¿Cuáles son los diferentes tipos de estrategias de negocios?

Escrito por Ana P. Ferrari última actualización: October 16, 2018

Las estrategias son definidas en forma general como un conjunto de acciones dirigidas a lograr una meta u objetivo determinado. Y en el caso de los negocios son muchas las metas y objetivos que se pueden plantear por lo que han de necesitarse diferentes tipos de estrategias para lograrlos.

Entre estas acciones que conforman las estrategias muchas de ellas van dirigidas a la administración de los recursos y esfuerzos para alcanzar dichos objetivos, y precisamente en la forma como estas acciones se integran dentro de un plan determinarán el tipo de estrategia que se estaría abordando.

Puede interesarte: Definición de estrategia de negocio

¿Cómo se caracterizan los diferentes tipos de estrategias de negocios?

Puede decirse que existe una amplia clasificación de tipos de estrategias pero la más aceptada es aquella que plantea la existencia de 4 tipos: 1) de crecimiento, 2) de diversificación, 3) de mantenimiento de la posición y 4) de reducción.

Entre las estrategias de crecimiento hay las llamadas estrategias competitivas que Michael Porter, el célebre creador de El diamante de Competitividad, considera como un conjunto de acciones defensivas u ofensivas para enfrentar y superar a la competencia.

Estas estrategias competitivas tienen como fin el crecimiento organizacional e impulso de la rentabilidad o productividad, y para ello se atiende a tres factores: El liderazgo orientado a los costos, la diferenciación de la competencia y la participación en el mercado.

Este tipo de estrategias de negocios generalmente la aplican las empresas grandes que buscan liderar el mercado y en ella se busca que la empresa reduzca sus costos para vender a precios más bajos que la competencia.

En la actualidad esta competencia de precios prevista dentro de las estrategias competitivas se orienta a la gestión de la cadena del valor, lo que ha conllevado a muchas empresas a contratar outsourcing para encargarse de buena parte de las actividades no competitivas en cuanto a costos.

En este tipo de estrategias de negocios el objetivo de segmentación de mercado está marcado por agresivas campañas de marketing. De allí que sean considerada más como estrategias de marketing.

Estas estrategias de marketing están relacionadas estrechamente con la diferenciación, pues se busca crear que los clientes perciban los productos o servicios como únicos. Es decir, la idea es hacer desaparecer la competencia, figuradamente hablando.

La alta segmentación del mercado es otra de las estrategias dentro del grupo de las del marketing competitivo. Acá el propósito es concentrarse en un segmento del mercado o nicho, es decir, un grupo reducido de clientes.

Esta estrategia generalmente va dirigida a reducir los costos pero tienen la desventaja en que enfrenta un riesgo alto porque se estaría abandonando una parte del mercado con consecuencias imprevisibles.

Las formas de diferenciar los productos o servicios como parte de estas estrategias de marketing son variadas, pueden enfocarse en la marca, la tecnología, los clientes, proveedores, entre otros.

Sigue leyendo: Definición de una estrategia de servicio al cliente

Las estrategias de diversificación y de mantenimiento de posición: Tipos de estrategias vinculadas a la rentabilidad

En las estrategias de diversificación el objetivo está puesto en ampliar o diversificar las actividades, ya sea porque no pueden alcanzar los objetivos planteados, no han obtenido la rentabilidad esperada o porque existe un excedente financiero.

Se trata de uno de los tipos de estrategias de negocios donde hay muchos riesgos implícitos, tanto de tipo financieros, tecnológicos, comerciales, económicos y hasta organizativos porque puede que se requiera adaptar la estructura organizacional y esto implica mayores inversiones, contrataciones o despidos, entre otros.

Respecto a las estrategias de mantenimiento de posición estas han sido ampliamente debatidas y criticadas porque se asume que una empresa no puede estancarse en una posición, siempre debe estar pensando en escalar no en mantenerse.

En sí se trata de estrategias utópicas y muchas veces la acometen las empresas que tienen una sólida posición en el mercado pero que les conviene no ser acusadas de monopolistas.

Las estrategias de reducción cuando no hay nada que hacer

Las estrategias de reducción forman parte de un proceso doloroso pero necesario para el mantenimiento organizacional.

En la actualidad las estrategias de reducción resultan bastante frecuente porque las empresas se ven enfrentadas a condiciones económicas, jurídicas, administrativas o tecnológicas adversas que las obligan a reducir su tamaño o participación en el mercado para poder sobrevivir.

Las consecuencias de estas estrategias de negocios no afecta por igual a todas las empresas, puesto que las empresas diversificadas suelen reducir desprendiéndose de las actividades que le resultan menos rentables mientras que las concentradas son las que se ven más perjudicadas al ser más compleja y traumáticos los planteamientos de las áreas que deben ser reducidas.

No dejes de leer: ¿Qué es una estrategia de renovación corporativa?

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.