Cuáles son las características más importantes de una empresa

Existen muchas definiciones para el término "empresa", la mayoría de ellas apuntan hacia un grupo de personas que trabajan para un objetivo común, con la finalidad de obtener un beneficio y satisfacer al consumidor. Según el derecho internacional, una empresa engloba un conjunto de capital, trabajo y administración con la finalidad de satisfacer alguna necesidad del mercado. Las empresas requieren múltiples elementos para funcionar y alcanzar sus objetivos, por ejemplo, recursos humanos, bienes materiales y recursos financieros. En este texto te hablaremos de las ‌características de una empresa‌ para que puedas comprender mejor su significado. Además, mencionaremos algunos de los ‌tipos de empresa‌ que existen.

Muchas variables están involucradas en el funcionamiento de una empresa.

Quizás te interesa:La consolidación de una empresa

¿Qué es una empresa?

El concepto de empresa se puede resumir en una organización que procesa recursos, como mano de obra, materiales y maquinaria, para generar un producto o servicio que tiene el objetivo de satisfacer una necesidad o cubrir una demanda que existe en el mercado. Este producto o servicio se vende a un cliente con el fin de obtener un ingreso monetario para generar un beneficio económico, conocido como utilidad. El lograr este beneficio económico determina en gran medida si se considera una empresa exitosa o no.

Las personas son partes integrales de las empresas, ya que los empleados son los recursos humanos que permiten que la empresa realice todas las funciones para poder generar los productos o servicios que luego ofrece al público. El equipo de trabajo se divide en departamentos encargados de diferentes partes del proceso de administración, fabricación y venta de los productos o servicios que la empresa ofrece. Cada departamento tiene personal especializado que trabaja en equipo para cumplir los objetivos establecidos de la empresa.

Características más importantes de las empresas

A continuación presentamos algunas de las otras características importantes de las empresas que todas comparten, sin importar si son pequeñas como la tienda de la esquina, medianas o si son las grandes empresas con una enorme estructura organizativa alrededor del mundo.

1) Identificación de la empresa

Toda empresa tiene un nombre que la identifica, tanto interna como externamente. Posee un domicilio comprobado donde realiza sus actividades productivas y administrativas, y posee un patrimonio conformado por medios económicos y financieros, derechos y obligaciones con los que lleva a cabo sus actividades.

2) La Misión

Describe la razón o motivo por la cual se crea la empresa. La misión traza un camino desde lo que se hace en el presente hasta lo que se pretende alcanzar. La misión pudiera indicar qué medios usará la empresa en el corto y mediano plazo para conseguir cumplir su visión.

3) La Visión

Es una declaración de la meta corporativa, una ‌descripción de lo que pretende ser la compañía en el futuro‌. La visión de la empresa siempre es a largo plazo, ya que explica cómo la empresa quiere que sea el futuro si logra cumplir con su misión.

4) Imagen Corporativa

Entre las ‌características generales de las empresas‌ podemos mencionar la imagen corporativa como una de las más relevantes. Esta imagen define su personalidad y es el reflejo de sus valores, con los cuales los clientes se sienten identificados.

La imagen corporativa va mucho más allá de mostrar la marca de una empresa. Una correcta estrategia de imagen logrará fidelizar al cliente que, al sentirse valorado e identificado, mantendrá un importante hilo comunicacional con la compañía. En un entorno altamente competitivo, ‌la imagen marca la diferencia‌, independientemente de los ‌tipos de empresas‌ que deben.

6 Tipos de empresas y sus características

Agrupar a empresas por tipos puede ser una labor de envergadura inagotable, como inagotables pueden ser los términos que existen para facilitar algún análisis de sus objetivos, metas, funciones, métodos de trabajo y demás. A manera de ilustración, se presentan algunas de las clasificaciones más comunes.

1) Pública, privada o mixta: El origen del capital

Según la fuente desde donde proviene su dinero, una empresa puede ser:

  • Pública:‌ aquella que ha sido financiada y es administrada por el estado. En muchos casos estas empresas han sido creadas con la finalidad de resolver alguna necesidad social.
  • Privada:‌ es aquella que ha sido constituida por personas naturales o jurídicas, no gubernamentales.
  • Mixta:‌ estas empresas son una fusión de pública y privada. La proporción en cuanto al capital y la administración puede variar.

2) Constitución jurídica

La forma jurídica de cada empresa es determinada en función del número de socios, el capital que se va a invertir y la responsabilidad que se vaya a asumir. En el caso de México, dependiendo de estas características, existen 10 tipos de empresas o formas jurídicas mercantiles, regidas por la Ley General de Sociedades Mercantiles. En cuanto a su responsabilidad, puede ser limitada o ilimitada. Según el número de socios, si va a tener uno, dos, o más. Según el capital, varía según el tipo de sociedad. Por ejemplo, para la sociedad en nombre colectivo no existe capital mínimo para su constitución. Para la sociedad de responsabilidad limitada (SRL), el capital mínimo es de 3000 pesos. Y para el tipo de sociedad más común, que es la sociedad anónima (SA), el capital mínimo es de 50,000 pesos.

3) Finalidad de la empresa

La finalidad es otra de las ‌características generales de las empresas‌ de mayor importancia. Aunque no es lo más habitual, una empresa puede haber sido creada sin la intención de generar lucro, en cuyo caso la empresa maneja recursos, pero no obtiene utilidades, ya que no persigue un fin económico. Para estos ‌tipos de empresas‌ el fin suele ser educativo, cultural, asistencial, o social. Por otra parte, se encuentran las empresas más comunes, las que están enfocadas en la obtención de beneficios económicos, estás organizaciones producen bienes o servicios con ánimo de lucro.

4) Tamaño de la empresa

El tamaño de la empresa está relacionado con el número de personas que trabajan en ella. Las más pequeñas son conocidas como microempresas y poseen menos de 10 trabajadores, en una pequeña empresa trabajan entre 10 y 49 personas, en la mediana empresa entre 50 y 249 trabajadores y, finalmente, una empresa grande es aquella que cuenta con más de 250 trabajadores.

5) Primario, secundario, terciario, o cuaternario: Sector en el que opera la empresa

Según la naturaleza y actividades que cada empresa realiza, se encuentra en alguno de los siguientes sectores productivos:

  • Primario:‌ empresas que se dedican a la extracción de materias primas, transformación en productos semi elaborados o agricultura.
  • Secundario:‌ en este sector se encuentran las empresas de manufactura. Aquellas que, a partir de materias primas, realizan productos semi-elaborados o productos finales. Este sector también se conoce como sector industrial.
  • Terciario:‌ este es el sector de servicios dedicados a otras empresas, particulares o al estado.
  • Cuaternario:‌ corresponde a la gestión del área de información, labores intelectuales o economía del conocimiento y servicios no susceptibles de mecanizar.

6) Nacionales, extranjeras o mixtas: El origen de la empresa

Las características de una empresa‌ también pueden ser diferentes en función de su origen:

  • Nacionales‌: su capital proviene residentes de un determinado país.
  • Extranjeras‌: son aquellas que están constituidas en el país, pero su capital no es aportado por nacionales.
  • Mixtas‌: son una combinación de las dos anteriores.

Lee también:Cómo fusionar dos empresas pequeñas

Ejemplos de empresas

En el mundo hay cientos de miles de empresas que trabajan día a día para producir y comerciar los productos y servicios que utilizamos a diario. A manera de ilustración, mencionamos aquí ejemplos de empresas reconocidas dentro las diferentes industrias a las que se dedican, agrupándolas por sector.

Informática‌: Google, Microsoft, Apple, Oracle.

Petróleo y gas:‌ British Petroleum Company, Royal Dutch Shell, ExxonMobil, Total, ConocoPhillips, Chevron.

Industria hotelera:‌ Marriot International, Hilton Worldwide Holdings, Intercontinental Hotels.

Industria automovilística:‌ Volkswagen Group, Toyota Motor, Daimler, Ford Motor, BMW Group.

Líneas aéreas:‌ Delta Air Lines, KLM, JetBlue Airways, United Airlines, American Airlines.

Comida rápida:‌ McDondald’s, Carl’s Jr., KFC, Domino’s, Chick-fil-A, Sonic.

Redes sociales:‌ Meta (Facebook, Instagram, Messenger), Twitter, TikTok.

Electrodomésticos:‌ LG Electronics, Panasonic, Oster, Whirlpool, KitchenAid.

Entretenimiento:‌ Disney, Warner, Discovery, Netflix, Electronic Arts.

Cómo has podido observar, son muchos los factores que están relacionados con las ‌características de las empresas‌ y que nos ayuda a realizar una clasificación de las organizaciones según elementos específicos. Incluso, podríamos seguir añadiendo características a la lista anterior. Por ejemplo: según su actividad económica, las empresas pueden ser agrícolas, comerciales, de servicios, entre otras. Según su desempeño comercial o volumen, pueden ser mayoristas, minoristas o comisionistas. La manera de agruparlas es infinita.

Te recomendamos:Cuáles son los distintos tipos de fusiones

×