¿Cuándo se pagan los seguros de vida después de la muerte?

Escrito por Estefanía Mac Revisado por Karina Da Silva, Lic. última actualización: May 09, 2019

Casi todas las aseguradoras ofrecen pólizas de seguros de vida. Y aunque cada empresa tiene beneficios y requisitos particulares, hay ciertas condiciones que se cumplen -por ley y por la naturaleza del seguro- de forma global.

Conoce las especificaciones de los seguros de vida, cuándo se pagan al beneficiario y en qué casos la aseguradora podría quedar eximida del pago, incluso si ocurre el siniestro.

Sobre este tema: Cómo conseguir una póliza de seguro de vida de un millón de dólares

Utilidad y beneficios de los seguros de vida

El seguro de vida -tal como cualquier otra póliza de seguros- no es más que un contrato por medio del cual la aseguradora se obliga a pagarle a uno o más beneficiarios una cantidad de dinero en caso de que el titular fallezca; y este se compromete a pagar una prima de forma anual a la empresa de seguros.

Antes de entrar de lleno en los factores clave de este tipo de póliza, es necesario aclarar los siguientes puntos:

  • El tomador es quien se obliga a pagar las primas a la compañía de seguros. Puede ser el titular de la póliza, pero también un tercero. Por ejemplo, un esposo podría adquirir una póliza de vida para su esposa. El titular sería la esposa y los beneficiarios del seguro, las personas que ella designe
  • El beneficiario es a quien la compañía de seguros le pagará en caso de fallecimiento del titular. El número e identidad de los beneficiarios son elegidos por el asegurado. Siguiendo el ejemplo anterior, los beneficiarios podrían ser los hijos del matrimonio

Podría interesarte: Cómo reclamar un seguro de vida como beneficiario

Ahora bien, un seguro de vida puede cubrir uno o más aspectos. Esto dependerá exclusivamente de las condiciones que se describan en la póliza de seguros. Sin embargo, las más comunes -dejando de lado el monto a pagar a los beneficiarios- son:

  • Gastos funerarios  
  • Deudas del causante
  • Gastos médicos o de última enfermedad

¿Por qué tener un seguro de vida?

Tener un seguro de vida no es obligatorio. Los asegurados solo buscan que los beneficiarios puedan llevar una vida con cierta tranquilidad financiera en caso de su fallecimiento. Por eso es usual que los padres adquieran seguros de vida y escojan a sus hijos como beneficiarios.

Si uno de los padres asegurados muere, entonces los hijos tendrán derecho a una indemnización que servirá para cubrir sus estudios o para pagar los gastos de manutención. Si el titular no elige a sus beneficiarios, la suma asegurada se le dará a sus herederos naturales.

Sigue leyendo: El proceso de suscripción de los seguros de vida por las aseguradoras

¿Qué asegura la póliza de vida?

Los seguros de vida, como su nombre lo indica, valoran la vida de una persona. Podría decirse que ese el bien asegurado. La obligación que asume la aseguradora de pagar una cifra de dinero nace con la firma del contrato, pero se perfecciona con la ocurrencia del siniestro que, en el caso de las pólizas de vida, es la muerte del acreedor o, según algunos contratos, su invalidez total o permanente.

Para poder recibir la indemnización, el tomador del seguro o cualquiera de los beneficiarios debe informar a la empresa aseguradora que el titular ha fallecido. Según la Ley de Seguros argentina N° 17.418, los interesados tienen un lapso de hasta 3 años calendario para hacer este reclamo.

¿Cómo se denuncia la muerte del titular?

La denuncia es un procedimiento breve. Cualquiera de los interesados deberá acudir a la empresa aseguradora para consignar los documentos que prueban el fallecimiento del titular. En algunos casos, solo es necesario entregar el acta de defunción, pero esto dependerá de las condiciones establecidas en la póliza.

Las empresas tienen derecho a solicitar certificados adicionales -como la copia certificada de la autopsia- para conocer las causas de la muerte. Toda la documentación obligatoria se entrega a la dirección de reclamos junto con un formulario que emite la aseguradora.

Si todo está en orden, la empresa pagará a los beneficiarios la suma asegurada en menos de 30 días calendario.

Más información: Beneficios de seguro de vida para extranjeros ilegales

¿Puede una aseguradora no pagar al beneficiario?

De hecho, sí. Si la empresa aseguradora sospecha que el cobro de la indemnización es irregular, podría impugnar el pago de la suma asegurada. En estos casos, el departamento legal de la compañía abre un procedimiento e investiga:

  • Si el cobro de la póliza es un fraude  
  • Si las causas de la muerte descritas en la autopsia o en el acta de defunción son ciertas. Según la póliza, las aseguradoras no están obligadas a pagar si el asegurado cometió suicidio o si la muerte ocurrió a manos del beneficiario  
  • Si el titular de la póliza murió en la comisión de un hecho delictivo o acto ilícito. Hay aseguradoras que son muy exigentes con este punto y consideran incluso el estado de ebriedad o intoxicación del titular al momento de su muerte

¿En qué otros casos puede haber un retraso en el pago?

Cuando el beneficiario es menor de edad, la aseguradora procede a abrir un fideicomiso a su nombre para que acceda al dinero una vez que:

  • Cumpla la mayoría de edad
  • Cuente con un tutor o administrador que se encargue del manejo del dinero

Si la póliza lo permite, la empresa aseguradora podría negarse a hacer el pago hasta tanto los beneficiarios no cumplan la mayoría de edad.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.