x

Cómo redactar una solicitud de local comercial

Escrito por Araceli Rodriguez última actualización: June 06, 2018
business image by peter Hires Images from Fotolia.com

Una de las tareas más importantes de un emprendedor es encontrar un local comercial donde funcionará la empresa, y uno de los requisitos para obtenerlo es redactar o llenar una solicitud (algunas administradoras inmobiliarias ofrecen un formato) Sin embargo, antes de redactar la solicitud debes estar seguro de que entre esos locales comerciales que alquilan se encuentra el ideal para tu negocio.

Te puede interesar: La renta promedio para los locales comerciales

¿Cuál es el local comercial ideal para tu negocio?

Existen muchos factores a tener en cuenta al momento de decidirse por alquilar un local comercial, pero los más importantes son: ubicación, propósito, precio, seguridad, tamaño y servicios.

Respecto a la ubicación, una de las primeras decisiones que se tienen que tomar para elegir la localización más idónea de un negocio es determinar la población donde se va a ubicar. Para ello es necesario realizar un análisis exhaustivo de algunos factores como el mercado, los clientes, los servicios, el acceso, la mano de obra, el costo social.

La localización debe estar los más cercana posible al mercado y a los clientes, pues por muy bueno que sea tu producto o servicio, los proveedores y clientes tomarán en cuenta la distancia que deben recorrer para llegar a él.

La ubicación también tiene que ver con la disponibilidad de servicios, pues hay algunas zonas donde solo están disponibles los servicios básicos como agua y electricidad, mientras que otras cuentan además de estas con wifi (algo imprescindible en la actualidad pero que lamentablemente no llega a todas partes)

Las rutas de transporte y las vías de acceso serán otros de los factores a considerar, puesto que tanto los clientes como el personal no deben necesitar de mucho esfuerzo o desembolsar grandes costos para llegar hasta el local comercial.

La seguridad es un punto muy importante, puesto que en todo momento los propietarios del negocio, el personal que allí labora y los clientes que acceden a él no deben tener temor de sufrir robos o cualquier acto vandálico.

En cuanto al costo social, hay zonas donde los tributos (tasas, contribuciones e impuestos) son más altos que otros, lo que debe considerarse dentro del presupuesto de costos, evitando que esto impacte demasiado en el precio del producto o servicio.

Por otro lado, hay ordenanzas municipales que deben evaluarse para verificar que estas no afecten el negocio. Por ejemplo, imagina que el local comercial no cuenta con estacionamiento para los clientes y uno de los reglamentos municipales prohíbe el aparcamiento vehicular por más de 30 minutos en la zona, pero prestas un servicio cuya duración excede los 45 minutos en promedio. El cliente lo pensará dos veces, considerando el costo de estacionamiento que debe pagar o el riesgo de infringir la ley.

Igualmente, la ubicación de la competencia es esencial que sea examinada, puesto que lo ideal es contar con una competencia sana que impulse a mejorar y atraiga una mayor clientela y no competidores desleales que desvirtúen los precios o establezcan estrategias que pongan en entredicho la calidad o imagen de tu producto.

En esencia, debes saber dónde se encuentra el competidor más cercano e inclusive si hay planes de competencia futura. Si es así, debes valorar las posibles características que tendrá este competidor y de qué manera impactará tu negocio.

La infraestructura de los locales comerciales debe también ser objeto de análisis, donde caben preguntas como ¿Tiene suficiente espacio tanto para ahora como para el futuro, considerando el crecimiento de la empresa? ¿Es una construcción remodelada o nueva? ¿Tiene un diseño exterior agradable a la vista? ¿Su distribución interior es adecuada para el personal y los clientes? ¿Su estructura es segura? ¿Cuenta con salidas de emergencia? ¿El desplazamiento vehicular por los alrededores no genera contaminación ambiental o sónica? Estas y otras interrogantes deben ser despejadas debidamente antes de realizar la carta de solicitud.

Finalmente, el costo de la renta del alquiler, además de contribuciones, condominio y servicios, es uno de los aspectos que no deben olvidarse. En este sentido, hay que poner cuidado a la letra pequeña del contrato de arrendamiento, aquella relacionada con los cambios en el canon, en cuanto a tiempo de vigencia del mismo. Asimismo, hay que ponderar si ciertos gastos de mantenimiento correrán por tu cuenta o si en caso de sucesos fortuitos los gastos ocasionados serán cubiertos por el seguro.

Una vez considerado los puntos anteriores y estando seguro que el local comercial que quieres solicitar cumple con todos los requerimientos, el próximo paso es escribir la carta.

¿Qué aspectos debes considerar para escribir la carta de solicitud?

Debes empezarla identificándote, es decir, proporcionando tus datos personales (Nombres y apellidos, domicilio completo, teléfono, correo electrónico)

Además, debes proporcionar los tu negocio, tales como el nombre o razón social, la forma jurídica, esto es si una sociedad anónima, por ejemplo, su fecha de constitución, donde fue registrada, y si se encuentra en funcionamiento proporciona la dirección, teléfono y correo electrónico. También es conveniente ofrecer datos sobre el capital social y el origen de los mismos, además de la actividad a la que se dedicará y la potencia eléctrica que necesitaras contratar.

Como el objetivo es ofrecer una excelente imagen del negocio para obtener la aprobación de la solicitud, lo ideal es ser detallado pero conciso en la descripción de las actividades a realizar dentro del local comercial, proporcionando datos concretos sobre la categoría en la que se ubica la empresa, esto es si es un emprendimiento, una sucursal, una oficina de representación, etc.

En esta descripción es importante además señalar el número de empleados con que cuenta la organización, si entre ellos se encuentra personal con discapacidad y de qué tipo, el nivel académico y profesional de esta nómina.

Un renglón que valoran mucho las administradoras de locales comerciales, porque les ofrece un margen de confianza, son datos relacionados con la formación dada por la empresa a los trabajadores, las normas institucionales que aplica para la protección medioambiental, así como las de seguridad e higiene en el trabajo y por último, pero no menos importante, si cuentan con certificados de calidad

No dejes de leer: Cómo promocionar un local comercial en renta

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • business image by peter Hires Images from Fotolia.com