Políticas y procedimientos: los mejores métodos para obtener huellas digitales

Escrito por Ana P. Ferrari ; última actualización: September 14, 2018

La huella dactilar, huella digital o “dermatoglifo” es un método de “identificación antropológica” que por más de cien años ha permitido la resolución de millones de crímenes en el mundo y puesto tras las rejas a los responsables.

La detección de una huella dactilar se produce por la impresión que dejan las crestas papilares de nuestros dedos, especialmente nuestro dedo índice o el pulgar, sobre prácticamente cualquier superficie.

La huella digital es simplemente el dibujo del patrón de nuestra yema de los dedos, la cual, es única para cada individuo de la raza humana, como lo son los patrones de las rayas de las cebras o las manchas del tigre.

De acuerdo con Forensicsciencesimplified.org es posible obtener huellas dactilares en prácticamente cualquier superficie sólida, incluso el cuerpo humano. Los investigadores de escenas de crimen, científicos forenses y otros especialistas en criminalística clasifican las huellas dactilares según el tipo de superficie en la que se obtienen y si resultan o no visibles fácilmente.

Conozcamos a través de éste artículo un poco de historia sobre los métodos de obtención de huellas dactilares y algunos datos y técnicas de tan interesante tema en criminalística.

No dejes de leer: ¿Cuánto gana un investigador de escenas del crimen?

Un poco de historia sobre las huellas digitales

Los métodos para la resolución de crímenes a través de la identificación por huellas digitales tienen sus comienzos hacia la última década del siglo XIX.

El primer estudio en aproximar esta metodología en identificación antropológica fue el del médico científico y antropólogo francés Alphonse Bertillon quien se oponía al empleo de la fuerza para la aprensión de criminales y en 1882 propuso la “antropometría” en apoyo de la resolución de crímenes. Método rápidamente acogido en Europa y Estados Unidos.

El aporte de Bertillon fue analizado y aplicado a las huellas dactilares en 1892 por el doctor antólogo y geógrafo inglés Francis Galton quien reconoció un total de cuarenta rasgos distintivos en las huellas digitales, dando argumento además al hecho de que las huellas dactilares no se modifican a lo largo de toda la vida del individuo, siendo un carácter distintivo único incluso para gemelos.

Los cuarenta rasgos de Galton fueron evaluados, mejorados y puestos en práctica por primera vez en 1894 en Buenos Aires, Argentina de manos del antropólogo croata, nacionalizado argentino Juan Vucetich. Quien para 1891 ya había creado el primer sistema de registro de fichas dactilares del mundo. El 1894 tras haber certificado el procedimiento de registro con al menos 645 reclusos, la policía de Buenos Aires adoptó formalmente la metodología de reconocimiento por huellas dactilares.

No dejes de leer: La historia de la fotografía forense

Métodos para obtener huellas dactilares

De acuerdo con Bbvaopenmind.com las huellas digitales hoy en día se han convertido en el “código de barras” de raza humana. Su uso saltó de las fichas de Vucetich a los registros sociales, control de horario e incluso nuestra portátil y hasta el Smartphone. Veamos cómo se obtienen las huellas digitales en una escena de crimen.

La Impresión patente y la impresión latente.

Una impresión patente de una huella dactilar es aquella que puede ser apreciada a simple vista, como cuando pones el dedo en un vidrio muy limpio.

Una impresión patente de una huella digital se registra o se recoge muy fácilmente, mediante una simple fotografía.

Los detectives o investigadores de escenas de crimen hacen uso de cámaras de alta resolución, fuentes de luz alternativa, ángulos bajos para mejorar la calidad de la imagen y facilitar la identificación.

Ahora bien, una impresión de huella dactilar latente, debe develarse mediante el empleo de agentes químicos en polvo, gel y tintes que según forensicsciencesimplified.org pueden ser granulado negro, escamas de aluminio, polvo magnético, entre otros. Entremos en detalle.

Método con polvos

Los polvos se pueden utilizar para obtener huellas digitales de superficies suaves, sobre cualquier objeto que no pueda ser llevado fácilmente al laboratorio criminal para usar otro método.

El color del polvo debe contrastar con el color de la superficie, para que la huella sobresalga. Una buena huella digital puede obtenerse con un polvo sólo si la impresión no tiene muchos meses de antigüedad.

Te puede interesar: ¿Cuál es el rango salarial de un médico forense?

Polvos SPR

El polvo reactivo de partículas pequeñas (SPR, por sus siglas en inglés) es un tipo de polvo insoluble que se puede utilizar para obtener huellas digitales.

El polvo SPR puede aplicar poniéndose sobre la superficie que va a ser probada en forma de mezcla líquida o suspensión y después secando la suspensión o rociando la mezcla seca directamente sobre el objeto.

La ventaja de utilizar un reactivo de partículas pequeñas, al contrario de un polvo ordinario, es que se puede utilizar incluso sobre superficies húmedas. Algunos tipos de estos polvos están especialmente diseñados para ser más efectivos en objetos oscuros.

Métodos VMD

La deposición de metal al vacío (VMD, son sus siglas en inglés) es considerada como una forma muy efectiva de obtener huellas digitales, porque puede producir imágenes altamente detalladas de la impresión digital.

Una capa microscópica de oro se deposita sobre la superficie que va a ser probada, y después se aplica zinc, aluminio o cadmio encima. La huella digital aparece como unas crestas transparentes sobre un fondo de zinc.

Este método es capaz de obtener huellas digitales de superficies como ropa o papel moneda, siempre y cuando la impresión no tenga más de un par de días.

Cinta de gelatina

La cinta de gelatina es otra invención para obtener huellas digitales. La misma se aplica a la superficie y después se expone a radiación infrarroja para producir una imagen.

Este método para obtener huellas digitales es comparativamente avanzado y puede aportar numerosos detalles personales en la impresión, incluyendo el sexo y la raza del sujeto, así como saber si la persona es “carnívora o vegetariana.”

También podría ser utilizada para detectar rastros de explosivos o pólvora. La cinta de gelatina no daña la huella original, lo que le da una ventaja sobre los métodos tradicionales.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article