x

La historia de la tinta invisible

Escrito por Aron Mejias Revisado por Karina Da Silva, Lic. última actualización: March 22, 2019

¿Conoces la historia de la tinta invisible? ¿Sabes qué es o por qué se creó? En realidad este término puede ser desconocido para muchas personas. Puede ser que ni siquiera lo hayas escuchado o utilizado nunca, tal vez lo conozcas como tinta de seguridad. Si así tampoco sabes de qué estamos hablando no te preocupes, hoy te contaremos la historia de la tinta invisible y algunas generalidades o curiosidades sobre la escritura secreta.

¿Qué es la tinta invisible?

La tinta invisible o tinta de seguridad como algunos prefieren llamarla, es una sustancia que se vuelve invisible al entrar en contacto con una superficie, esto puede ser de inmediato o desaparecer poco después.

Este tipo de tinta es utilizado principalmente por profesionales de seguridad e inteligencia para ocultar información confidencial o muy importante que solo deben ser vistos por personas específicas que conocen muy bien esta sustancia y saben cómo revelar el mensaje sin ningún problema o complicación.

Tal vez te pueda gustar: Cómo reciclar bolígrafos de tinta

Tipos de tinta invisible

La tinta invisible o de seguridad podemos dividirla en 2 categorías, una con fluidos orgánicos, y la otra son tintas simpáticas o sintéticas, hablemos un poco de cada una de ellas antes de conocer bien su historia.

1. Tintas orgánicas

Estas utilizan elementos naturales como vinagre, jugo de limón, leche, jugo de cebolla o incluso sangre sudor y saliva. La idea es que para desarrollar una reacción con estas y lograr descifrar el mensaje, es necesario usar calor de fuegos, bombillas o cualquier cosa que irradie el calor suficiente para que estas sustancias reaccionen y permitan su lectura.

2. Tintas simpáticas o sintéticas

Estas tintas son más complicadas y requieren mayor esfuerzo, además requieren más de un químico para su creación, y por si fuera poco se necesita un reactivo específico (usualmente más químicos) para lograr desarrollar el mensaje.

Te recomendamos: Plumas fuente Vs. Bolígrafos

La historia de la tinta invisible desde la antigüedad

Como debes estar sospechando, uno de los usos más frecuentes desde el inicio de los tiempos de la tinta invisible ha sido en las guerras. Usualmente era utilizada para enviar mensajes ocultos o cifrados, para que si llegaban a ser interceptados por los enemigos no se corriera ningún riesgo de filtración de información.

Además de esto, los antiguos griegos y romanos también hacían uso de esta tinta para la escritura de libros y manuscritos, estamos hablando de 2.000 años atrás. Por si fuera poco, en el renacimiento la tinta invisible o de seguridad era utilizada para escribir textos de amor y consignaciones políticas.

La historia de la tinta invisible no para ahí, durante la revolución en la guerra entre Estados Unidos y los británicos, personajes emblemáticos y tan reconocidos en el mundo de las relaciones públicas como George Washington, desarrollaban sus estrategias y se comunicaban con mensajes escritos tanto con tintas orgánicas como sintéticas. Esto, además cargado de signos y letras que eran utilizados como códigos secretos para saber con qué tipo de material la letra dejaría en visto su mensaje. Por ejemplo, si aparecía una F en alguna esquina del mensaje esto significaría que debían revelar el mensaje oculto con fuego, si por el contrario se necesitase algo tan fuerte como el ácido, la letra A se mostraría en cualquier otra esquina, así con toda seguridad podrían mandar sus estrategias de pelea.

También te puede interesar: Cómo imprimir calcomanías planchables

Si hablamos de la Primera y Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría, podemos ver que la utilización de tinta invisible se convirtió en algo más técnico y desarrollado, pues los combatientes comenzaron a utilizar laxantes y remedios antipiréticos para hacer mejores tintas invisibles. Además de esto, desarrollaron tintas mucho más avanzadas con sulfato de cobre, hierro y sales de cobalto que les permitía leer los mensajes con amoniaco y carbonato de sodio, descubrieron soluciones que les permitían ver las letras en color marrón, facilitando así su lectura.

En fin, unas tácticas muy interesantes y sofisticadas para la época, que nos dejan ver el ingenio de nuestros antepasados, y aunque después del fin de la guerra fría se comenzaron a digitalizar estos mensajes con tinta invisible, en la actualidad prevalece el uso de esta, aunque no con tanto apogeo, no se abandona. Por ejemplo, recientemente un musulmán británico fue encontrado con un libro escrito en tinta invisible que contenía la información de contacto de los terroristas de Al Qaeda.

Sigue leyendo: Cómo conseguir que la tinta fluya en una pluma fuente

La historia de la tinta invisible es más interesante de lo que pensabas ¿verdad? Es increíble y muy curioso ver cómo la necesidad de protección nos lleva a desarrollar métodos tan interesantes como enviar mensajes ocultos al ojo humano, mensajes que solo pueden leer aquellos que tengan conocimiento del manejo de estos elementos.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.