Cómo escribir una propuesta de requerimiento de personal adicional

Escrito por Araceli Rodriguez última actualización: June 05, 2018

Una solicitud de personal adicional es un documento formal escrito para obtener algo, aunque algunas empresas tienen formatos predeterminados que no pueden alterarse sin consentimiento de Recursos Humanos. Cuando se crea un nuevo cargo, el empleado o jefe debe justificar la petición mediante la descripción del problema, argumentando por ejemplo que el nuevo cargo elevará la productividad. A continuación, ofrecemos útiles consejos sobre el tema y explicamos cómo llevar a cabo este pedido con la mayor claridad posible.

Te puede interesar: Cómo escribir una carta solicitando un cambio de turno

¿Cuáles son los aspectos a considerar en la solicitud?

Quién solicita. Recursos Humanos de tu empresa suele tener la última palabra, y muchas veces ellos designan a los jefes de Departamento para este tipo de tareas. Sin embargo, en algunos casos, los empleados también pueden participar en este tipo de peticiones. El primer paso es dirigirte al jefe inmediato, el dueño de la compañía o el jefe de Recursos Humanos y consultar cómo debe generarse la petición.

Define el problema o la situación y ofrece una solución. El cuerpo del documento comienza estableciendo el problema exacto. En este caso, puede ser que los empleados sientan que trabajan demasiado y estén cansados de trabajar horas extra, viéndose en la necesidad de contratar a personal adicional para así optimizar los recursos. Debe señalarse si el trabajador solicitado gozará de una contratación de práctica profesional, de práctica pre profesional o un empleo formal, incluso si se le asignará un nuevo cargo o estará cubriendo un puesto vacante.

El Fondo Nacional de Financiamiento de la Actividad Empresarial del Estado en Perú, sugiere la creación de un listado de tareas que son necesarias para cubrir, así como la duración de la jornada en que esas labores son de urgencia. Otro factor que suele tomarse en consideración, es que la persona recién contratada necesitará de un entrenamiento inicial que le permita acoplarse al ritmo de trabajo y las habilidades requeridas, por lo que Recursos Humanos podría rechazar la solicitud si se piensa en un trabajador que cubra una necesidad inmediata.

Recuerda mencionar que un nuevo trabajador puede ampliar la oferta de servicios, atender mejor a los clientes, proporcionar más tiempo para que te dediques a otras tareas, entre otras cosas. Recursos Humanos necesita conocer estas posibilidades mientras medita sumar un salario más a la nómina.

Establece los efectos financieros de la idea propuesta. Una buena propuesta requiere algo de investigación, especialmente en lo que se refiere a los detalles financieros. El lector querrá saber cuánto costará un nuevo empleo a la compañía. Para este tipo de propuesta debes incluir posibles cantidades de salario y detalles que se refieran a cuánto dinero ahorrarán si escogen personal adicional en lugar de pagarle horas extras a la nómina existente. A veces puede ser difícil estimar todo esto, pero si la contratación es imprescindible, entonces el dueño de la compañía o Recursos Humanos tendrá que asumir el riesgo.

La atención debe centrarse en las habilidades requeridas en el trabajador

Define el perfil del trabajador. En el análisis del puesto de trabajo siempre se habla sobre experiencia, formación, habilidades y conocimientos. Si eres tu propio jefe, puedes visitar portales de empleo donde aparecen anuncios por categoría de sector laboral, donde conseguirás personas interesadas en trabajar en tu empresa.

El listado de tareas te permitirá relacionar las necesidades de la empresa con los conocimientos teóricos y prácticos que traerían estos posibles candidatos. También debes meditar sobre el nivel de experiencia del trabajador, así sabrías cuanto tiempo te llevará en enseñarle y el grado de responsabilidad que puede dársele.

No olvides las habilidades requeridas. Dependiendo del área laboral, es necesario definir las habilidades necesarias para cada cargo. La Universidad de Málaga divide estas en habilidades de análisis, que incluyen factores como el seguimiento de instrucciones o procedimientos, la objetividad en el manejo de información y la comprensión verbal o escrita. También existen habilidades de liderazgo, que comprenden la toma de decisiones, el poder personal para lograr que las cosas sucedan, el manejo personal y la negociación. Así como hay habilidades de comunicación que son esenciales en trabajadores que estarán en contacto directo con clientes, y algunas de estas serían: la asertividad, la facilidad de palabra y el dominio de público.

Recursos Humanos también necesitará saber si buscas una persona creativa, una que trabaje bajo presión o estrés laboral, un trabajador con experiencia en la clasificación y el orden lógico de información, un empleado que trabaje en equipo o que quizás se enfoque más en los resultados. Mientras que podríamos sumar actitudes requeridas como el apego a las normas, un trabajador empático, responsable, emprendedor o colaborador.

Concluye la carta y fírmala. Agradece al lector por tomarse el tiempo de considerar la propuesta y ofrece un tiempo límite para una respuesta, si es aplicable. Consulta con tu jefe sobre quienes deben firmar la petición y envíala a la persona apropiada.

No dejes de leer: Cómo escribir una carta de solicitud de transferencia de trabajo

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos