x

Definición de políticas contables

Escrito por Macarena Cansino Revisado por Karina Da Silva, Lic. última actualización: May 02, 2019

Las empresas utilizan la contabilidad para registrar y reportar sus transacciones financieras a las partes interesadas externas. Esta labor se realiza en base a ciertas reglas o políticas contables, que son desarrolladas por las empresas para garantizar que toda su información financiera está registrada o levantada en apego a los principios de contabilidad estándar.

Aunque la definición de políticas contables ha tenido distintas interpretaciones en el pasado, es entendido a nivel internacional y comúnmente aceptado en el mundo de las finanzas que se trata de un conjunto de principios específicos, bases de medición y prácticas estandarizadas que rigen o guían el ejercicio de la contabilidad dentro de las organizaciones.

Esto significa que las políticas contables se basan en el ejercicio regular y normalizado de diversas acciones cuyas características no varían y están aprobadas por la mayoría de contadores en el mundo.

Sin embargo, en el diseño y aplicación de políticas contables siempre hay un choque entre lo ideal y lo real, entre lo que es el deber ser en materia contable y lo que realmente se hace en la práctica cotidiana dentro de la mayoría de las empresas o unidades de negocios.

Lee también: ¿Quién infundó las PCGA?

Por tal razón siempre hay que tener en claro los conceptos que definen las políticas contables y sus características, y repasarlas sin cesar para evitar cualquier desviación u omisión en su práctica diaria. Vamos a ver algunas características de las políticas contables para entenderlas mejor.

Se basan en principios comúnmente practicados

Los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (PCGA) son un sistema de contabilidad basado en principios. Estas no son reglas específicas a seguir, pero las normas deben ser interpretadas por los contables y aplicadas a la información financiera de una empresa a través de las políticas contables.

Hay que recordar que los PCGA en Estados Unidos hace varias décadas para proteger a las empresas, los inversionistas y otras partes interesadas en el sector financiero, a raíz de que las prácticas contables disimiles de las empresas, en aquél entonces, eran altamente cuestionables.

Las políticas contables son las normas contables que se siguen a la hora de realizar las funciones de contabilidad interna. Estas normas se refieren a las funciones de cuentas por pagar, cuentas por cobrar, activos fijos, conciliaciones y contabilidad general.

En sí, estas políticas son un conjunto de principios, reglas y procedimientos específicos que son adoptados por una empresa o unidad de negocios a la hora de preparar y realizar los estados o documentos contables.

¿Por qué las empresas hoy en día se preocupan tanto por aplicar las políticas contables? Pues porque estamos en un mundo globalizado donde muchos países comparten o son parte de un mismo modelo económico y esto se aplica también al plano de las finanzas y la contaduría.

Actualmente existen varios organismos internacionales que fijan las normas a usar en el área de la contabilidad, mientras que en cada país existen entes reguladores que imponen reglamentos que obligan a aplicar políticas contables que en general están dentro de la misma línea dictada por los entes internacionales.

Por ejemplo, una buena parte de las políticas contables se elaboran en función de los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados, mientras que otros son emitidos por universidades o instituciones académicas especializadas en la materia.

Así mismo, estas políticas también pueden conformarse o elaborarse en apego al código de comercio y la legislación mercantil de cada país.

Son revisables y rectificables

En el desarrollo de las políticas de contabilidad, las empresas pueden consultar a un contador público certificado (CPA) para asegurarse de que sus políticas contables reflejan con precisión la interpretación correcta de los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (PCGA).

Sin embargo, una de las características más importantes de las políticas contables es que se pueden cambiar si es necesario, siempre y el cuando el motivo sea mejorar la realidad financiera de la empresa o unidad de negocio.

Aun así, en su concepción las políticas contables están basadas en principios universalmente compartidos, por lo que no hay mucho espacio para que un administrador, gerente o contador haga interpretaciones particulares ante una situación determinada, por ejemplo, ante un cambio en la situación del mercado o de la situación país.

Facilitan explicar variaciones en los procesos contables

Debido a que las políticas de contabilidad varían de empresa a empresa, los estados financieros deben incluir declaraciones y notas que explican cómo ciertas partidas contables son tratadas bajo la política contable de la empresa.

Esto significa que siempre debe haber un mecanismo que permita entender la forma en las políticas contables aplicadas por una empresa permitirán reconocer, medir, presentar y mostrar sus transacciones ante los accionistas, el público y los entes reguladores.

En pocas palabras, cuando una empresa explica y detalla cuáles son sus políticas contables, los interesados pueden entender mejor los procesos de contabilidad realizados dentro de la misma.

Es importante aclarar que el diseño de las políticas contables en una empresa no es siempre responsabilidad de quienes trabajan en su contabilidad. Esta es una responsabilidad compartida, que involucra también a la directiva de la empresa, que es al final la que debe dar su aprobación y ordenar la implementación de las líneas de acción recomendadas por los contadores.

Te recomendamos leer: ¿Qué es la objetividad en la contabilidad?

En este punto, resalta el hecho de que en muchos países la elaboración de mejores políticas contables se ve afectada por la práctica de los administradores de trabajar más en función de “maquillar” los resultados financieros de la empresa, que de mostrar su realidad económica sin desvíos de ningún tipo.

Esto es algo común en muchas unidades de negocio donde la prioridad del proceso contable es reducir el monto de los impuestos que se deberán pagar al término de un período fiscal, en lugar de estar dirigida a recoger, procesar y mostrar con total exactitud la realidad de la empresa.

Por esta razón, los contadores pueden y deben ayudar a los dueños o administradores mayores a entender mejor, adoptar y respetar la elaboración y práctica de políticas contables claras y ajustadas a las normas.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.