Cómo abrir un cine

Escrito por Macarena Cansino última actualización: September 23, 2019

Si has pensado abrir un cine, debes saber que antes de invertir en cualquier negocio, aunque tengas una idea exitosa, necesitas prepararte e investigar mucho. Las salas de cine no son la excepción. Recuerda que tu dinero y el de tus socios está en juego.

A través del tiempo se ha considerado que ir al cine es una actividad para divertirse y pasar gratos momentos con amigos. Es una manera quitarse el aburrimiento y estrés.

Al principio, las salas de cine eran lugares donde se reunían personas sin ninguna medida de seguridad. Cualquier lugar, estacionamiento, patio al aire libre, bar o feria eran buenos para proyectar películas.

Te proporcionaremos datos y tips valiosos si tu idea es montar una sala de cinema.

Te puede interesar: Responsabilidades del gerente de producción

El cine a través de los tiempos

Las salas de cine aparecieron aproximadamente hace 125 años. La proyección de películas en salas de cine como comúnmente se les llama, empezó en junio de 1894 en exhibiciones privadas.

Estas primeras proyecciones se realizaron con una máquina de nombre “Phantoscopio”, creada por Charles Francis Jenkins.

Su funcionamiento se basaba en introducir pausas de una décima de segundo entre cada fotograma.

Esta pausa le da tiempo al cerebro para registrar de manera fluida, una sola imagen, es la idea principal en la que se basó y evolucionó la industria del cine.

Las proyecciones se realizaron ante amigos y conocidos. Sin fines de lucro. Consistían en documentales que exhibían escenas del quehacer diario de las personas.

En el mundo del cine se considera que esta proyección fue la primera exhibición pública que ha sido documentada en Estados Unidos.

La interpretación se basó en la danza de la Mariposa, realizando el cortometraje una bailarina de vodevil.

Charles Jenkins se asoció a Thomas Armat y unos meses después vendieron la máquina a Thomas Edison quien la mejoró.

Posteriormente en noviembre de 1895 los hermanos Max y Emil Skladanowsky presentaron unos cortos. Estos se realizaron en Berlín ante un público variado que tuvo que pagar las entradas.

Ellos utilizaron una máquina que llamaron Bioscope. Su mecanismo era un poco más avanzado que el del Phantoscopio.

En diciembre de 1895 los hermanos Lumière, realizaron una proyección también pública. El aparato lo llamaron cinematógrafo, el cual, fue una versión mejorada de la que desarrolló Thomas Edison que llamó Vitascope.

En esa ocasión se ofrecieron 10 películas, la mayoría duraba 50 segundos. Estas seguían siendo documentales o escenas filmadas en exteriores.

Como es de notar, este invento se propagó por todo el mundo. Se logró a través de la venta de patentes o simplemente algunos copiaron el funcionamiento de la máquina cinematográfica.

A principios de los años 1900 se empezaron a construir salas de cine especialmente diseñadas para este espectáculo.

La primera sala de cine se erige en 1905 en Pensilvania, se llamó “Nickelodeon”.

Esta sala tenía 96 asientos, su nombre surgió de la unión del nombre de la moneda de cinco centavos, Nickel y el vocablo griego “odeón”. En griego los teatros acondicionados bajo techo se les llamaba “odeón”. De allí el nombre “Nickelodeon”.

Si estás interesado en conocer más sobre la historia del cine ve al dominio 20minutos.es allí encontrarás una reseña sobre los 120 años de las salas de cine.

Tal vez te interese: El salario de un cinematógrafo

Opciones para abrir un cine

Para abrir una sala de cine tienes que tomar varias decisiones importantes. Entre ellas: ¿Será un negocio propio o a través de una franquicia? ¿Qué tipo de películas quieres proyectar?

Las opciones dependen del país donde te encuentres y lo que quieras proyectar. Puede ser un cine para tu comunidad, una sala de cine pequeña especializada o una franquicia.

Tipos de cine

La decisión del tipo de cine que quieres abrir, empieza por el capital del que dispones. Así mismo está relacionado con el número de socios o inversionistas que te acompañan, existen:

Cines populares: por lo general estos cines operan con una franquicia, en ellos se proyectan las películas del momento o de estreno taquillero.

Cine independiente: aquí se proyectan documentales, películas culturales, de directores independientes, cortometrajes, películas clásicas. Es habitual que en estos cines se realicen festivales de películas clásicas.

Cines de reposición: Puedes proyectar películas que fueron taquilleras pero mucho tiempo después de la fecha de estreno. Algo parecido a lo que tenemos en la parrilla estándar de la televisión por suscripción.

Autocines: Muy populares décadas atrás. En la actualidad existen pocos auto cinemas por la extensión de espacio que requieren para su funcionamiento. Las películas proyectadas son para todo tipo de público.

Si quieres empezar con una pequeña sala de cine debes disponer una pantalla casera o un proyecto de alta definición dentro de un lugar acogedor. Puedes exhibir películas a pocas personas o un grupo de la comunidad.

Después que te decidas, tendrás que adquirir los conocimientos necesarios sobre el tipo de cinema que seleccionaste.

Si no te has decidido aún, la información sobre el tema te ayudará a tener una idea más clara de lo que quieres.

Este conocimiento está disponible en revistas especializadas, libros, páginas web y comentarios en la red. Además es conveniente aprender sobre el funcionamiento general de los diversos tipos de cines que existen.

Te puede interesar: ¿Cómo encontrar una película mediante una descripción?

Después que hayas logrado conocer sobre el tema y seleccionaste el tipo de cinema que más te gusta, o que se adapta a tus necesidades, sigue los siguientes pasos para iniciar tu negocio.

Define la ubicación del cine

Dependiendo de la disponibilidad de dinero que tengas, realiza un estudio de localización en la comunidad donde decidiste ubicar tu cine.

Es un paso que te ayudará a saber el lugar idóneo, posiblemente más popular y lucrativo.

Otro criterio adicional para seleccionar la ubicación es la necesidad de buscar un lugar nuevo o si dispones de un espacio. Puede ser un lugar alquilado o propio, igualmente recuerda tomar en cuenta que sea de fácil acceso y visible.

De igual forma, debes pensar en los costos para acondicionar el lugar seleccionado.

También los gastos para equipar la sala de cine, esto te dará una idea del dinero que posiblemente gastaras en tu negocio.

Dependiendo del tamaño del local serán los equipos que se requieren para el funcionamiento del cine. La iluminación, la ventilación, sistema de sonido, sistema de proyección, decoración, y la cantidad de sillones.

El espacio del estacionamiento para los clientes, las áreas de comida y sala de espera también hay que tomarlos en cuenta. Así como las salidas de emergencia.

Estudia el mercado meta

El mercado objetivo dependerá del hecho que decidas hacer una sala de cine para proyectar películas nuevas o ya exhibidas. Si las películas son culturales, de tipo independiente, de épocas anteriores o quieres proyectar documentales.

De cualquier manera tienes que tener claro el mercado al cual vas a dirigir tu cine porque no puedes perder o mal invertir tu dinero. Elabora un mapa de posicionamiento.

Es importante conocer sobre las preferencias cinematográficas de la comunidad donde decidas ubicarte. Ellos te darán ideas sobre las películas que puedes proyectar, sin temor a perder tu dinero.

Desarrolla estrategias de mercadeo promocionando las películas que vayas a presentar. Utiliza todos los medios disponibles a los que tenga acceso la comunidad.

No olvides preguntar su opinión sobre las películas que has proyectado. Puede que cambie el gusto de las personas, esto te ayudará a renovar el género de películas que exhibes.

Mantente dispuesto a oír opiniones y estar al tanto de los deseos de la comunidad donde estas instalado. Investiga qué películas proyecta la competencia. Todo te ayudará, junto con la opinión de los futuros clientes, a identificar las tuyas.

Permisos para abrir un cine

Los trámites y permisos para abrir un cine dependen del país, estado y ciudad donde te encuentres.

Es importante que gestiones ante todos los organismos competentes, la documentación y los permisos legales que se requieren. Recuerda que será un lugar que agrupará un gran número de personas.

Licencias para proyectar películas, licencias no teatrales, permisos en materia de salud y seguridad estará en la lista.

Asimismo como las regulaciones que rigen en la comunidad o estado para una sala de cinema, comprar las películas a través de medios legales, te dará buena reputación ante la competencia.

Es muy importante que el negocio lo establezcas sobre bases sólidas desde un principio para no tener problemas.

Selección del personal adecuado

Es recomendable que tengas personal con experiencia, que conozca los detalles del manejo de una sala de cine. A medida que vaya pasando el tiempo, ellos mismos pueden entrenar al personal nuevo.

Evalúa los costos

Debes tener una estimación sobre todos los costos en que incurrirás para montar una sala de cine:

  • Alquiler o compra del local.
  • Ampliaciones, remodelaciones, instalaciones.
  • Luminaria, ventilación.
  • Recurso humano necesario para el funcionamiento.
  • Equipamiento del local y de la sala de cine.
  • Pagos por trámites legales.
  • Tarifas de licencia que tienes que pagar para poder exhibir las películas.
  • Costo inicial de arranque.
  • Mantenimiento de las áreas y de los equipos.
  • No olvides el registro del nombre de tu sala de cine.

Te puede interesar: ¿Cómo conseguir empleo en la industria cinematográfica?

Plan de negocios para abrir un cine

Tienes que desarrollar un plan de negocio ya que facilita y clarifica el proceso de inversión de tu dinero.

La idea de negocio:

Formula el objetivo principal de tu idea de sala de cine. Describe la idea de negocio que tienes en mente, especialmente los elementos que marcarán la diferencia.

Descripción del producto:

Realiza una descripción detallada del servicio que se quiere prestar. Incluyendo tipo y medio de exhibición.

Servicios adicionales como: tienda de golosinas, expendio de comidas rápidas.

La calidad de la atención al cliente que se quiere dar, frecuencia y tiempo de las exhibiciones. Servicios que se prestarán en las áreas de espera y comida.

Las relaciones que se quieren establecer con los proveedores. Las condiciones del negocio y los porcentajes de taquilla que se acuerden con estos.

Si se utilizará el local para otros eventos como conferencias, seminarios o foros, también se debe especificar.

El mercado:

En la actualidad se puede acceder a las películas desde nuestro dispositivo móvil.

Sin embargo, la experiencia auditiva, la necesidad de socializar o compartir con los amigos es un aspecto positivo para las salas de cine.

No es lo mismo ver una película en la pantalla del computador, un dispositivo móvil o en el televisor. Siempre hay personas que prefieren las salas de cine para ver películas.

Los espectadores:

Recuerda que el tipo de sala cine que decidas instalar definirá el mercado al que puedes llegar. Sin embargo, este puede variar su gusto a medida que pasa el tiempo.

Tienes que tener en cuenta los diferentes géneros que puedes proyectar. Esto con la finalidad de no aburrir a tus clientes.

Evaluar tu competencia:

Es trascendental estudiar y conocer la competencia. No creas que tus competidores serán solo las otras salas de cine.

Tienes que estudiar los lugares que pueden ser alternativas diferentes para la distracción.

El objetivo principal de este negocio es distraer y entretener a las personas. Por lo que cualquier negocio que cubra esta necesidad puede ser un potencial competidor.

Investiga los sitios que están en tu comunidad, pueden ser: bares, discotecas, salas de teatro o tiendas donde alquilen o vendan películas.

Plan de ventas de tu sala de cinema:

Aquí entra la promoción y publicidad que se da en la zona a través de los medios locales. También la reputación que se transmite entre los clientes por la calidad del servicio prestado.

El aspecto e imagen que tenga el local es trascendental. La decoración y lugar donde son ubicados los estantes y carteles.

El recurso humano:

La variedad de actividades planificadas son las que van a definir la cantidad de personal necesario.

Se tiene que tener claro cuales actividades son propias de la sala de cines y cuáles pueden ser subcontratadas.

Aspectos económicos y financieros para abrir un cinema

En este rubro se tiene que tomar en cuenta todas las inversiones que se van a realizar.

Se empieza por la compra o alquiler del local. La decoración, adquisición de equipos necesarios para la proyección de películas y para el acondicionamiento de la salas.

Existen muchos estilos, el sitio Creadictos.com presenta “12 salas de cine que tienes que conocer antes de morir”. Busca allí elementos que marquen tendencia.

También es necesario el acondicionamiento de las áreas externas de evacuación de clientes y el estacionamiento.

El mobiliario necesario, equipo de oficina, máquinas registradoras, de impresión de tickets y la de facturación.

Debes cuantificar la amortización de todos los equipos y maquinaria necesaria para el funcionamiento.

Se incluyen los costos fijos y variables de los meses que se tienen previstos como de arranque.

El aporte de capital será propio y de inversionistas, así como préstamos o créditos bancarios.

Documentación legal:

Será todo lo relativo al registro del negocio, requisitos exigidos por ley o la comunidad. Licencias para ejercer y de exhibición de películas.

Tal vez te interese: ¿Cómo iniciar un negocio de autocinema?

Salas de cine del futuro

La transición del método tradicional al digital ha sido lenta por los costos tan altos.

La digitalización ha cambiado la escala de las salas de cine. Aunque todavía existen proyectores analógicos.

¿Sabías que el método tradicional de proyectar películas es utilizando un proyector analógico? Este consistía en películas de 35 milímetros enrolladas en un carrete o rollo de metal que era muy grande y pesado.

Al proyectar varias veces la película se iba perdiendo la calidad de la misma disminuyendo la nitidez y la brillantez del color.

La digitalización de películas disminuyó notablemente los costos de reproducción, traslado y la cantidad de personal necesario en las salas de cine.

Esta digitalización hace más seguro el traslado evitando las copias de la película ya que su contenido está encriptado. Las películas han pasado de ser digitalizadas en discos duros a ser transmitidas por satélite.

Los contenidos se descargan en los servidores a través de la conexión satelital o de fibra óptica. Esto permite un mayor control de distribución y evita que se dañe la película por deterioro del disco duro.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.