¿Puedo pagar mi gasolina con tarjeta de crédito?

Entre todas las formas de pago que se pueden utilizar en Estados Unidos para pagar la gasolina, hacerlo con una tarjeta de crédito reconocida a nivel mundial, como lo son Visa, Mastercard o American Express, es de las mejores opciones porque es conveniente y te da documentación para poder llevar el control de tus gastos. Las gasolineras tienen dos opciones para pagar con una tarjeta de crédito: pagar en la bomba o pagarle a un empleado en el mostrador.

Puedes usar una tarjeta de crédito para pagar por tu compra de gasolina, sea en la bomba o en el mostrador de la estación de servicio.

Pagarle a un empleado

Si el empleado de la estación de servicio está detrás de un vidrio de seguridad, hay que pasarle la tarjeta de crédito por medio de una gaveta. El cliente le dice al empleado la cantidad de galones de gasolina que quiere cargar, y se le cobra el monto correspondiente a la tarjeta de crédito. El empleado luego devuelve la tarjeta por la gaveta, junto con el comprobante para que lo firme. El cliente lo firma y se lo regresa al empleado y luego sale para cargar la gasolina.

Si no hay un vidrio de seguridad, el cliente puede pagar el combustible en el mostrador de dos formas. La primera es deslizar o insertar por sí mismo la tarjeta en una terminal para que lea la banda magnética o el chip e introduce su número de identificación personal (PIN por sus siglas en inglés) en la terminal. La segunda es entregar la tarjeta al empleado, quien cobra el monto del combustible comprado a la tarjeta. El cliente firma el comprobante entregado por el empleado. Después de cualquiera de las dos acciones, regresa a la bomba para cargar el combustible.

Pagar en la bomba

Pagar en la bomba evita tener que caminar, firmar y lidiar con la papelería asociada con pagar en el mostrador. Después de deslizar o insertar la tarjeta en el lector de tarjetas, la mayoría de los sistemas de pago en la bomba de gasolina pedirán que digites el código postal de la dirección asociada a la tarjeta. Es una medida de seguridad para evitar la compra de gasolina con tarjetas robadas o perdidas. El cliente puede usar el surtidor para cargar la gasolina después de ingresar su código postal.

Ten en cuenta que los ladrones de identidad se enfocan en los lectores de tarjetas en la bomba para robarse la información de las tarjetas de crédito. Lo logran instalando un dispositivo que lee la información de la tarjeta de crédito cuando se inserta o desliza. Una manera de evitar cargos fraudulentos o que tu información sea robada de esta manera es pagar en el mostrador.

Por qué se pone una retención de pre autorización en la tarjeta

Si no se sabe la cantidad de combustible que se comprará, la estación de servicio puede imponer una retención de pre autorización por un monto predeterminado. Esto asegura que la tarjeta utilizada puede cubrir el monto total de la compra de combustible. Por ejemplo, cuando la persona que paga en el mostrador quiere llenar el tanque de su vehículo, el empleado aplicará una retención. La cantidad retenida varía de gasolinera a gasolinera, pero puede ser de hasta ​US $100​ o más.

Cuando se finaliza la compra, se cobra el monto real a la tarjeta de crédito. La retención se quita de la tarjeta de entre 3 a 5 días después de la compra que es cuendo se hace la bonificación. También se puede aplicar una retención en las transacciones de pago en la bomba.

Tarjetas de crédito de gasolinera

Las tarjetas de crédito de gasolinera son otra opción para pagar tu combustible. Parecido a las empresas de tarjetas de crédito, las empresas de petróleo y gas estadounidenses, como Chevron, ofrecen tarjetas específicamente para la compra de gasolina y para poder ofrecerles un descuento a sus clientes en el precio de la gasolina. Estas tarjetas por lo general se emiten en conjunto con un banco y varias empresas tienen más de un tipo de tarjeta. A menudo también premian a sus clientes con un descuento de cierta cantidad en las compras de gasolina en sus estaciones de servicio.

Al igual que la tarjeta de Chevron, algunas otras tarjetas ofrecen otro tipo de beneficios, como la devolución de efectivo por la renta de automóviles, vuelos, y hospedaje. Las tarjetas de crédito de gasolineras comúnmente no tienen cargos anuales, pero es posible que tengan tasas de interés mayores que las tarjetas de crédito estándar. En algunos casos, se pueden utilizar únicamente en las estaciones de servicio.

×