Cómo calcular el IVA sobre el total

IVA o Impuesto al Valor Agregado, VAT en inglés por (Value Added Tax) es un tipo de impuesto que no aplica en los Estados Unidos. De hecho EEUU y Cuba son unas de las pocas naciones del mundo que no cobrar el IVA a los consumidores.

Si resides en algún país de Latinoamérica o Europa sabes muy bien de lo que estamos hablando y pensarás “son unas monedas más” que recargan a la factura. ¡Nada del otro mundo! Pero ¿te has puesto a sumar factura por factura lo que pagas en IVA al mes? El gran total te sorprenderá.

Te ofrecemos en éste artículo la definición del impuesto al valor agregado, sus características y cómo calcular el IVA a efectos de reflejarlo y contabilizarlo en la factura fiscal.

No dejes de leer: Ventajas y desventajas de los impuestos directos

1

¿Qué es el IVA y cómo opera?

El IVA o VAT es el impuesto al valor agregado o impuesto al valor añadido, una carga fiscal impositiva sobre el consumo que grava un porcentaje sobre la mayoría compras llevadas a cabo por el consumidor final. Solo muy pocos productos están exentos de IVA en algunos países como la leche, los huevos, las carnes rojas, frutas, verduras y algunos fármacos, aunque puede cambiar de un país a otro.

Debes saber que el Impuesto al Valor agregado es un gravamen “regresivo e indirecto.” Dos cualidades que aluden a un trato un tanto injusto. Así lo reseña en un excelente reportaje la BBC News:

  • El Impuesto al Valor Agregado grava las compras, por lo tanto, es una carga fiscal que grava el consumo y que es pagada únicamente por el consumidor final.
  • Todos los eslabones de la cadena de suministro: productor, fabricante, distribuidor, minorista, excepto el consumidor, tienen derecho al crédito fiscal  es decir, a la deducción y reintegro del IVA que ha pagado a otros eslabones predecesores en la cadena comercial.
  • Se dice que el IVA es un impuesto indirecto pues es un tributo que reporta, retiene y entera el vendedor y todos los eslabones de la cadena productiva, no obstante, es financiado o cancelado por el consumidor. Es decir, es indirecto porque el servicio de rentas de cada país no recibe el dinero de quien lo paga (nuestros bolsillos).
  • Se habla de que el IVA un impuesto regresivo pues es aplicado a todos sin distinción, desde los estratos más humildes hasta los más acaudalados pagan la misma tasa o alícuota de IVA, lógicamente representa mucho más para el bolsillo de los menos favorecidos.

No dejes de leer: ¿Quién paga el impuesto sobre las ventas cuando se vende una casa?

2

El IVA en el Mundo

Iniciamos el artículo indicando que países como Cuba y Estados Unidos no aplican el IVA. Otros países que tampoco suelen cobrar el IVA son Qatar, Siria, Omán y Tanzania.

Andorra, Canadá, Ghana, Yemen, Corea del Norte son países donde se paga menos del 5% de alícuota en impuesto al valor añadido. De acuerdo con Economipedia.com y Wikipedia. En Japón se paga un 8% en impuesto equivalente al IVA.

En el otro extremo están países como Dinamarca, Noruega, Suecia, Hungría Rumania, Croacia donde la alícuota aplicable por IVA es 25% o más. En Latinoamérica Argentina y Uruguay son los países donde mayor tasa impositiva se aplica. (22%).

Puedes obtener las tasas aplicables al IVA actualizadas y con detalle para 138 países en el mundo en VATlive.com

Te puede interesar: ¿Cómo reclamar el IVA en el aeropuerto?

3

¿Cómo calcular el IVA de un total?

Verás el importe de impuesto al valor agregado como un porcentaje establecido que se agrega a tu factura.

Aunque a menudo no veas el IVA mencionado o detallado en un recibo ya que es automáticamente incluido en el coste total de una factura. Lo que ves es el precio final con el IVA incluido en total de importe a pagar.

Sin embargo, usando el porcentaje, tasa o alícuota de IVA del país donde te encuentres, puedes calcular a la inversa el impuesto para averiguar el precio neto original y conocer ese importe específico de IVA que has pagado.

Averigua el porcentaje de IVA que se utiliza en el lugar donde te encuentras. Por ejemplo, en el México el IVA para un recibo fechado en 2018 es del 16% según reporte especializado de VATlive.com

Divide el porcentaje de IVA por 100. Por ejemplo, en el caso de México hay que dividir 18 por 100. El cociente resultante es 0,18.

Agrega 1 al cociente obtenido en el Paso 2. Continuando con el ejemplo de México, suma 1 a 0,18 para obtener como resultado 1,18.

Divide el precio bruto después del impuesto, o el total de tu recibo por el número obtenido en el Paso anterior.

Por ejemplo, si el precio bruto de tu recibo o factura es de USD 20, debes dividir 20 por 1,18. El cociente resultante es igual a USD 16,95.

De modo que si tu precio con IVA incluido es de USD 20, el precio antes de agregar el IVA es de USD 16,95. Y el importe de IVA que has pagado es la diferencia entre 20 y 16.95 = 20-16,95 = USD 3.05.

Para comprobar multiplica el precio antes de IVA por la tasa así 16,95x1.18= USD 20,00.

×