x

¿Qué es la diligencia debida y por qué es importante?

Escrito por Nelly Acosta última actualización: December 10, 2018

La ‘diligencia debida’ se refiere al proceso de investigación que debe realizarse para evaluar una transacción financiera, antes que pueda completarse. El tiempo y esfuerzo necesarios para realizar la verificación están justificados por la identificación de los riesgos financieros; especialmente en casos de grandes y complicadas transacciones de negocios, la parte compradora debe ejecutar la diligencia debida de forma detallada.
El sitio web de temas legales Nolo.com sugiere el proceso a seguir para minimizar los riesgos. La diligencia debida permite verificar que el acuerdo no tenga riesgos ocultos que pudieran afectar los resultados esperados; la información obtenida permite que la parte que compra evalúe si el precio propuesto refleja el valor del negocio.
En el mundo de las inversiones, la diligencia debida la realizan las compañías que buscan realizar adquisiciones: los analistas de investigación de capital, los gestores de fondos, los corredores de bolsa y por supuesto, los inversionistas. Cumplir con la diligencia debida es voluntaria para los inversionistas individuales; sin embargo, los corredores de bolsa están legalmente obligados.
Saber cuáles pasos deben cumplirse como parte de la diligencia debida, dependerá del tipo de negocio o transacción. A continuación te explicamos algunos ejemplos típicos.

No dejes de leer: ¿Cómo llenar una solicitud de crédito?

Proceso de diligencia debida

Este proceso, según explica HG Legal Resources, está dirigido a obtener información variada: identificación de la compañía, resultados financieros, historia legal y política de riesgos. Se recomiendan los siguientes pasos para evaluar acciones, instrumentos de deuda, bienes raíces y otras inversiones.

Paso 1: Analizar el Valor Total de la Compañía. Es necesario determinar el tamaño real de la empresa, posición de mercado, poder de negociación y solidez financiera. Estos elementos permiten predecir la volatilidad en el precio de las acciones e instrumentos financieros.

Paso 2: Tendencias en los ingresos y márgenes de ganancia. Observar el comportamiento del ingreso bruto de una empresa ayuda a reconocer las necesidades de capital de trabajo; conocer el margen de ganancia y variación del rendimiento sobre capital es esencial para evaluar cualquier inversión.

Paso 3: Competidores e Industrias. Evalúa el sector donde opera la empresa y con quién compite; no hay que olvidar que cada empresa es afectada por su competencia. Estudiar a los principales competidores en cada línea de negocio puede ayudarte a determinar el potencial de los mercados.

Paso 4: Revisa indicadores de gestión. Hay que analizar las cifras de la empresa y sus principales competidores; se debe calcular y analizar la relación precio-utilidad, los índices de crecimiento y la relación precio-ventas.

Paso 5: Gerencia y propietarios. La edad de la compañía es un factor importante; las sociedades más jóvenes tienden a tener más miembros fundadores, por ejemplo. Considera la alta propiedad personal de los gerentes como una ventaja, y la baja propiedad como posible bandera roja. Los accionistas tienden a recibir mejor servicio cuando las personas que dirigen tienen interés personal en el desempeño organizacional.

Paso 6: Evaluación de los estados financieros. Revisa el balance general consolidado para ver el nivel general de activos y pasivos. Presta especial atención a los niveles de efectivo (capacidad para pagar pasivos a corto plazo) e identifica la estructura de la deuda a largo plazo de la empresa y el valor que tiene en el mercado.

Paso 7: Historial de precios de las acciones. Identifica cómo varían los precios de los instrumentos financieros y si estos cambios coinciden con variaciones en las ganancias. Las acciones negociadas continuamente tienden a tener accionistas cortoplacistas; esto puede agregar factores de riesgo adicionales para ciertos inversionistas.

Paso 8: Opciones de acciones y posibilidades de negociación de instrumentos financieros. Con esto, se revisa el historial de las emisiones y la transparencia que se observa en las negociaciones.

Paso 9: Expectativas. Los inversionistas deben averiguar cuál es el consenso en el mercado respecto a los precios de los instrumentos financieros. También deben investigar tendencias a largo plazo que afectan la industria y detalles específicos de la compañía. Para bienes raíces: ¿cuál es la opinión respecto a tendencias de los precios y las tasas de interés?

Paso 10: Examinar riesgos a corto y largo plazo. Asegúrate de comprender los riesgos de la industria y aquellos específicos de la empresa. ¿Hay asuntos legales o reglamentarios pendientes? ¿Se tiene un historial irregular con la administración? ¿Es ecológica la empresa?

Consejos finales

Realizar este tipo de investigación implica solicitar información de la compañía con la que deseas hacer negocio. Esta acción pudiera ser molesta, aunque rechazar las solicitudes de información no es sería una buena respuesta de la otra empresa pues el comprador está en su derecho de investigar sobre el trato.Del mismo modo, el comprador potencial no puede esperar acceso sin restricciones y semipermanente a los registros. Los gerentes expertos deben ser capaces de gestionar este proceso y juzgar cuanta información es suficiente. La decisión final debe ser notificada en los mejores términos para mantener opciones de futuras negociaciones.No dejes de leer: Los cinco pasos en el proceso de negociación

La ‘diligencia debida’ se refiere al proceso de investigación que debe realizarse para evaluar una transacción financiera, antes que pueda completarse. El tiempo y esfuerzo necesarios para realizar la verificación están justificados por la identificación de los riesgos financieros; especialmente en casos de grandes y complicadas transacciones de negocios, la parte compradora debe ejecutar la diligencia debida de forma detallada.
El sitio web de temas legales Nolo.com sugiere el proceso a seguir para minimizar los riesgos. La diligencia debida permite verificar que el acuerdo no tenga riesgos ocultos que pudieran afectar los resultados esperados; la información obtenida permite que la parte que compra evalúe si el precio propuesto refleja el valor del negocio.
En el mundo de las inversiones, la diligencia debida la realizan las compañías que buscan realizar adquisiciones: los analistas de investigación de capital, los gestores de fondos, los corredores de bolsa y por supuesto, los inversionistas. Cumplir con la diligencia debida es voluntaria para los inversionistas individuales; sin embargo, los corredores de bolsa están legalmente obligados.
Saber cuáles pasos deben cumplirse como parte de la diligencia debida, dependerá del tipo de negocio o transacción. A continuación te explicamos algunos ejemplos típicos.

No dejes de leer: ¿Cómo llenar una solicitud de crédito?

Proceso de diligencia debida

Este proceso, según explica HG Legal Resources, está dirigido a obtener información variada: identificación de la compañía, resultados financieros, historia legal y política de riesgos. Se recomiendan los siguientes pasos para evaluar acciones, instrumentos de deuda, bienes raíces y otras inversiones.

Paso 1: Analizar el Valor Total de la Compañía. Es necesario determinar el tamaño real de la empresa, posición de mercado, poder de negociación y solidez financiera. Estos elementos permiten predecir la volatilidad en el precio de las acciones e instrumentos financieros.

Paso 2: Tendencias en los ingresos y márgenes de ganancia. Observar el comportamiento del ingreso bruto de una empresa ayuda a reconocer las necesidades de capital de trabajo; conocer el margen de ganancia y variación del rendimiento sobre capital es esencial para evaluar cualquier inversión.

Paso 3: Competidores e Industrias. Evalúa el sector donde opera la empresa y con quién compite; no hay que olvidar que cada empresa es afectada por su competencia. Estudiar a los principales competidores en cada línea de negocio puede ayudarte a determinar el potencial de los mercados.

Paso 4: Revisa indicadores de gestión. Hay que analizar las cifras de la empresa y sus principales competidores; se debe calcular y analizar la relación precio-utilidad, los índices de crecimiento y la relación precio-ventas.

Paso 5: Gerencia y propietarios. La edad de la compañía es un factor importante; las sociedades más jóvenes tienden a tener más miembros fundadores, por ejemplo. Considera la alta propiedad personal de los gerentes como una ventaja, y la baja propiedad como posible bandera roja. Los accionistas tienden a recibir mejor servicio cuando las personas que dirigen tienen interés personal en el desempeño organizacional.

Paso 6: Evaluación de los estados financieros. Revisa el balance general consolidado para ver el nivel general de activos y pasivos. Presta especial atención a los niveles de efectivo (capacidad para pagar pasivos a corto plazo) e identifica la estructura de la deuda a largo plazo de la empresa y el valor que tiene en el mercado.

Paso 7: Historial de precios de las acciones. Identifica cómo varían los precios de los instrumentos financieros y si estos cambios coinciden con variaciones en las ganancias. Las acciones negociadas continuamente tienden a tener accionistas cortoplacistas; esto puede agregar factores de riesgo adicionales para ciertos inversionistas.

Paso 8: Opciones de acciones y posibilidades de negociación de instrumentos financieros. Con esto, se revisa el historial de las emisiones y la transparencia que se observa en las negociaciones.

Paso 9: Expectativas. Los inversionistas deben averiguar cuál es el consenso en el mercado respecto a los precios de los instrumentos financieros. También deben investigar tendencias a largo plazo que afectan la industria y detalles específicos de la compañía. Para bienes raíces: ¿cuál es la opinión respecto a tendencias de los precios y las tasas de interés?

Paso 10: Examinar riesgos a corto y largo plazo. Asegúrate de comprender los riesgos de la industria y aquellos específicos de la empresa. ¿Hay asuntos legales o reglamentarios pendientes? ¿Se tiene un historial irregular con la administración? ¿Es ecológica la empresa?

Consejos finales

Realizar este tipo de investigación implica solicitar información de la compañía con la que deseas hacer negocio. Esta acción pudiera ser molesta, aunque rechazar las solicitudes de información no es sería una buena respuesta de la otra empresa pues el comprador está en su derecho de investigar sobre el trato.Del mismo modo, el comprador potencial no puede esperar acceso sin restricciones y semipermanente a los registros. Los gerentes expertos deben ser capaces de gestionar este proceso y juzgar cuanta información es suficiente. La decisión final debe ser notificada en los mejores términos para mantener opciones de futuras negociaciones.No dejes de leer: Los cinco pasos en el proceso de negociación

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.