¿Cuál es el significado de un empleo remunerado?

Escrito por Macarena Cansino última actualización: December 20, 2019

Buscar el primer trabajo después de unas pasantías -o de terminar los estudios universitarios- puede ser abrumador. La mayoría de las empresas desean candidatos con un mínimo de experiencia y, aquellos que aceptan a personas recién graduadas, lo hacen bajo el concepto de becarios y empleos no remunerados.

Pero, ¿qué significa un empleo remunerado? ¿Hay diferencias entre un trabajo remunerado y no remunerado? ¿La remuneración y el salario son lo mismo? Descubre las respuestas a estas preguntas y acude a tu entrevista laboral con toda la información que necesitas.

Sigue leyendo: Los mejores portales de empleo

¿Qué es un trabajo o empleo remunerado?

La remuneración es un concepto amplio que no se limita al ámbito laboral. Se trata de un pago que se da entre dos o más personas -o empresas- para cumplir con un acuerdo o con los términos de un contrato.

La remuneración está asociada al salario, que es la renta que recibe un trabajador a cambio de su esfuerzo o servicios. Por tanto, cuando se habla de remuneración se incluyen todas las prestaciones económicas que un empleado puede recibir en la empresa, desde el sueldo base -que es el mínimo que un trabajador recibe por cumplir con sus obligaciones- hasta los incentivos por rendimiento, comisiones y beneficios en especies.

Sin embargo, la remuneración se extiende más allá del salario y también incluye otras ventajas, como los planes de jubilación o la ampliación de los días libres durante las vacaciones. En conclusión, un empleado sujeto a salario tiene un empleo remunerado, pero no necesariamente un trabajo remunerado conlleva a la obtención de un salario.

¿Cuál es la diferencia entre un trabajo remunerado y un trabajo sujeto a salario?

La diferencia principal es que las remuneraciones no tienen por qué ser fijas, como el pago de un salario. Imagina que hay tres trabajadores en una empresa a la que denominaremos X. Juan, María y Pedro. Juan cobra todos los meses $1.500 dólares americanos por cumplir con una jornada laboral in company de 8 horas.

María es ejecutiva de ventas y su contrato es por comisión. Por cada producto vendido, María recibe el 5% de comisiones. María no tiene que cumplir con un horario de trabajo ni está obligada a ir a la oficina. Puede trabajar desde casa y, cuando cobra, debe emitir una factura legal a nombre de la empresa por concepto de honorarios profesionales.

Por último, tenemos a Pedro, un becario. Pedro empezó en la empresa como aprendiz y debe cumplir 6 meses de beca para aspirar a un cargo dentro de la compañía. Aunque no recibe un salario, Pedro obtiene compensaciones no financieras, bonos por productividad y proactividad. También percibe un monto de dinero por concepto de transporte, boletos que puede canjear por comida y servicio de lavandería gratuito.

¿Quién de los tres trabajadores tiene un empleo remunerado? ¡Los tres! Aunque la remuneración sea diferente y no está asociada a un pago fijo mensual, todos los trabajadores reciben una contraprestación económica por su trabajo. La diferencia está en la naturaleza del pago.

Puede interesarte: Las ventajas del pago por comisiones

La concepción del trabajo remunerado en la sociedad

A pesar de que el concepto de trabajo remunerado está definido en las diferentes leyes laborales de los países, la sociedad le da una concepción diferente. El empleo remunerado es sinónimo de primer empleo y se realiza esta distinción porque la mayoría de los estudiantes y jóvenes universitarios trabajan sin remuneración a cambio de experiencia.

A esto se le conoce como empleo no remunerado y no solo se limita al primer empleo. El trabajo de las amas de casa es considerado como un empleo no remunerado, por ejemplo. Las personas que trabajan en contra de su voluntad -y, a menudo, en condiciones infrahumanas- no reciben el trato de trabajadores no remunerados, aunque, en esencia, lo son. Este caso está más relacionado con la esclavitud moderna.

Sin embargo -y pese a sus diferencias- las tres posiciones tienen algo en común: su situación de vulnerabilidad. Las personas que trabajan sin remuneración suelen estar en un estado de indefensión y por eso aceptan las condiciones que las empresas les proponen.

Volviendo al caso del joven universitario, es posible que él necesite un pago mensual para poder cumplir con las cuotas de su préstamo estudiantil, pero acepta un empleo no remunerado para poder adquirir experiencia y solicitar otros puestos de empleo remunerado en el futuro.

No dejes de ver: Las diferencias fiscales entre un bono y una comisión

Consideraciones finales sobre el trabajo o empleo remunerado

El salario es un tipo de remuneración, pero no es el único. Los salarios en especie, bonos y comisiones también forman parte de la remuneración. No hay que ser un empleado por tiempo determinado o indeterminado -es decir, bajo contrato- para recibir una contraprestación económica. Los freelances, autónomos, vendedores por comisión y empleadas domésticas también tienen trabajos remunerados.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.