¿Cómo funciona Western Union?

Aunque tiene millones de clientes a nivel mundial, muy pocas personas saben cómo funciona Western Union, la mayor empresa de envío de remesas del planeta.

Fundada en el año 1871, Western Union comenzó prestando servicios a particulares, comerciantes y emprendedores que deseaban enviar dinero a sus familias o socios en lugares remotos de Estados Unidos, pero no tenían acceso a los servicios de un banco.

Gracias a Western Union, un individuo o empresa podía ir a una oficina local y pedir que fuera enviada cierta cantidad de dinero a otra persona en algún lugar remoto.

Solo era necesario entregar el dinero a enviar en la taquilla y esperar que la operación fuera notificada a la oficina de destino a través de un sistema de telégrafos.

Te recomendamos leer: ¿Cómo comparar Western Union y MoneyGram?

El receptor solo tenía que ir a esa oficina y allí se le entregaba el dinero en efectivo.

El atractivo de este servicio es que era más accesible y rápido que un envío a través de un banco comercial, algo que no estaba al alcance de muchos en el siglo 19.

Actualmente Western Union opera de forma similar, pero usando internet para enviar dinero entre oficinas y clientes de más de 200 países de los cinco continentes.

1

¿Quiénes son los principales clientes de Western Union?

La rapidez y relativo bajo costo del servicio de Western Union ha servido para atraer a una base de clientes que en un 80% está conformado por inmigrantes que desean enviar remesas a sus familias en sus países de orígen.

Tan solo en 2017, Western Union envió más de 15.000 millones de dólares desde Estados Unidos a Latinoamérica, Europa y Asia.

Dentro de Europa, destaca el caso de Alemania, desde donde Western Union hizo transferencias por más de 9.000 millones de euros en 2016, a países como Turquía, Rusia, España, Italia y a varias naciones africanas.

2

Sistema franquiciado de Western Union

Además de sus oficinas propias, Western Union se apoya en una amplia cadena de pequeños establecimientos o comercios que adquieren el derecho a operar una oficina de envío de remesas.

Por ejemplo, en América Latina y Europa es común que los servicios de Western Union estén a cargo de agencias de viajes, empresas de transporte de valores o bancos comerciales que los ofrecen como un valor agregado a sus clientes.

3

¿Cómo se realiza un envió de dinero por Western Union?

Los envíos de dinero se pueden hacer personalmente en una oficina o comercio afiliado, a través de internet por el portal de Western Union del país de origen o a través de una aplicación de teléfono inteligente.

En términos generales, el paso a seguir es el siguiente:

  • Escoger el método de envío (oficina, internet o aplicación)
  • Identificarse y señalar el monto de dinero que se desea enviar.
  • Señalar el método de pago del dinero a enviar (transferencia, cheque, efectivo o tarjeta de crédito)
  • Identificar la persona que recibirá el envío y la oficina más cercana a su sitio de residencia o trabajo.

Una vez hecha la operación, en el caso de Estados Unidos, el dinero podrá ser recibido prácticamente de inmediato por el destinatario.

En los envíos internacionales puede haber una espera de entre 2 a 24 horas, dependiendo de las regulaciones vigentes en el país de destino, horario de trabajo y otros factores externos.

Como toda empresa con fines de lucro, Western Union gana una pequeña comisión de hasta un 15% por cada envío de dinero realizado a nivel mundial.

Lee también ¿Cómo usar un formulario de envío de Western Union?

Esta comisión varía de país en país y se calcula en base al monto de dinero enviado, forma de pago realizado por el emisor y forma de retiro que usará el receptor.

Además, Western Union no paga los envios a la tasa de cambio más favorable (para el cliente) entre las 130 monedas nacionales con las que trabaja.

Esto es porque de sus ganancias son obtenidas de jugar con el diferencial cambiario de las divisas.

Por tal razón, antes de enviar dinero es recomendable consultar la calculadora de costos y tarifas de Western Union para evitar sorpresas desagradables.

×