Cómo calcular el interés devengado

Escrito por Morris Armstrong ; última actualización: February 01, 2018
Las inversiones que involucren tasas de interés tendrán intereses devengados.

El interés devengado se refiere a los ingresos o egresos por intereses que han ocurrido durante un período de tiempo pero que aún no han sido cobrados o pagados. Cuando pides prestado o prestas dinero, hay una tasa de interés asociada que representa el precio de la transacción. Las tasas de interés generalmente se expresan con base anual. Si tomas prestados US$10.000 a una tasa del seis por ciento, deberás pagar US$600 en concepto de intereses. ¿Qué ocurre si estás haciendo tu declaración de finanzas personales a mitad de año y quieres saber cuánto, si existe, interés se adeudó por el préstamo? Cuando compras un bono en el mercado secundario, probablemente haya intereses devengados, a menos que lo compres en una fecha de cupón. Hay una base de 360 o 365 días que será el número de tu denominador.

Determina el número de días para los que estás calculando el interés. Esto es el período de tiempo que transcurrió entre el último pago de interés y el día de cálculo. Por ejemplo, si el último día de pago fue el 31 de diciembre y la fecha de cálculo es el 18 de febrero, el número de días es 49.

Multiplica el valor nominal por la tasa de interés. Por ejemplo 10.000 por 0,06 = 600.

Multiplica el resultado del Paso 2 por el número de días: 600 por 49 = 29.400.

Divide la respuesta del Paso 3 por la base de días, que en este caso asumiremos es 360: 29.400 / 360 = 81,67. Esto significa que, para los 49 días de transacción, has ganado US$81,67 en concepto de intereses.

Toma la tasa de interés y divídela por la base diaria y asume que esa es la tasa diaria de interés, para ganar tiempo. En este caso, sería 06/360 o 0,000167. Para cada US$10.000 de valor nominal, hay un costo de US$1,67 por día, que deberá multiplicarse por la cantidad de días que corresponda.

Consejos

Los bonos corporativos o municipales son calculados con una base de 360 días por año y los bonos del gobierno de los Estados Unidos son calculados de 365 días por año. La mayoría de los préstamos son calculados con una base de 360 días dado que es lo menos ventajoso para quien toma el préstamo, es decir más beneficioso para quien presta el dinero (debido a que un denominador menor, en este caso 360 comparado con 365, da como resultado un cociente mayor y en este caso esto implica mayores costos de interés).

Advertencias

Lo más complicado de calcular los intereses devengados es, de hecho, utilizar la base de días correcta y estar atento a convenciones especiales.

Sobre el autor

Morris Armstrong of Armstrong Financial Strategies, a small investment advisory firm in Connecticut, has been writing since 2001. He has written for Multex Investors (now part of Thompson Reuters), FiLife, and "Financial Planning Magazine." He also serves as a resource to other journalists in the areas of personal finance and divorce. Armstrong earned his Bachelor of Business Administration from Pace University.

Créditos fotográficos

  • Creatas/Creatas/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article