para producir 150 unidades del mismo motor eléctrico.

1. Resta el nivel de producción del segundo para obtener el cambio en la producción (dQ).

Siguiendo el mismo ejemplo, el cambio en producción (dQ) es 150 - 100 = 50.

2. Resta el costo para el primer nivel de producción del costo en el segundo para obtener el cambio en el costo total (dCT).

El cambio en el costo en este ejemplo saldría de la operación (dQ) sería US$1.700 - US$1.000 = US$700.

3. Con estos datos se aplica la fórmula CM = dCT/dQ o expresada en palabras:

Costo marginal) = (Cambio costo) / (Cambio producción)

Usando el ejemplo tendríamos entonces que (US$700) / 50 = US$14.

En pocas palabras, aumentar la producción en una sola unidad en esta empresa representa un costo marginal de 14 dólares, tomando como referencia los dos niveles estudiados.

Es de destacar que al analizar el costo marginal de un producto utilizando los datos de niveles de producción y costos totales, se obtiene una cifra que ya contiene implícitamente los costos adicionales que asumiría la empresa.

Esto incluye mano de obra, materia primera, energía y servicios y costos operativos, logísticos y financieros.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.