x

Definición de cheque certificado

Escrito por Ana P. Ferrari ; última actualización: September 27, 2018

El cheque certificado es también conocido como cheque certificado oficial, junto al cheque de caja o en algunos países llamado cheque de tesorería o cheque de gerencia, son mecanismos de garantía de que el emisor o librador dispone de fondos suficientes en cuenta para honrar un pago.

Los cheques certificados son un tipo de instrumento monetario suscrito desde una cuenta a tu nombre en custodia de un banco (librado) u otra institución financiera, que puede ser usado para pagar a un tercero, toda vez que el banco certifica en el propio instrumento que se disponen de fondos suficientes en cuenta para que el cheque sea cobrado sin inconvenientes.

Mientras que los cheques certificados alguna vez fueron considerados la manera más segura de aceptar un pago o un servicio de alguien que no conoces lo suficiente, el fraude de cheques se ha convertido en algo común. Por lo que ha sido desplazado en buena medida por las transferencias electrónicas o depósitos directos.

Pese al riesgo de fraude por falsificación los cheques certificados y los cheques de caja aún son medios de pago utilizados en nuestros tiempos. Ofrecemos en éste artículo la definición de cheque certificado y sus principales características.

No dejes de leer: Reglas para cobrar cheques por bancos

¿Qué es un cheque certificado?

El cheque certificado no es más que un instrumento de pago por medio del cual el suscriptor o titular de la cuenta de cheques ordenó al banco la certificación o constancia de la suficiencia de fondos en la cuenta, dinero que se reservará para el cobro a favor de un tercero (beneficiario o tenedor) cuando éste lo requiera.

Para bankrate.com un cheque certificado se obtiene cuando un funcionario del banco custodio de la cuenta certifica que librador o titular de la cuenta de cheques, posee los fondos disponibles por el monto del cheque al momento de su emisión o certificación. Igualmente se certifica que la firma en el cheque es genuina y se procede a la reserva o bloqueo de los fondos hasta el momento del cobro del cheque.

Si el cheque certificado no es producto de una falsificación, el beneficiario no tendrá problema alguno en cobrar el cheque o depositarlo en alguna de sus cuentas.

La principal diferencia entre el cheque certificado y el cheque de caja es que en la segunda modalidad el banco debita los fondos de la cuenta del emisor al momento de emitirse el cheque y se compromete a realizar el pago a nombre del beneficiario cuando éste decida cobrarlo.

Te puede interesar: ¿Puedo cobrar un cheque si mi nombre está mal escrito?

Características de un Cheque certificado

Cuando el beneficiario o tenedor del cheque no confiere créditos suficientes al emisor puede exigirle la certificación del cheque de parte de la institución financiera.

Así tanto el cheque certificado como el cheque de caja y el giro bancario aseguran la existencia de fondos para el cobro del documento. Las particularidades del cheque certificado según la reseña publicada por la firma mexicana subastasma.com son:

  • El emisor o librador es el único que puede solicitar la certificación del cheque.
  • Debe estar a nombre de un individuo (persona física) o empresa (persona moral)
  • No es negociable, por tanto no puede cederse el cobro. Solo puede ser cobrado o depositado en cuenta a nombre del beneficiario.
  • En su gran mayoría son nominativos, es decir, intransferibles por tanto no endosables.
  • Junto al sello y la leyenda de “cheque certificado, no negociable” se acompañan dos firmas autorizadas de funcionarios del banco.
  • En caso de cancelación, el librador puede solicitarla si el cheque no ha sido cobrado y es devuelto al banco.
  • En la gran mayoría de los casos y a diferencia del cheque de caja, es necesaria una cuenta de cheques con el banco librado.
  • La certificación está sujeta a comisiones por parte del banco.

Para recibir un cheque certificado, debes de visitar una institución financiera o un banco y solicitar la certificación del cheque, esto puede incluir la compra del cheque o su certificación. El cheque certificado tendrá:

  • El nombre del banco emisor en la parte superior
  • El nombre del titular de la cuenta
  • Un número de cuenta del librador
  • La fecha de emisión,
  • La cantidad del cheque escrita en cifra y en número
  • La coletilla “páguese a la orden de” seguido del nombre del beneficiario
  • El sello “cheque certificado no negociable” y
  • La firma de dos funcionarios autorizados del banco.

Algunos bancos sólo emiten cheques certificados a personas con cuentas de cheques. Tanto cheques certificados como cheques de caja son emitidos contra fondos garantizados, como dinero en efectivo, un cheque a tu favor del banco donde estas solicitando el instrumento o un depósito en cuenta de ese banco.

Las instituciones financieras cobran cargos por cheques certificados. Estos cargos tienen un rango de US$ 5 a US$ 30.

Los cheques certificados falsos son en ocasiones usados por criminales que operan en fraudes. Debes siempre tener cautela en situaciones sospechosas cuando recibas un cheque certificado por correo, páginas web maliciosas, en las loterías, por un empleo que no recuerdes haber realizado o una transacción de negocios en la que no participaste.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.