x

Teoría del cuello de botella en la gestión de operaciones

Escrito por Ana P. Ferrari última actualización: September 15, 2018

La teoría del cuello de botella es también llamada teoría de las restricciones o TOC por las siglas en inglés de “Theory Of Constraints”.

La Teoría del cuello de botella fue propuesta por el Físico y Doctor en filosofía Eliyahu M. Goldratt a través de su obra catalogada best seller “la meta” o “The Goal.” En 1984.

En la gestión de las operaciones, la teoría de cuello de botella es una explicación de lo que ocurre cuando una parte del sistema de producción se lleva a cabo a un ritmo más bajo que el resto del sistema.

Bajo la concepción que todas las áreas de la empresa trabajan como un sistema, cuando un área integrante de la cadena de suministro o de producción opera a un ritmo ineficiente o más lento que las demás, ésta afectará a la organización como un todo.

Para Isixsigma.com la teoría del cuello de botella es una herramienta importante para mejorar el flujo de un proceso. Las implicaciones de la teoría de las restricciones son de gran alcance para comprender los cuellos de botella y administrarlos, con el fin de optimizar el flujo de proceso del sistema productivo.

No dejes de leer: ¿Cómo calcular la productividad del trabajo?

¿Qué es la teoría de cuello de botella?

La teoría del cuello de botella o teoría de las restricciones de acuerdo con leanproduction.com es una metodología que brinda un marco a seguir para la determinación del factor limitante más importante en un proceso u organización, es decir, identificar la restricción como el mayor obstáculo que se interpone en el logro de las metas y mejorar sistemáticamente esta restricción hasta que la misma deje de ser un factor limitante.

La teoría del cuello de botella parte del principio de que cada proceso tendrá una limitante o cuello de botella y concentrar esfuerzos en la mejora de esa restricción es la forma más efectiva de aumentar la rentabilidad.

La visión de la teoría del cuello de botella es tan simple como “El rendimiento de un sistema está determinado por una restricción” por lo tanto para aumentar el rendimiento debemos concentrarnos en identificar y mejorar el cuello de botella.

Cuellos de botella en la gestión de operaciones

La comprensión de la teoría de la restricción es importante para cualquier persona vinculada a la gestión de las operaciones, ya que permite a un individuo optimizar la eficiencia del negocio.

La teoría de restricciones es una herramienta que todo gerente de operaciones o gerente de producción debe manejar para enfocar esfuerzos en la mejora de los cuellos de botella y mejorar así los flujos de procesos.

Cuello de botella ¿Cuándo se produce?

Un cuello de botella en la gestión de las operaciones se produce en la fabricación secuencial en la actividad de menor capacidad productiva.

Por ejemplo, si hay tres máquinas en una línea de montaje y la primera y última máquinas pueden producir 100 unidades por hora, pero la segunda máquina puede producir sólo 50 unidades por hora, provocará un cuello de botella.

Esto se debe a la segunda máquina no puede producir suficientes unidades para mantenerse “sincronizada” respecto a los otros equipos. Es allí donde un gerente de producción debe abocarse a incrementar la capacidad productiva sustituyendo la maquinaria, aumentando su capacidad o agregando operarios a la tarea.

El enfoque de cuello de botella puede visualizarse no solo en la fabricación secuencial sino también en las empresas, en sus distintos componentes de la cadena de suministros o en áreas medulares como mercadeo, producción y ventas.

Te puede interesar: ¿Cómo calcular la capacidad de producción?

Efectos de los cuellos de botella

Un cuello de botella tiene un efecto terrible en la eficiencia de la producción. Las etapas siguientes del cuello de botella deben funcionar por debajo de su capacidad, debido a que no reciben suficiente insumo para funcionar a su ritmo natural generando en ellas ocio y contribuyendo a su ineficiencia.

Las etapas anteriores al cuello de botella necesitan reducir la velocidad de producción, porque las etapas posteriores no pueden manejar la capacidad. Como resultado, la eficiencia global del sistema se reduce significativamente.

No dejes de leer: ¿Qué causa un cuello de botella en la producción?

Identificación del cuello de botella

Un cuello de botella en el proceso de fabricación puede ser difícil de identificar si el sistema es complejo, como las complicadas líneas de ensamble de vehículos o electrodomésticos.

Se puede encontrar dividendo cada fase en actividades y estas en micro movimientos, midiendo cada secuencia del proceso de forma individual y analizando el nivel de producción en cada paso.

La actividad o fase de una secuencia particular con el nivel más bajo de producción, es el origen del cuello de botella. Cabe señalar que puede haber múltiples cuellos de botella dentro de un sistema complejo.

Administración de cuellos de botella

Un cuello de botella puede resolverse u optimizarse aumentando la capacidad productiva de la restricción, mediante el ajuste del nivel de producción en la secuencia en el que está sucediendo. Con más personal, cambiando la secuencia de actividades o con equipos más sofisticados.

En algunas situaciones, puede que no sea posible aumentar la producción en esa zona y que puede ser más eficaz reducir las capacidades de producción en las otras áreas con el fin de crear “sincronización” y reducir las brechas de eficiencia.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.