Tipos de contrato de trabajo y sus características

Escrito por Karina Da Silva última actualización: September 18, 2018

Un contrato es un acuerdo en el que varias partes definen derechos y obligaciones sobre un determinado punto. Un contrato de trabajo es un documento en el cual el trabajador y el empresario acuerdan las condiciones para la prestación de un servicio y para la retribución del mismo.

El contrato de trabajo genera derechos y obligaciones tanto para el trabajador como para el empresario. Por una parte, el empleado se compromete a realizar una determinada tarea bajo dependencia y subordinación, por la otra, el empleador se obliga al pago de una remuneración.

Por ley, todos los empleados o trabajadores de una empresa deben tener un contrato de trabajo que certifica que trabajan para ella, de lo contrario la empresa podrá ser sancionada. Las características del contrato de trabajo o contrato laboral varían en función de su duración y del objetivo por el cual se elabora.

Dependiendo de lo que establezca la ley de cada país, cualquier persona que tenga suficiente edad para trabajar puede firmar un contrato de trabajo. En algunos casos, los menores de 18 años deben estar autorizados por sus padres para firmar el contrato laboral.

Quizás te interesa: Cómo un contrato de trabajo beneficia o perjudica al empleado

Tipos de contrato de trabajo

Los distintos tipos de contrato de trabajo pueden variar según la legislación laboral de cada país, sin embargo, entre los más habituales podemos nombrar:

1) Contrato Indefinido: este contrato laboral no establece límites en la duración del mismo y permanece vigente hasta que el empleado o la empresa decida ponerle fin. Puede ser de carácter verbal o escrito. El hecho de que se llame indefinido no tiene nada que ver con que sea de tiempo completo o de jornada parcial, un contrato indefinido también puede ser por prestación de servicio de carácter fijo o discontinuo.

2) Contrato por duración determinada: Estos contratos tienen su origen en la ejecución de obras o servicios que por su naturaleza se ejecutan en un plazo de tiempo limitado dentro de las actividades de la empresa. Un caso típico es el contrato por interinidad que se origina por la sustitución temporal de un trabajador. También son frecuentes cuando una empresa tiene exceso de pedidos o una gran acumulación de tareas pendientes y contrata al trabajador para resolver estas situaciones puntuales.

3) Contratos a tiempo parcial: en este tipo de contrato laboral el tiempo de prestación de servicio se establece por horas (al día, a la semana, al mes o al año). La jornada de trabajo es inferior a las de tiempo completo, por ejemplo, un contrato de trabajo de 20 horas semanales. Estos contratos a tiempo parcial pueden ser indefinidos o por duración determinada.

4) Contrato formativo, de prácticas o de capacitación inicial: tiene la finalidad de que un trabajador se forme para un oficio de manera teórica y práctica en su puesto de trabajo. Estos contratos están diseñados para incentivar la contratación de jóvenes y lograr insertarlos en el mundo laboral. De esta manera los jóvenes completan su formación académica al mismo tiempo que la ponen en práctica lo que han aprendido y se perfeccionan en el trabajo.

5) Otros tipos de contratos: Según las diferentes necesidades los legisladores de cada país establecen modalidades de contratos más específicos y con características particulares, este es el caso de los contratos para investigación orientados específicamente a científicos, los contratos para personas con discapacidad, o los contratos de relevo para sustituir trabajadores en situación de jubilación parcial.

No dejes de leer: ¿Qué es un trabajo por contrato?

Características de un contrato laboral

1) Forma y duración: los contratos de trabajo pueden ser verbales o escritos y el plazo de duración puede ser indefinido o por una duración determinada.

2) Identificación: todo contrato laboral debe identificar claramente a las partes involucradas en el mismo.

3) Domicilio de la empresa: este debe estar identificado en el contrato, en su defecto podrá señalarse el domicilio del empresario y lugar donde el trabajador realizar las actividades para las cuales fue contratado.

4) Salario: el contrato de trabajo debe contener la descripción de la cuantía del salario, componentes salariales y periodicidad de pago.

5) Jornada laboral y Vacaciones: descripción de la duración de la jornada laboral y de las vacaciones que corresponden al trabajador

6) Fecha: el contrato laboral deberá contener la fecha de inicio de la relación laboral y en caso de que sea de tiempo determinado contener el plazo de duración del mismo.

Características jurídicas de los contratos de trabajo

Todo contrato de trabajo es:

  • Consensual: se perfecciona por el consentimiento de las partes.
  • Dirigido: es regulado por el estado a través del legislador de cada país.
  • Oneroso: estos contratos tiene como base el beneficio recíproco de ambas partes.
  • Conmutativo: ambas partes se obligan por igual, ninguna obligación tiene más validez que la otra.
  • De derecho privado: regula una relación jurídica entre particulares.
  • Bilateral: este contrato genera obligaciones para las dos partes.

Deberías leer: ¿Cuál es la diferencia entre un contrato de trabajo y un acuerdo laboral a voluntad?

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.