x

¿Cómo afectan los monopolios la economía de mercado?

Escrito por Estefanía Mac última actualización: August 18, 2019

Un monopolio es una estructura de mercado en el cual una única empresa es el proveedor de un bien o servicio, lo que le otorga una tremenda ventaja competitiva sobre cualquier otra compañía que intente proporcionar un producto o servicio similar.

Algunas empresas se convierten en monopolios a través de la integración vertical, ya que controlan toda la cadena de suministro, desde la producción hasta el comercio minorista; mientras que otras, por el contrario, utilizan la integración horizontal, es decir, compran competidores hasta que son los únicos que quedan.

Otras empresas, como las de servicios públicos, disfrutan de regulaciones gubernamentales que les otorgan un mercado, y los gobiernos lo hacen para garantizar la producción y entrega del servicio que proveen porque no pueden tolerar las fluctuaciones que podría causar una competencia libre.

Te puede interesar: ¿Qué es la inelasticidad en materia económica?

¿Qué es un monopolio?

Un monopolio es un mercado con un único vendedor (llamado monopolista) pero con muchos compradores. En un mercado perfectamente competitivo, con un gran número de vendedores y compradores, ningún comprador o vendedor puede influir en el precio de un producto. Al contrario, un monopolista ejerce un control sustancial sobre el precio de mercado de una mercancía.

La cantidad vendida por el monopolista suele ser menor que la cantidad vendida por una empresa perfectamente competitiva y el precio cobrado por el monopolista suele ser mayor que el precio cobrado por una empresa perfectamente competitiva, ya que mientras una empresa perfectamente competitiva es un "tomador de precios", un monopolista es un "generador de precios". Similar a un monopolio es un monopsonio, un mercado con muchos vendedores pero solo un comprador.

Entendiendo un monopolio

Como el monopolista es el único vendedor de un producto en el mercado, no necesita preocuparse por ningún competidor. El monopolista puede elevar el precio de un producto sin preocuparse por las acciones de otros competidores.

Contenido relacionado: ¿Qué es la utilidad del consumidor?

En un mercado perfectamente competitivo, si la empresa aumenta unilateralmente el precio de un producto básico, sencillamente perderá participación en el mercado ya que los compradores pueden simplemente pasar a otros vendedores. La clave para entender el concepto de monopolio es entender esta simple declaración: el monopolista controla la cantidad del producto disponible en el mercado.

Sin embargo, un monopolista que maximiza las ganancias no puede simplemente cobrar el precio que quiera. Considera el siguiente ejemplo: la empresa ABC tiene el monopolio del mercado de mesas de madera y puede cobrar el precio que desee. ABC se da cuenta de que si cobra $ 10,000 por cada unidad, nadie le compraría y la compañía tendría que cerrar.

Esto se debe a que los consumidores sustituirían sus productos con otros tipos de mesas. Por lo tanto, la Compañía ABC cobrará un precio que le permitirá obtener el máximo beneficio posible sin perder clientes, y para hacerlo, el monopolista debe determinar primero los costos y las características de la demanda del mercado.

Te puede interesar: Similitudes entre competencia monopolística y competencia perfecta

Repercusiones económicas de los monopolios

Algunos argumentan que los monopolios son beneficiosos porque las empresas altamente rentables tienden a inyectar más fondos en investigación y desarrollo. Debido a que el monopolio está en una posición dominante, puede soportar cómodamente los riesgos asociados con la innovación.

Sin embargo, un monopolio altamente rentable también puede tener poco incentivo para mejorar e innovar, siempre y cuando los consumidores demuestren la necesidad de su producto o servicio actual; en comparación, las empresas en un mercado competitivo pueden competir haciendo cambios en los productos y servicios existentes, bajando así los precios.

Efectos negativos del monopolio en la economía y el mercado

Los monopolios restringen el libre comercio y evitan que el mercado establezca precios. Eso crea los siguientes efectos adversos:

  • Como los monopolios son los únicos proveedores, pueden establecer cualquier precio que elijan. Eso se llama fijación de precios, y pueden hacerlo independientemente de la demanda porque saben que los consumidores no tienen otra opción. Es especialmente cierto cuando hay una demanda inelástica de bienes y servicios. Es entonces cuando las personas no tienen mucha flexibilidad. La gasolina es un ejemplo. Algunos conductores pueden cambiar a transporte público o bicicletas, pero la mayoría no.

Contenido relacionado: Complementos y sustitutos en la economía

  • Los monopolios no solo pueden aumentar los precios, sino que también pueden suministrar productos inferiores. Esto sucede en comunidades donde los supermercados saben que los residentes pobres tienen pocas alternativas.
  • Los monopolios pierden cualquier incentivo para innovar o proporcionar productos "nuevos y mejorados". Un estudio de 2017 realizado por la Oficina Nacional de Investigación Económica encontró que las empresas estadounidenses han invertido menos de lo esperado desde 2000 debido a una disminución en la competencia. Eso fue cierto en el caso de las compañías de cable hasta que las antenas parabólicas y los servicios de transmisión en línea interrumpieron su dominio en el mercado.
  • Los monopolios crean inflación. Como pueden establecer los precios que deseen, aumentarán los costos para los consumidores, y se conoce como inflación de empuje de costos. Un buen ejemplo de cómo funciona esto es la Organización de Países Exportadores de Petróleo. Los 12 países exportadores de petróleo de la OPEP ahora controlan el precio del 46 por ciento del petróleo producido en el mundo.

Te puede interesar: ¿Qué pasa con un producto cuando se fija un techo para el precio?

¿Cuándo son necesarios los monopolios?

Un monopolio a veces es necesario, ya que asegura la entrega constante de un producto o servicio que tiene un costo inicial muy alto. Un ejemplo son los servicios eléctricos y de agua. Es muy costoso construir nuevas plantas eléctricas o represas, por lo que tiene sentido económico permitir que los monopolios controlen los precios para pagar estos costos.

Por otro lado, los gobiernos federales y locales regulan estas industrias para proteger al consumidor, así que las empresas pueden establecer precios para recuperar sus costos y obtener una ganancia razonable.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.