Cómo convertir una imagen al código QR

Los códigos QR son imprescindibles en el mundo moderno. Si bien puedes compartir archivos usando la nube o aplicaciones de ofimática, su versatilidad los ha convertido en una herramienta valiosa, en especial en las campañas de marketing y ventas en línea.

Por supuesto, el único problema es que no todos conocen sus beneficios ni saben cómo convertir en código QR sus datos y archivos. Afortunadamente, los pasos de conversión son muy sencillos y aprenderlos te dará una gran ventaja en la vida cotidiana.

Sigue leyendo: Cómo interpretar la información de un código de barras

1

Pero, ¿qué son los códigos QR?

Los Quick Response Codes -códigos de respuesta rápida, popularmente conocidos como códigos QR- son una especie de código de barras. A diferencia de los códigos tradicionales, los códigos QR son un cuadrado blanco con un diseño bidimensional. Aunque fueron creados en Japón, los códigos QR comenzaron a utilizarse alrededor del mundo porque son una forma fácil y rápida de transferir información o de incentivar una acción.

Estas etiquetas ópticas pueden leerse a través de una máquina especial o un teléfono inteligente. El objetivo del código es almacenar datos por medio de un patrón de espacios en blanco y puntos negros encerrados en un cuadrado.

En cuanto a los datos, los códigos QR pueden almacenar cualquier cosa, desde fotos e imágenes hasta la dirección de un correo electrónico o un perfil de LinkedIn.

2

Las ventajas de los códigos QR

Convertir en código QR las llamadas a la acción de tus campañas publicitarias, imágenes, fotos, infografías, etc., te dará muchos beneficios, entre ellos:

  • Agregar datos a cualquier cosa

Incluso a los empaques de los productos. Por ejemplo, puedes comercializar un teclado y convertir en código QR la dirección de la aplicación móvil o la página web del fabricante para que el comprador se registre en línea.

  • Usarlos con o sin conexión

Los códigos QR están diseñados para funcionar con o sin conexión a Internet. Esto te dará muchas ventajas. Imagina que tu empresa está en el lanzamiento de un producto y hay asesores captando posibles clientes. Con el código QR puedes mostrarles una infografía, darles una tarjeta de contacto o incentivarlos a registrarse como interesados.

  • Te facilitan información útil

En especial en marketing. Cada vez que una persona interactúe con tu código QR podrás saber desde dónde lo hizo. Si introduces un código QR en tus vallas publicitarias, por ejemplo, serás capaz de ver cuáles son las más llamativas y así dejar de pagar por aquellas que no estén dando resultado.

  • Generan confianza

Usar herramientas digitales como los códigos QR le dan a entender al comprador que tu empresa está consolidada en el mercado y que valoras el tiempo de los clientes. De esta forma, estarás elevando la imagen de la compañía y serás más atractivo para los consumidores.

  • Difunden información de valor

Como la tabla nutricional de un producto alimenticio o recetas de cocina. Poner códigos QR en tus productos te ayudará a darle información valiosa a tus consumidores, lo que se traducirá en más ventas.

3

¿Cómo convertir en código QR una imagen, foto o video?

Puedes convertir un video, texto, dirección web, imagen o foto a código QR en instantes y, para hacerlo, necesitarás un generador de códigos QR. Los códigos Python también sirven para crear códigos QR, pero si no sabes de informática o de programación -y estás corto de tiempo- es mejor usar una aplicación o plataforma web.

#1 Elige un generador de códigos QR

Hay muchas opciones en Internet. Incluso hay aplicaciones móviles en App Store y Google Play que pueden servirte. Dentro de las plataformas en línea más populares encontrarás a Beaconstac. La ventaja de esta herramienta es que es muy intuitiva y segura, y te guiará durante todo el proceso.

#2 Escoge el contenido que quieres convertir en código QR

Puede ser lo que sea, desde una landing page hasta una fotografía o video. Revisa que el formato del archivo sea compatible con el generador de códigos QR. La mayoría de las plataformas te indicarán un listado con los tipos de archivos compatibles con su sistema.

#3 Introduce un mensaje, título o link

Este paso es muy importante, en especial si quieres incluir una llamada a la acción en el código QR. Por ejemplo, puedes introducir el perfil de tu cuenta de Twitter, la dirección web de tu tienda en línea o un mensaje predeterminado.

#4 Personaliza el código QR

Los códigos QR en blanco y negro han quedado en el pasado. Ahora puedes convertirlos en un forma de reforzar el branding alrededor de tu marca. Selecciona los colores que te definen e incluye el logo de tu empresa. No te preocupes por el funcionamiento del código QR. La plataforma sabrá qué hacer.

No dejes de leer: Cómo hacer tu propio logotipo

#5 Toma las decisiones finales

Si deseas usar el código QR como una tarjeta de presentación virtual, te conviene crear un código QR estático. Pero si buscas que los códigos QR muestren información actualizada día a día -como descuentos, por ejemplo- necesitarás un código QR dinámico. Dependiendo del propósito de la etiqueta, puedes elegir el formato.

#6 Prueba el código y descárgalo

Si estás satisfecho con tus elecciones, haz clic en “generar” y prueba el código QR con tu teléfono inteligente. Si el resultado es el que esperas, descárgalo como PNG, SVG o EPS y comienza a usarlo.

Con Beaconstac podrás analizar cuántas personas han interactuado con tu código QR. La plataforma te mostrará métricas para que sepas qué dispositivos son los más utilizados por los usuarios, el país -ciudad o condado- y la hora de la interacción.

×