¿Qué sucede cuando un vehículo es declarado pérdida total?

Escrito por Estefanía Mac Revisado por Karina Da Silva, Lic. última actualización: May 22, 2019

En la industria de los seguros, un automóvil se considera pérdida total si el costo de la aseguradora para reparar el daño equivale a un 65%-75% del costo del vehículo. En este sentido, debes decidir si deseas continuar y obtener el cheque de la aseguradora para un reemplazo, usar el dinero para reparar los daños o aceptar la reclamación de pérdida total, con un árbitro.

¿Qué es exactamente la pérdida total?

Después de un accidente, un automóvil será considerado como pérdida total o un reclamo reparable. Como ya he mencionado, la pérdida total de un vehículo significa que no vale la pena repararlo, ya que el costo supera el valor del mismo. También podría significar que simplemente está demasiado dañado y no se puede reparar.

Contenido relacionado: ¿Qué hacer si te golpea un conductor sin seguro?

Determinación de una pérdida total

Después de un accidente, la declaración de pérdida total del vehículo dependerá de la aseguradora. Algunas empresas declaran así a un vehículo si el costo de reparación es tan bajo como el 51% del valor real en efectivo del vehículo, mientras que otras empresas esperan hasta que este porcentaje sea superior al 80%.

Los representantes de la aseguradoras evalúan el automóvil, y toman en cuenta diferentes aspectos de su estado, pero hay algunas preguntas clave que los ajustadores preguntarán para determinar si un automóvil debe considerarse pérdida total:

  • ¿Se pueden hacer las reparaciones de forma segura?
  • ¿Qué tan cerca están los costos de reparación al valor del auto, o superarán las reparaciones el valor del mismo?

¿Qué pasa luego que el automóvil es declarado pérdida total?

Básicamente, si posees un seguro para automóviles, habrán dos opciones. La primera, si deseas que te paguen el valor del vehículo previo al accidente (menos el deducible, si corresponde), el propietario del vehículo firma el título a la compañía de seguros que pagó los daños. Luego, la compañía de seguros es propietaria del automóvil y generalmente lo vende o sus partes en una subasta de automóviles.

Contenido relacionado: ¿Qué puedo hacer si mi compañía de seguros no paga lo que mi vehículo vale después de quedar destrozado?

O, si no puedes dejar de pensar en los largos viajes por carretera y las divertidas aventuras que tuviste en tu auto y quieres conservarlo, recibirás el valor previo al accidente menos el valor de rescate. Si hicieras esto, el auto probablemente obtendría un título de salvamento, dependiendo de la antigüedad del vehículo.

¿Y si las bolsas de aire se activaron?

Existe una idea errónea de que un automóvil se considerará automáticamente pérdida total si se activan las bolsas de aire; esto viene del hecho de que las bolsas son costosas de reemplazar. Si tiene un automóvil viejo viejo y se despliegan las bolsas de aire, es posible que el automóvil pueda ser declarado pérdida total.

Sin embargo, si tu automóvil es nuevo y no hay muchos otros daños, existe la posibilidad de que sea reparado. Realmente, todo depende de la edad del vehículo y los costos de reparación.

Arbitraje

Contenido relacionado: ¿Qué pasa si una aseguradora te paga pérdida total por tu auto y aún no terminas de pagarlo?

Si estás en desacuerdo con la declaración de pérdida total del vehículo y tu póliza de seguro tiene una disposición de valoración, puedes contratar a un árbitro externo para examinar el vehículo y estimar el costo de la reparación. Esta puede ser la mejor opción si tu vehículo tiene un valor sentimental, o si crees que la oferta de la aseguradora para un vehículo de sustitución es demasiado baja.

Pago de liquidación

Una vez que un automóvil es declarado pérdida total, la opción más común es tomar el cheque de liquidación del asegurador para reemplazar el vehículo perdido. Tu cheque de liquidación incluirá el impuesto de matriculación y gastos de titulación para un vehículo de similar valor. Si el monto de dinero es suficiente para comprar el auto que necesitas, esta puede ser tu mejor opción.

Reparación de tu vehículo

Si tienes una buena relación con un taller mecánico o puedes arreglar el vehículo tú mismo, considera el uso de la cláusula de comprobación para reparar tu vehículo destrozado. Esta es tu mejor opción si estás en desacuerdo con la declaración de pérdida total, pero no quieres luchar contra el asegurador para revertir la designación de la pérdida. Ten en cuenta que disminuirás en gran medida el valor de tu vehículo a los ojos de la aseguradora, pero serás capaz de mantener tu vehículo.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.