Definición de estrategia de negocio

Escrito por Nelly Acosta ; última actualización: December 10, 2018

Formular una estrategia de negocios es muy necesario para enfocar el desempeño de una empresa, ya que es motivadora, informativa y estimula el cambio, es decir, es toda una herramienta para que un nuevo negocio tenga éxito.

Si no estás motivado para formular e implementar la estrategia de negocios apuestas más al fracaso que al éxito empresarial, ya que es también una herramienta muy útil para aplicar cuando monitoreas cuán bien le está yendo a un negocio a través del tiempo, y decidir el próximo paso a tomar para fomentar cambios y alcanzar metas y objetivos.

Formular una estrategia de negocios es prácticamente responder a la pregunta: ¿dónde estará tu empresa en un par de años? Si no es clara, tu empresa es un “barco a la deriva” sin objetivos ni logros que celebrar, sería una presa fácil que puede sucumbir en cualquier momento ante la competencia.

Te explicamos la definición del término estrategia de negocios y algunos aspectos a considerar para formularla.

No dejes de leer: La diferencia entre estrategia corporativa y estrategia de negocio

¿Qué es una estrategia de negocios?

Es un plan de mediano o largo plazo que orienta los recursos y esfuerzos de la compañía al logro de los objetivos comerciales, como estrategias de comercialización y distribución, mercado de clientes, programas de fidelización, construcción de la marca, participación de mercado, entre otros.

La estrategia de negocios se concibe como todo un plan maestro formulado por la directiva de la compañía, con el propósito de alcanzar sus objetivos como organización.

El sitio Businessjargons.com la define como un conjunto de decisiones que guían a los empresarios en el logro de sus objetivos comerciales específicos, que pueden contemplar una posición competitiva, satisfacción de clientes o metas operacionales específicas.

Bajo un enfoque simplista, el dominio business-case-analysis.com nos argumenta que la estrategia de negocio se define como un plan de alto nivel que la directiva de la empresa elabora para el logro de objetivos comerciales específicos.

Una definición un tanto más formal la ofrece Business Case Analysis, explicando que “es un plan de trabajo que permite a la empresa lograr su misión, priorizando esfuerzos, compitiendo exitosamente y optimizando el rendimiento financiero”.

De manera que las estrategias de negocio tienen éxito cuando fomentan el crecimiento de la compañía, una participación de mercado competitiva y resultados financieros sólidos de su modelo de negocios.

Te puede interesar: La definición de estrategia corporativa.

Formular una estrategia de negocios exitosa

Se utilizan para aumentar las ganancias potenciales y el éxito de un negocio en particular; en consecuencia, las estrategias comerciales a menudo tienen resultados rentables para los dueños de las empresas emergentes o startups.

Las alternativas de estrategias de negocios pueden ir desde elegir el nicho más rentable para un mercado, hasta encontrar maneras exitosas en que los propietarios de las empresas puedan promocionar su negocio. Muchas veces, son usadas para mejorar una empresa o alcanzar mejores resultados que sus competidores, haciendo uso de una o más técnicas.

Pero requieren de una planificación rigurosa para ser exitosas. A la hora de planificarla, los dueños de empresas deben elaborar una lista de aspectos y áreas donde su negocio necesita mejorar y luego desarrollar un conjunto de propuestas y acciones para que su empresa pueda mejorar.

Para Businessjargons.com, la planificación rigurosa de este “esquema de intensión y acción corporativa” persigue y logra:

  • Mayor efectividad en la gestión
  • Pautas de medición
  • Percepción y capitalización de oportunidades
  • Movilización eficiente y enfoque de recursos
  • Aseguramiento de posiciones de mercado competentes
  • Afrontar retos y prever amenazas
  • Guiar un comportamiento y mando sobre situaciones

Parte de la formulación de una estrategia comercial involucra el beneficio de analizar la competencia, es decir, lo que están haciendo otros negocios similares que están trabajando en su mercado para mejorar sus potenciales ganancias.

Una vez que una estrategia de negocios se ha establecido, se debe incorporar en el día a día de la gestión de la empresa. Además del potencial beneficio que otorga, las estrategias comerciales entregan a las compañías la oportunidad de llegar a ser populares y únicas en el mercado empresarial, por la vía de la calidad o la eficacia operacional o el posicionamiento estratégico, por poner un ejemplo.

Los dueños de las empresas se benefician, ya que una estrategia de negocios exitosa se enmarca desde la visión y trasciende a todas las áreas del negocio, dictando un marco de acción diferenciador que no otorga terreno a la improvisación. Y dan a los dueños de las empresas razones valiosas para evitar los errores y hacer las cosas de manera correcta desde la primera vez.

No existe garantía de que todas las estrategias de negocios sean efectivas. Algunas estrategias comerciales pueden incluso dañar el negocio si se hacen de una manera incorrecta o no se implementan de forma debida.

Por ejemplo, una estrategia de negocio en un nivel simple es impulsar a la empresa tomando ventaja de las redes sociales como Facebook y Twitter. Sin embargo, esta estrategia no será efectiva si el dueño de la empresa opta por enviar contenido vago o impreciso cuando intenta promocionar su empresa; como efecto adverso, la reputación del negocio se vería afectada y el negocio no recibiría muchos clientes.

Te puede interesar: Estrategias de colaboración empresarial

Formular una estrategia de negocios es muy necesario para enfocar el desempeño de una empresa, ya que es motivadora, informativa y estimula el cambio, es decir, es toda una herramienta para que un nuevo negocio tenga éxito.

Si no estás motivado para formular e implementar la estrategia de negocios apuestas más al fracaso que al éxito empresarial, ya que es también una herramienta muy útil para aplicar cuando monitoreas cuán bien le está yendo a un negocio a través del tiempo, y decidir el próximo paso a tomar para fomentar cambios y alcanzar metas y objetivos.

Formular una estrategia de negocios es prácticamente responder a la pregunta: ¿dónde estará tu empresa en un par de años? Si no es clara, tu empresa es un “barco a la deriva” sin objetivos ni logros que celebrar, sería una presa fácil que puede sucumbir en cualquier momento ante la competencia.

Te explicamos la definición del término estrategia de negocios y algunos aspectos a considerar para formularla.

No dejes de leer: La diferencia entre estrategia corporativa y estrategia de negocio

¿Qué es una estrategia de negocios?

Es un plan de mediano o largo plazo que orienta los recursos y esfuerzos de la compañía al logro de los objetivos comerciales, como estrategias de comercialización y distribución, mercado de clientes, programas de fidelización, construcción de la marca, participación de mercado, entre otros.

La estrategia de negocios se concibe como todo un plan maestro formulado por la directiva de la compañía, con el propósito de alcanzar sus objetivos como organización.

El sitio Businessjargons.com la define como un conjunto de decisiones que guían a los empresarios en el logro de sus objetivos comerciales específicos, que pueden contemplar una posición competitiva, satisfacción de clientes o metas operacionales específicas.

Bajo un enfoque simplista, el dominio business-case-analysis.com nos argumenta que la estrategia de negocio se define como un plan de alto nivel que la directiva de la empresa elabora para el logro de objetivos comerciales específicos.

Una definición un tanto más formal la ofrece Business Case Analysis, explicando que “es un plan de trabajo que permite a la empresa lograr su misión, priorizando esfuerzos, compitiendo exitosamente y optimizando el rendimiento financiero”.

De manera que las estrategias de negocio tienen éxito cuando fomentan el crecimiento de la compañía, una participación de mercado competitiva y resultados financieros sólidos de su modelo de negocios.

Te puede interesar: La definición de estrategia corporativa.

Formular una estrategia de negocios exitosa

Se utilizan para aumentar las ganancias potenciales y el éxito de un negocio en particular; en consecuencia, las estrategias comerciales a menudo tienen resultados rentables para los dueños de las empresas emergentes o startups.

Las alternativas de estrategias de negocios pueden ir desde elegir el nicho más rentable para un mercado, hasta encontrar maneras exitosas en que los propietarios de las empresas puedan promocionar su negocio. Muchas veces, son usadas para mejorar una empresa o alcanzar mejores resultados que sus competidores, haciendo uso de una o más técnicas.

Pero requieren de una planificación rigurosa para ser exitosas. A la hora de planificarla, los dueños de empresas deben elaborar una lista de aspectos y áreas donde su negocio necesita mejorar y luego desarrollar un conjunto de propuestas y acciones para que su empresa pueda mejorar.

Para Businessjargons.com, la planificación rigurosa de este “esquema de intensión y acción corporativa” persigue y logra:

  • Mayor efectividad en la gestión
  • Pautas de medición
  • Percepción y capitalización de oportunidades
  • Movilización eficiente y enfoque de recursos
  • Aseguramiento de posiciones de mercado competentes
  • Afrontar retos y prever amenazas
  • Guiar un comportamiento y mando sobre situaciones

Parte de la formulación de una estrategia comercial involucra el beneficio de analizar la competencia, es decir, lo que están haciendo otros negocios similares que están trabajando en su mercado para mejorar sus potenciales ganancias.

Una vez que una estrategia de negocios se ha establecido, se debe incorporar en el día a día de la gestión de la empresa. Además del potencial beneficio que otorga, las estrategias comerciales entregan a las compañías la oportunidad de llegar a ser populares y únicas en el mercado empresarial, por la vía de la calidad o la eficacia operacional o el posicionamiento estratégico, por poner un ejemplo.

Los dueños de las empresas se benefician, ya que una estrategia de negocios exitosa se enmarca desde la visión y trasciende a todas las áreas del negocio, dictando un marco de acción diferenciador que no otorga terreno a la improvisación. Y dan a los dueños de las empresas razones valiosas para evitar los errores y hacer las cosas de manera correcta desde la primera vez.

No existe garantía de que todas las estrategias de negocios sean efectivas. Algunas estrategias comerciales pueden incluso dañar el negocio si se hacen de una manera incorrecta o no se implementan de forma debida.

Por ejemplo, una estrategia de negocio en un nivel simple es impulsar a la empresa tomando ventaja de las redes sociales como Facebook y Twitter. Sin embargo, esta estrategia no será efectiva si el dueño de la empresa opta por enviar contenido vago o impreciso cuando intenta promocionar su empresa; como efecto adverso, la reputación del negocio se vería afectada y el negocio no recibiría muchos clientes.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article