x

Cadena de mando en la estructura organizacional

Escrito por Aron Mejias ; última actualización: March 14, 2019

La cadena de mando en la estructura organizacional proporciona el ambiente necesario para la adecuada convivencia y funcionalidad de una empresa sin importar si su operación se trata de servicios o productos.

Es necesario tener claridad sobre este asunto, independientemente de qué tan chica o grande sea la organización, con referencia al número de personas que pertenecen a esta.

Desglosemos el concepto y aclaremos a qué se refieren los términos que se exponen en el postulado de este artículo.

Aprende: Cómo mejorar la productividad en el trabajo

¿Qué es una estructura organizacional?

La estructura organizacional es la forma en que se organiza la empresa con respecto a sus recursos humanos y a los distintos departamentos que la conforman.

La cantidad de departamentos de una estructura depende la envergadura de la misma, a razón del tamaño de la empresa se contará con más o menos departamentos.

Finanzas, administración, producción, ventas, bodega. En fin, todo depende, como señalábamos antes, del tamaño de la operación que se realice en la empresa.

La estructura organizacional suele verse como una pirámide u organigrama encabezada por el gerente y distribuida en forma vertical en departamentos, áreas y divisiones subsecuentemente.

Tal vez te interese: Importancia de la cooperación y el trabajo en equipo

¿Qué es una cadena de mando en la estructura organizacional?

La cadena de mando en la estructura organizacional, es la forma en que se distribuyen la autoridad y responsabilidades en el organigrama de la empresa.

En este sentido se sobreentiende que, algunos cargos tienen mayor autoridad y conllevan mayor responsabilidad que otros, en un sentido organizacional, pues efectivamente todos los cargos son vitales para la empresa.

La cadena de mando permite delegar y optimizar tiempos si es adecuada, además de facilitar temas de supervisión y control.

Importancia de la cadena de mando

La cadena de mando es fundamental para la planificación e implementación de los esquemas de trabajo, además es esencial para la resolución de conflictos y determinación de responsabilidades.

Es importante reconocer que una organización sin claridad sobre las cadenas de mando suele ser una organización desordenada, poco eficiente y bastante problemática.

Establecer las cadenas de mando permite tener claridad sobre los liderazgos y responsabilidades específicas de un individuo en la organización.En este sentido, por ejemplo, un jefe de ventas es el encargado de planificar y organizar a todo el personal que se encuentre en dicho departamento. Y a la vez es en quién recae la mayor responsabilidad por todo lo que allí ocurra.

Por otro lado, la cadena de mando ayuda a resolver oportunamente cualquier conflicto que surja al interior de la organización entre los trabajadores de planta, o entre un trabajador y su superior.

Si la cadena de mando es clara, el conflicto puede resolverse sin que se vuelva un comentario de pasillo y llegue a generar divisiones mayores entre el personal.

Te puede interesar: Cómo hacer un análisis FODA

Por último, un aspecto que parece perderse de vista es que las cadenas de mando ayudan a ejercer mayor control sobre los departamentos específicos.Además, permiten generar mayor retribución no económica a los trabajadores, pues siempre hay alguien dispuesto a solucionar inquietudes, guiar y felicitar cuando sea el caso.

En las estructuras organizacionales más elaboradas y con mayor cantidad de personal, la posibilidad de rotación y ascenso en la cadena de mando suele ser un buen aliciente de trabajo.

Sobra decir que una buena cadena de mando requiere de líderes versátiles y carismáticos en los puestos más importantes de la organización.

Una buena estrategia en este sentido, necesariamente se verá reflejada en los posteriores estados de resultados que se realicen con respecto al periodo previo a la implementación.

Esperamos que puedas usar esta información para beneficio de tu propia organización aclarando la estructura y estableciendo roles de mando.

Recuerda que sin importar la cantidad de personas en tu organización, debes fijar los roles y el nivel de autoridad en la cadena de mando.

Ten por seguro que es mejor saber quién tiene la última palabra sobre algo antes de que pase, puesto que en caliente puede generar fricciones entre compañeros.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.