Tasa nominal vs. Tasa efectiva

Escrito por Karina Da Silva última actualización: September 06, 2018

En el ámbito de las finanzas o la economía, el término interés se define como el precio que se paga por el uso de una cantidad de dinero durante un período de tiempo determinado. El monto o la cantidad de dinero que se debe pagar por concepto de intereses dependerá del importe del capital prestado, del tiempo del préstamo y de la tasa de interés o del tanto por ciento. Existen varios tipos de tasa de interés, sin embargo, en este artículo nos centraremos principalmente en la tasa nominal y la tasa efectiva.

Cálculo de intereses de un préstamo

Cuando una persona o depositante ingresa una cantidad de dinero en el banco, abre un plazo fijo o un certificado de depósito, tendrá derecho a una retribución por parte del banco, es decir, recibirá los intereses por el dinero que ha prestado. En cambio, si una persona solicita un crédito al banco, estará en la obligación de pagar los intereses (precio del dinero) más el capital solicitado, en un plazo de tiempo determinado.

Para realizar el cálculo que debes pagar por un préstamo de dinero o conocer el importe que recibirás en caso de que seas tú quien preste una cantidad de dinero determinada, deberás tener en cuenta:

  • El importe o cantidad de capital prestado.
  • El tiempo del préstamo.
  • La tasa de interés, es decir, el precio que se debe pagar por el uso del dinero.

Si estás pensando solicitar un préstamo es muy importante que aprendas a calcular los intereses que debes pagar. Dependiendo de los tipos de tasas de interés que se apliquen, el importe total de intereses que tendrás que pagar podrá ser muy diferente.

Quizás te interesa: Cómo hacer dinero con intereses en una cuenta bancaria

Tasa Nominal

La tasa nominal es el porcentaje que se utiliza para calcular cuánto se debe pagar por un préstamo, considerando solamente el capital invertido. Es decir, en el caso de la tasa nominal se utiliza la capitalización simple.

Su cálculo es muy sencillo, por ejemplo, si se solicita un préstamo de 1.000USD a una tasa nominal del 1% mensual, los intereses mensuales serían de 10USD. Para conocer la tasa anual se debe multiplicar la tasa mensual (1) por la cantidad de meses (12), de esta forma se obtiene una tasa nominal anual de 12%.

Entonces, tomando nuestro ejemplo, la persona que solicite el préstamo de 1.000USD deberá pagar 120USD anuales de intereses, que se calculan de esta forma: 1.000 x 0,12 = 120

Tasa efectiva

En la tasa efectiva se utiliza la capitalización compuesta, es decir, los intereses se van sumando al capital que está pendiente de pagar. Es decir, la tasa efectiva es la que se obtiene al considerar todo el capital más los intereses que se van generando en cada período. De esta forma, capital más intereses se toman como el importe total sobre el cual se debe pagar los intereses correspondientes al siguiente período.

El punto más importante que debes considerar con respecto a la tasa efectiva es el período de tiempo en el cual se capitalizarán los intereses. Los bancos normalmente ofrecen diferentes tipos de tasa de interés efectiva, según los períodos de capitalización.

Cuando depositamos nuestro dinero en el banco, lo que más nos conviene es una tasa efectiva alta, ya que obtendremos una mejor retribución o pago por nuestro dinero. Sin embargo, cuando solicitamos un préstamo al banco, nos conviene una tasa efectiva lo más baja posible.

La fórmula que se utiliza para calcular la tasa efectiva es la siguiente:

Tasa efectiva = ((1 + i/n) ^n) - 1

  • i= tasa nominal anual
  • n= número de períodos o meses

Si consideramos nuestro ejemplo anterior:

Tasa efectiva = ((1 + 0,12/12) ^12) – 1

Tasa efectiva= 0,1268

Tasa efectiva= 12,68%

Como puedes observar, es muy diferente hablar de la tasa nominal o de la tasa efectiva cuando se trata de un préstamo. Si tomamos nuevamente nuestro ejemplo, al considerar una tasa nominal estaríamos pagando 120USD de intereses anuales. En cambio, si nos aplican la tasa efectiva deberíamos pagar 128USD anuales por concepto de intereses.

En este sentido, te aconsejamos que prestes mucha atención a la tasa de interés que el banco estipule y aprendas a realizar el cálculo de los intereses que debes pagar para que no te lleves sorpresas cuando solicites un préstamo.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.