x

Cómo calcular los activos netos de operación

Escrito por Araceli Rodriguez última actualización: June 07, 2018

Un activo neto se refiere a la diferencia entre la totalidad activos que posee una empresa menos sus deudas. Dicho de otra forma, es lo que queda del valor de las posesiones (dinero, local, terreno, etc.) después de pagar todas sus deudas.

Por lo tanto, el cálculo de activos netos permite conocer el patrimonio empresarial, es decir, lo que vale dicha empresa.

Te puede interesar: ¿Los activos netos pueden ser negativos en una hoja de balance?

¿Cómo se compone el activo neto?

Los activos netos se componen de activos y deudas.

En primer lugar, todo activo es un recurso con valor económico, por lo que en términos contables para una empresa representa cualquier bien o derecho adquirido; por ejemplo, la maquinaria que utiliza para producir, su mobiliario, el dinero en bancos, etc.

Por su parte, las deudas son las obligaciones que tiene la empresa para cumplir con sus compromisos de pago. También se le conoce con el nombre de pasivo, representando sus deudas y obligaciones con las que se quiere producir, por ejemplo, un préstamo bancario, compras a crédito con los proveedores, impuestos, etc.

¿Cómo se calcula el activo neto?

Supongamos que una empresa tiene activos (local, maquinaria, equipos, dinero…) valorados en un millón de dólares y debe pagar en deuda unos doscientos mil dólares ¿Cuál es el valor de sus activos neto? Pues, se le resta la deuda a los valores netos, es decir, un millón de dólares menos doscientos mil, por lo que queda el patrimonio o activos netos en 800 mil dólares, lo cual vendría a ser el valor de la empresa.

Dentro de los activos netos se distinguen aquellos que forman partes de las actividades de operación, y que por ello se conocen como activos netos de operación (NOA, por sus siglas en inglés). Se constituye en una medida comúnmente utilizada para el cálculo de la rentabilidad de los activos. Igualmente, se calcula restando los pasivos operativos de los activos operativos.

Por consiguiente, la ecuación es: NOA (=) activos operativos (-) pasivos operativos.

Estas actividades de operación son los procesos que ocurren diariamente y se requieren día a día, lo cual incluye las transacciones de activos operacionales, así como los pasivos. En este particular, una transacción de activos de operación es una compra de inventario; mientras que pagar por el inventario a crédito representa una actividad de operación.

¿Qué relación tienen los activos netos de operación con la rentabilidad del negocio?

Tomar la decisión de invertir no es nada fácil y los activos netos de operación son uno de los indicadores claves en el desempeño financiero de una organización, por lo que muchos inversionistas utilizan este parámetro para decidir si invierten o no. Estos les da una idea del rendimiento que tendría su inversión, y precisamente los expertos consideran que el Valor Económico Agregado (EVA) o Rentabilidad del Activo Neto (RAN) como resultado del cálculo del NOA, constituyen el mejor indicador de Rentabilidad.

La razón de esta preferencia por EVA o RAN se basa en el hecho de que como los activos netos de operación excluyen la porción que financian los proveedores, así como otras deudas, se supone que representan el capital de trabajo neto operativo (KTNO) más el valor de los activos fijos.

Por lo tanto, el cálculo de los activos netos de operación sirve para medir la eficacia con que un negocio aprovecha los fondos de capital que dispone para invertir. Es una medida excelente del valor que crean las empresas.

En pocas palabras, calcular los activos netos de operación permite conocer el importe que queda en una empresa una vez cubierta la totalidad de los gastos y la rentabilidad mínima proyectada o estimada Es un método de desempeño financiero que sirve para calcular el verdadero beneficio económico de una empresa.

Sus ventajas son:

  • Conduce a identificar los generadores de valor en la organización
  • Es una medición para la creación de riqueza, ayudando a la administración a plantear los objetivos o metas de la empresa.
  • Ayuda a determinar si las inversiones de capital son productivas, es decir, si el rendimiento generado es mayor a los costos. Es decir, si han aumentado su patrimonio.
  • Facilita la toma de decisiones porque combina el desempeño operativo con el financiero dentro de un reporte integrado

Para efectos de inversión, el NOA, EVA o RAN son fundamentalmente útiles porque indican que tan atractiva es una empresa como negocio. Es decir, en cierta forma mide el riesgo financiero.

Por otra parte, conocer los históricos de los activos netos de operación le sirve a los propietarios de la empresa si esta ha mejorado o no a través del tiempo, lo que se traduce a saber si determinadas estrategias han ayudado a hacer el negocio más rentable.

De igual manera, el cálculo de los activos netos de operación es útil para los administradores para revisar la estructura de costos, viendo si esta concuerda con los competidores o si estos resultan ideales para que la empresa sea rentable.

Por lo tanto, para saber si se puede invertir en un negocio, el primer paso es calcular el valor de activo neto

No dejes de leer: ¿Qué es el valor personal?

Referencias

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.