x

Cómo escribir un argumento

Escrito por Aron Mejias Revisado por Karina Da Silva, Lic. última actualización: March 15, 2019

Aprender cómo escribir un argumento te salvará la vida en más de una ocasión. Los argumentos son la base de cualquier texto o exposición, debido a que es por medio de ellos que se le da fuerza a una idea o planteamiento.

En este artículo no solo entenderás qué es un argumento y cómo escribir un argumento, sino que además aprenderás algunos tips básicos de escritura y diferentes tipos de estructuras argumentativas que te ayudarán a llevar tus ideas a otro nivel.

Cómo escribir un argumento como todo un profesional

Antes de entrar en materia es preciso saber a ciencia cierta a qué te estás enfrentando, para poder comprender mucho mejor todo lo que sigue:

¿Qué es un argumento?

Un argumento es un ejercicio de carácter expositivo, en el que por medio de razonamientos se pretende justificar o demostrar algo.

El objetivo principal del uso de argumentos, es plantear ideas coherentes y sólidas que lleven un mensaje verídico al interlocutor, por medio de diversas técnicas discursivas formales e informales. Todo esto con el fin de demostrar todas las bases necesarias para sustentar lo razonable de una idea.

Los argumentos son usados generalmente en textos académicos o exposiciones. Pueden ser planteados de forma oral o escrita, y siempre deben funcionar como hilo conductor para el desarrollo de una hipótesis.

También te puede interesar: Cómo escribir un informe breve

Características de un argumento

Para escribir un argumento debes tener claras cuáles son sus características para que puedas desarrollarlo de forma efectiva. Antes de contarte cuáles son los tipos de argumentos, debes conocer sus particularidades estructurales:

  • Coherencia y cohesión: Un argumento debe ser expuesto de forma coherente, de modo que todas las ideas se conecten entre sí.
  • Sustento teórico o vivencial: Los argumentos deben estar construidos con base a planteamientos teóricos o experienciales que permitan asegurar que una idea o hecho es cierto por consenso.
  • Sentar tu postura: Existen argumentos positivos y negativos. Los primeros pretender defender una idea por medio de pruebas. Los segundos por su parte buscan refutar un postulado con base en evidencia. La idea es que delimites tu postura, para poder desarrollar el argumento de un modo efectivo.
  • Persuasión: El objetivo principal de la argumentación es persuadir, por eso debes usar diversos recursos estilísiticos que le permitan al interlocutor tomar por cierto lo que estás diciendo.
  • Uso del lenguaje: La ortografía y la gramática son la base de cualquier tipo de texto, por eso, sin importar si tu argumento es oral o escrito, debes hacer un uso adecuado del lenguaje.

También te puede gustar: Cómo escribir un artículo de análisis

Tipos de argumentos

Después de saber las características estructurales de un argumento, es momento de que sepas cuáles son los principales tipos de argumentos y puedas aplicar el que más le conviene a tus objetivos.

1. Argumentos de autoridad:

Este tipo de argumentos son aquellos que están basados en la opinión de una persona de prestigio en el área que estamos abordando. Estos generalmente están sustentados con citas textuales.

2. Argumentos racionales:

Son aquellos que sustentan en verdades o teorías admitidas por la ciencia o por la sociedad. Estos, parten de hechos que todo el mundo considera verídicos.

3. Argumentos de hecho:

Estos argumentos se basan en pruebas observables que sirven como base para sustentar una tesis.

4. Argumentos de ejemplificación:

Los argumentos de ejemplificación son aquellos que se construyen con diversos ejemplos tomados de fuentes oficiales, con el fin de que sirvan como evidencia.

5. Argumentos de causa y efecto:

Estos argumentos se construyen, como su nombre lo dice, analizando los posibles efectos que puede tener una acción. Este también funciona como un ejercicio lógico en el que B es una consecuencia inevitable de A.

6. Argumento por contradicción:

Este tipo de argumentos buscan sustentar una tesis por medio de la refutación de hechos o ideas falsas, que hagan desembocar las ideas en la comprensión de tu argumento como algo verdadero.

7. Argumentos por analogía:

Son todos los argumentos que se desarrollan mediante la comparación de una idea con otras similares.

Te encantará: Cómo escribir un ensayo sobre una entrevista

Construcción de un argumento

Después de tener claro qué es un argumento, cuáles son sus características y cuáles los principales tipos, lo único que te queda por conocer es cuál es la estructura para que puedas escribir el mejor.

Las partes de un argumento son 3: Introducción, Desarrollo y Conclusión. En la introducción debes presentar el tema y cuál es el objetivo de tu argumentación. El desarrollo, se trata de proponer las ideas y pruebas que sustentan tu tesis, y para finalizar, la conclusión es el resultado obtenido después de la exposición de tus ideas.

Como ves, saber cómo escribir un argumento no solo te ayudará en el ámbito académico, sino que además te ayudará a defender mejor tus ideas en cualquier diálogo de la vida cotidiana.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.