Salario de las empleadas de hogar en España

En España, la relación laboral entre patronos y empleadas de hogar, también conocidas como empleadas domésticas, se ha regido por diferentes decretos, entre ellos los más conocidos son el Real decreto 1620/2011 y el Real Decreto 1424/1985.

Algunos críticos de estos decretos indican que su ambigüedad menoscaba los derechos de los trabajadores y ha llevado a que gran parte de este sector de trabajo se encuentre en la economía sumergida.

Actualmente, la empleada de hogar se encuentra bajo la figura de relación de trabajo especial, la cual es concertada entre ambas partes con el fin de prestar un servicio retributivo que se realiza en el ámbito del hogar familiar.

La legislación del gobierno de España considera que las actividades que corresponden al régimen de empleadas de hogar son: cuidados y atención de los miembros de la familia, tareas domésticas y trabajos como jardinería, guardería y conducción de vehículos, cuando esta labor forma parte de las tareas domésticas.

Podrías leer: ¿Qué es un trabajo por contrato?

1

¿Cuál debe ser el salario de las empleadas del hogar en España?

Según estipula la legislación, como mínimo se debe pagar a las empleadas del hogar el salario mínimo interprofesional (SMI), al cual no se le puede descontar nunca salario en especie por alojamiento o manutención, y en el caso de que exista salario en especie, este nunca podrá ser mayor al 30% del total del salario percibido.

Por lo tanto, el salario que como mínimo deben recibir las empleadas de hogar en España en el 2018 es de 858,55 euros netos al mes (12 pagas). En el caso de la empleada doméstica por hora debe recibir como mínimo 5,76 euros/h . Estas cifras representan un incremento del 4% con respecto al 2017.

SMI 2018 = 735,90 euros (14 pagas)

735,90 x 14 = 10.302,60

10.302,60 / 12 = 858,55 euros netos al mes.

El salario mínimo para media jornada corresponde al 50% de las cantidades anteriores. En el caso de la empleada doméstica por hora debe recibir como mínimo 5,76 euros/h en el 2018.

Sin embargo, siempre se podrá establecer un salario superior al SMI en el caso de que ambas partes estén de acuerdo.

2

¿Cómo debe ser el contrato de trabajo para las empleadas de hogar en España?

La relación laboral entre los patronos y las empleadas de hogar se establece mediante un contrato que puede ser verbal o por escrito.

La contratación puede ser directa entre las dos partes, mediante agencias de colocación o a través de servicios públicos de empleo. Estos contratos pueden ser de duración determinada o por tiempo indefinido, según lo que estipula la ley. En el caso que se establezca un período de prueba, este no puede ser mayor a 2 meses con un plazo de preaviso de 7 días.

Quizás te interesa: Cómo un contrato de trabajo beneficia o perjudica al empleado

3

¿Cómo es la jornada laboral de las empleadas de hogar?

Según establece la legislación, la jornada laboral es de 40 horas semanales pudiendo realizarse horas extras acordadas entre las partes. Se establece un mínimo de 12 horas de descanso entre cada jornada diaria y la trabajadora doméstica tendrá derecho a 2 horas al día para sus comidas principales, que se computan como horas de descanso y no como horas de trabajo. Tiene derecho también a 36 horas ininterrumpidas de descanso semanal que será el domingo completo y la mitad del sábado o del lunes.

El periodo de vacaciones será mínimo de 30 días naturales, los cuales pueden ser fraccionados. Estos 30 días pueden ser disfrutados en la casa de familia donde esté trabajando o en un lugar distinto a este. Además, disfrutará de las fiestas y permisos establecidos en la ley para los demás trabajadores.

4

Extinción de la relación laboral de las empleadas de hogar

La extinción de la relación laboral se puede dar por voluntad manifiesta del empleado, por despido disciplinario o por voluntad del empleador. En el caso del despido disciplinario este debe ser avalado por la jurisdicción competente, en caso que sea desestimado por este organismo el empleador deberá pagar en metálico como indemnización el salario de 20 días naturales multiplicado por el número de años de servicio hasta un máximo de 12.

En el caso del que el empleador decida finalizar el contrato unilateralmente, debe notificarlo de manera escrita. Si la duración del contrato fue superior a un año, se establece un plazo de preaviso de 20 días, si fue inferior será de 7 días. El preaviso puede ser sustituido por una indemnización equivalente a la cantidad de días que correspondan al preaviso.

5

Seguridad Social para las empleadas de hogar

Es importante destacar que el empleador siempre está obligado a dar de alta y realizar las cotizaciones de la empleada de hogar. En el caso de que la trabajadora preste servicio en varios hogares, cada uno de los empleadores debe hacer el alta, la baja y las cotizaciones correspondientes.

×