Cómo calcular la capacidad de producción

Escrito por Ana P. Ferrari última actualización: September 30, 2018

Capacidad de producción es sinónimo de tamaño del negocio, de competitividad, capacidad de respuesta ante los requerimientos de un mercado exigente. Es una variable tan fundamental que puede marcar la diferencia entre el éxito en el mercado o ceder terreno a la competencia y quedar fuera del juego.

La máxima capacidad de producción, recibe el nombre de capacidad instalada de un negocio se mide a través de la máxima cantidad de unidades de un producto o servicio que son posible generar en un lapso de tiempo en particular, por ejemplo, pies por hora, unidades por minuto, platos por día, servicios por mes.

Sin embargo la capacidad instalada es un tanto teórica, como explica allaboutlean.com. Es importante determinar la capacidad de producción en condiciones normales como medida real de la capacidad del negocio. Es simplemente la tasa de producción en tiempos realistas considerando “todo el tiempo perdido para cambios de turno, mantenimiento, averías, piezas faltantes y otros retrasos relativamente inevitables.” Así como la eficiencia de la configuración de las máquinas y equipos existentes.

La capacidad de producción debe alinearse perfectamente a las demandas del mercado. Excesiva capacidad de producción trae consigo inversión subutilizada, exceso de inventarios, costos innecesarios, ineficiencia y baja rentabilidad. En el otro extremo una capacidad de producción deficiente representa pérdida de participación en el mercado, ceder ante la competencia, generar sobrecargas de trabajo, bajo nivel de servicio y lentitud e insatisfacción.

Ante oportunidades de un mercado cambiante y lleno de retos, es sensato valorar los impactos a través de herramientas de análisis estratégico como el modelo de las 5 fuerzas de Porter y de ser favorable implementar estrategias para aumentar la capacidad de producción.

Examinemos en breves párrafos la fórmula o manera para calcular la capacidad de producción de un negocio.

No dejes de leer: Estrategias para aumentar la capacidad productiva

¿Cómo calcular la capacidad normal de producción?

Para onlineclothingstudy.com la capacidad de producción es uno de los criterios más importantes a la hora de seleccionar a un proveedor. Simplemente porque el tiempo de producción y entrega es directamente proporcional a la capacidad de producción en condiciones normales.

La capacidad puede revisarse para una sola máquina, una línea de producción, un grupo de líneas de producción similares, una planta de producción completa o una corporación como un todo. A esa escalabilidad la llamaremos nivel de agregación o desagregación de la capacidad de producción.

De manera que la capacidad de producción real e instalada puede verse en muchos aspectos diferentes. Independientemente del nivel de detalle o agregación que estemos buscando. Generalmente los cálculos no cambian, partimos de la capacidad instalada teórica, la cual se muestra en las placas y manuales de nuestras máquinas o equipos y vamos restando porcentaje de capacidad hasta llegar a nuestra capacidad real en condiciones normales.

Te puede interesar: ¿Cómo calcular la productividad del trabajo?

Ejemplo de cálculo de la capacidad de producción

Para simplificar las cosas, concentraremos nuestro ejemplo en calcular la capacidad de una sola línea de producción durante un turno de ocho horas.

Para calcular la capacidad de producción primero debemos determinar la unidad de medida que usaremos para medir el nivel de producción, así como la unidad temporal. Esto puede ser piezas por minuto, libras por hora, toneladas métricas al mes, bultos por hora, servicios por día. En fin dependerá de la naturaleza de los bienes producidos y el tipo de negocio o sector de actividad.

En nuestro ejemplo mediremos la capacidad en términos de “unidades por día” (turno único de ocho horas.)

El segundo paso es definir los componentes de la línea de producción. Para ello dividimos el proceso por operaciones o actividades. La línea de producción está representada por cada componente, centro o puesto de trabajo que agrega valor al producto.

Debes obtener la tasa de producción de la línea, y con ello el rendimiento y la eficiencia de la línea de fabricación. Recuerda que la línea de fabricación define las máquinas usadas para hacer un producto junto con el tiempo requerido.

Si se necesitan tres pasos o actividades diferentes para fabricar un producto, la representación de la línea mostrará las tres operaciones requeridas junto con la cantidad de tiempo necesario para llevar a cabo cada operación, hasta completar la unidad de producto o carga unitaria.

La cantidad de unidades que pueden producirse por turno suele llamarse "tasa de la línea de producción" y refleja lo que se conoce como producción estándar. Recordemos que según la teoría de cuello de botella la tasa de producción de una línea de fabricación, viene dada por la tasa del componente más lento.

Calcularemos el grado o porcentaje de eficiencia que refleja la tasa de producción real de las máquinas en comparación con la tasa de producción estándar proveniente de la línea como un conjunto.

Por ejemplo, si el departamento de ingeniería ha determinado que una máquina puede producir 100 unidades por hora, pero el ritmo de otras máquinas ha limitado la línea para producir una tasa de 90 unidades por hora, esto resultaría en un grado de eficiencia al 90%.

Debemos prever además el rendimiento de la línea por paradas previstas. Recordemos que la capacidad que indican las placas o manuales es teórica. Las máquinas requieren ciertas paradas inevitables para lubricación, limpieza, cambio de especificaciones, lotes de producción u operarios, posiblemente incluso las paradas necesarias del personal para hidratarse e ir al baño. Todas esas paradas suman tiempo.

Supongamos que la gerencia de manufactura hace un estudio de las paradas previstas y éstas determinan un 5% del tiempo disponible. Por lo tanto el rendimiento de la línea es del 95%.

A este nivel tenemos suficiente información para calcular la capacidad de producción según el siguiente cálculo: tasa teórica de la línea x porcentaje de eficiencia x porcentaje de rendimiento x horas por turno.

En nuestro ejemplo tenemos una línea capaz de producir 100 unidades por hora en su estado estándar máximo. Pero tenemos una eficiencia del 90% y un rendimiento del 95%. Para calcular la capacidad de producción en un turno de ocho horas seguimos la siguiente fórmula:

Capacidad de producción en condiciones normales = (tasa de producción teórica por hora) x (tasa de rendimiento) x (tasa de eficiencia) x (8 horas por turno)

Capacidad de producción = 100 unid/hr x 0,95 x 0,90 x 8 hr/turno = 684 unidades por turno

Entonces, aunque en teoría nuestra capacidad instalada es 800 unidades por turno de ocho horas, dado que la línea está configurada para funcionar de una manera más lenta que en su funcionamiento estándar, y debido a que existen paradas necesarias que representan el 5% del tiempo, nuestra capacidad real por turno es sólo de 684 unidades.

Para una línea de producción que fabrica múltiples objetos a diferentes velocidades, querrás configurar tu tasa de línea, eficiencia y rendimientos en base a promedios ponderados para reflejar la variedad de productos.

Calcular la capacidad de producción de un equipo que produce muchos productos a diferentes velocidades crea una situación en la que la verdadera capacidad puede variar ampliamente dependiendo de la mezcla de producción.

En estos casos, puedes informar una capacidad estimada, basada en promedios ponderados, o puedes informar las capacidades máximas y mínimas, de tal manera que brindes una vista del rango de producción posible.

No dejes de leer: La diferencia entre productividad y producción

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.