x

Tasa de interés periódica bancaria. Definiciones y fórmulas para préstamos

Escrito por Estefanía Mac última actualización: September 11, 2019

La mayoría de los inversionistas y clientes bancarizados están familiarizados con las tasas de interés. A fin de cuentas, cada vez que usan su tarjeta de crédito en un negocio o restaurante, el banco les carga el consumo y les aplica un porcentaje o tasa de interés por el préstamo.

Estos porcentajes suelen calcularse con base al capital de forma anual. Sin embargo, hay tarjetas y líneas de crédito cuyos intereses se estiman de forma semestral, mensual o incluso diaria. Cualquiera de estas fórmulas utiliza la tasa de interés periódica bancaria y es sumamente elemental conocer cuál es y cómo se calcula antes de acceder a un crédito.

Podría interesarte: El efecto del PBI real en la tasa de interés

Definición: tasa de interés anual o APR

Las tarjetas de crédito y otros instrumentos financieros se manejan con algo conocido como la tasa de interés anual o APR por sus siglas en inglés (Annual Percentage Rate). Pero, ¿qué es la tasa de interés anual? La respuesta es simple. La tasa de interés anual es un porcentaje que cobra el banco al titular de una tarjeta de crédito o préstamo bancario sobre una parte de -o sobre toda- la deuda mientras dure el crédito.

El porcentaje de interés anual representa el costo -sin comisiones- de un préstamo durante todo un año, es decir, mide lo que el deudor tiene que pagar durante 12 meses -junto con el capital- por concepto de intereses. No obstante, muchas instituciones aumentan la periodicidad aplicándola de forma diaria, mensual o trimestral en forma compuesta; lo que eleva el saldo deudor.

Cuando las personas adquieren un préstamo con el banco usando un DPR compuesto (tasa de interés periódica diaria compuesta) pagan más porque cada día los intereses se integran como parte del capital. Entonces, el día 15 estarías pagando el capital que te prestó el banco más los intereses que se generaron durante los días 14, 13, 12 -y así sucesivamente- y, por supuesto, la tasa de interés diaria del día 15 se aplicó sobre todo el saldo deudor: capital más intereses.

Este ejemplo se ve mejor en las tarjetas de crédito que tienen dos formas de calcular los intereses en el estado de cuenta. La primera, promedia el saldo deudor diario y le aplica el DPR; y la segunda calcula el DPR sobre el saldo final que hay en cierre de jornada.

Sigue leyendo: ¿Qué significa “intereses capitalizados”?

Tasa periódica: fórmula y ejemplos

Para ver con más claridad qué es la tasa periódica anual, cómo calcular la diaria y saber cúal es la diferencia entre el interés simple y el interés compuesto, pongamos un ejemplo:

Ana pidió un microcrédito al banco por USD $10.000. La institución le informó que el APR era del 30% anual. Para convertir la tasa de interés anual en el MPR -tasa de interés mensual- lo que debes hacer es dividir la tasa de interés anual entre 12 meses, así:

MPR = 30% / 12 meses = 2,5%

Para descubrir la tasa de interés periódica diaria (DPR), haz lo mismo, pero dividiendo entre los 365 días del año. Toma en cuenta que algunos bancos hacen este cálculo con 360 días en vez de 365.

DPR = 30% / 365 días = 0,0822%

Ahora veamos cuánto pagaría Ana en intereses simples dependiendo de la frecuencia del pago. Si el pago fuera anual, entonces Ana debería una sola cuota de USD $3.000 en intereses más USD $10.000 de capital:

Capital + intereses cuota única = ($10.000 x 30%) + $10.000 = $13.000

Si el pago fuese en cuotas mensuales -a un año- entonces cada pago sería de USD $1.083,33.

Capital + intereses cuota mensual = ($10.000 x 2,5%) + ($10.000 / 12 meses) = $ 1.083,33

Si el pago fuese diario, entonces cada pago sería de USD $35,61.

Capital + intereses cuota diaria = ($10.000 x 0,0822%) + ($10.000 / 365 días) = $35.61

Te puede interesar: Cómo aumentar el límite de la tarjeta de crédito

Como ves, independientemente de la frecuencia de pago, Ana pagaría USD $3.000 en intereses porque, en nuestro ejemplo, el cálculo se efectúa basándonos en el interés simple. El interés compuesto, en cambio, es más complejo porque toma en cuenta los intereses que se generan en cada período y los suma al capital deudor.

Tomemos parte del ejemplo anterior para verlo con claridad. Ana pidió un microcrédito de USD $10.000 a una tasa periódica de interés anual del 30%. Cada pago se hará de forma mensual; por tanto, usaremos el MPR en la fórmula. Sin embargo, aunque las tasas son las mismas -30% anual o 2,5% mensual- verás que, en este caso, Ana pagaría mucho más:

Capital + intereses del préstamo = capital inicial x (1 + MPR)^12

Capital + intereses del préstamo = $10.000 x (1 + 2,5%)^12 = $13.448,88

En el caso del MPR compuesto, Ana pagaría USD $448,88 más que con el interés simple. Y si aplicamos la misma fórmula con la tasa de interés periódica diaria compuesta, entonces el monto sería aún mayor. Veamos:

Capital + intereses del préstamo = $10.000 x (1 + 0,0822%)^365 = $13.497,32

Por eso es importante que, antes de aceptar o pedir un crédito, le preguntes a tu asesor bancario cuál es la tasa periódica de interés, qué tipo de interés usan para calcularla y cada cuánto serán los pagos. Así podrás elegir el mejor préstamo y pagar menos.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.