Qué son las acciones en circulación, importancia y cómo calcularlas

Escrito por Estefanía Mac última actualización: September 17, 2019

El precio de las acciones de una empresa está sujeto a las mismas leyes económicas que los bienes y servicios, es decir, a la oferta y la demanda. No obstante, cada acción esconde mucho más que un valor económico.

Al igual que el número de acciones, el porcentaje de la propiedad que representa cada acción es esencial para los análisis financieros, en especial porque cada vez que se crean más acciones, este porcentaje se reduce y, por tanto, también lo hace su valor.

Aunque el número total de acciones que se emitieron en la constitución de una compañía -o en su último aumento de capital- puede cambiar, también lo pueden hacer las acciones que están en circulación.

Sigue leyendo: ¿Cuál es la diferencia entre la oferta y demanda de acciones?

Pero, ¿qué son las acciones en circulación?

Antes de entrar en el concepto de las acciones en circulación, debemos entender de lleno la situación accionaria de las empresas.

Las compañías se constituyen con un capital inicial que puede estar valorado directamente en efectivo, en inventario o en una combinación de ambos. Como las empresas se forman entre dos o más personas, los códigos mercantiles establecen que este capital debe dividirse en acciones; todas del mismo valor.

Veámoslo en un ejemplo. Supongamos que la empresa ABC cuenta con un capital de USD $100.000 dividido en 100 acciones de USD $1.000 cada una. Estas 100 acciones representan al número total de acciones, lo que se conoce como acciones autorizadas o acciones legalmente emitidas.

Ahora bien, el valor del capital es igual a la suma total de las acciones emitidas: 100 acciones de USD $1.000 representan el 100% del capital, que es de USD $100.000 y viceversa. Sin embargo, es importante destacar que el total de las acciones emitidas no necesariamente está abierto al mercado.

Las empresas cuentan con una caja o tesorería donde pueden reservar un porcentaje de acciones. Si ABC no libera 10 acciones, entonces quedarían 90 en el mercado. Estas 90 acciones son lo que se conoce como acciones en circulación.

Más sobre este tema: Cómo funcionan las acciones

¿Por qué es importante conocer el número de acciones en circulación?

Si bien los negocios -en especial los medianos y pequeños- reservan sus acciones solo para quienes constituyen la compañía, algunas empresas grandes liberan un porcentaje de acciones al mercado bursátil. Justo por ello existe la caja de acciones. Y es que el hecho de que una empresa emita 100 acciones -como en nuestro ejemplo- no quiere decir que -necesariamente- las 100 acciones estén abiertas al público.

Esta reserva de 10 acciones que vimos en el ejemplo le permite a la empresa mantener parte de su capital en mano, lo que puede servirle en el futuro para obtener fluidez sin tener que pedir un préstamo bancario.

Podría decirse entonces que las acciones en circulación no necesariamente se corresponden con el total de acciones emitidas. Solo formarán parte de este concepto aquellas que permanezcan entre los ejecutivos de la empresa o principales accionistas -conocidas en algunos casos como acciones restringidas- y las que están abiertas al público, usualmente, a través de la bolsa de valores.

Cómo calcular el número de acciones en circulación

Calcular el número de acciones en circulación es bastante sencillo. Tan solo se tienen que sumar las acciones restringidas y las acciones que hay en el mercado. Sigamos con el ejemplo para verlo con más claridad.

Decíamos que la empresa ABC tiene un capital de USD $100.000 dividido en 100 acciones, cada una con un valor nominal de USD $1.000. 10 de las acciones están en la tesorería, lo que quiere decir que el titular de la acción es la mismísima empresa ABC.

De las acciones restantes, 40 están en manos del público y las otras 50 son acciones ejecutivas, es decir, que pertenecen a los constituyentes de la empresa o a los altos ejecutivos. Mientras que cualquiera de las 40 acciones abiertas al público puede venderse libremente, las 50 acciones ejecutivas no. De hecho, por eso se le conocen como acciones restringidas. En caso de que un accionista ejecutivo desee vender sus acciones, deberá hacerle primero una oferta a los accionistas preferentes.

¿Cuál es el número de acciones en circulación en este ejemplo? Pues, habría que sumar las 40 que están en el mercado público y las 50 acciones restringidas; los que nos da un total de 90 acciones.

Podría interesarte: Diferencia entre las acciones de clase A y B

Datos importantes a tener en cuenta

  • Las acciones en circulación fluctúan a lo largo del tiempo. Por ejemplo, si la compañía emite nuevas acciones, el número de las acciones en circulación también se eleva. Usualmente, las corporaciones crean nuevas acciones cuando están recaudando capital o requieren de mayor liquidez.
  • Las acciones en circulación también pueden disminuir. Y es que la empresa tiene el derecho de recomprar sus acciones en el mercado. Cuando lo hace, estas acciones se regresan a la tesorería de la empresa.

El valor de las acciones abiertas al mercado se ve afectado por la oferta y la demanda. A esto se le llama capitalización bursátil y podría situar el precio de la acción a uno diferente del registrado en los libros de accionistas.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.