Cómo saber si una cuenta de banco está congelada

Pocas cosas hay más frustrantes que el rechazo de una transacción con tarjeta de débito o el no poder sacar efectivo de tu cuenta de cheques en un cajero automático cuando sabes que sí tienes saldo en tu cuenta. En algunos casos, estos problemas son causados por fallas técnicas, como el que las redes bancarias estén temporalmente fuera de servicio. Sin embargo, hay otras circunstancias que podrían llevar a que un banco congele tu cuenta, lo que hace que te sea imposible completar tus transacciones.

Te decimos por qué un banco podría congelar tu cuenta y qué puedes hacer al respecto.

Señales de una cuenta de banco congelada

Si tu cuenta de ahorros o cuenta corriente bancaria está congelada, esto significa que no podrás acceder a los fondos. Además, tu banco puede también rechazar retiros y cualquier transacción que esté en proceso. Por ejemplo, los cheques que hayas firmado pueden rebotar, los pagos domiciliados de recibos y las transacciones con tarjeta de débito pueden ser declinadas y, de acuerdo con la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor del gobierno federal, tu banco puede cobrarte tarifas por estas transacciones, mermando tu saldo.

La diferencia entre falla técnica y cuenta congelada

Si sospechas que tu cuenta de banco ha sido congelada, pero no cuentas con certeza, el mejor método es ponerse en contacto con tu banco de inmediato para preguntar sobre el problema. Familiarízate también con las preguntas frecuentes. Puedes intentar iniciar sesión en tu cuenta a través del sitio web o banca móvil. Dependiendo de lo que haya ocurrido, puedes encontrar un mensaje explicándote que hay un problema con tu cuenta y que lo mejor sería que llames al banco para obtener más información, o que hay una interrupción en el servicio de todo el banco y que simplemente habrá que ser paciente.

Si no logras iniciar sesión en tu cuenta o no has encontrado una explicación, te recomendamos que llames a tu banco. El representante de servicio al cliente con el que hables deberá poder proporcionarte información sobre lo que está pasando.

Escenarios comunes al desbloquear una cuenta de banco

El proceso para desbloquear tu cuenta de banco depende de la razón por la que la congelaron en primer lugar. En algunos casos, podrías resolver el problema por tu cuenta; por ejemplo, si la congelaron por cuestiones de seguridad. Sin embargo, hay algunos casos en los que sería mejor trabajar con un abogado para recuperar el acceso a tus fondos. Conoce a continuación los escenarios más comunes.

Problemas de seguridad:​ es probable que descubras el problema de que tu tarjeta de débito esté congelada cuando sea rechazada al intentar realizar una compra. La razón de esto es que el departamento de fraude de tu banco ha detectado una actividad inusual y, como precaución, ha congelado la cuenta. En realidad, todo lo que necesitas hacer es llamar al banco y proporcionar alguna información. Por ejemplo, es posible que se te pida que describas algunas de tus transacciones recientes antes de que se te restaure tu cuenta.

Sospecha de fraude:​ si tu banco sospecha que estás utilizando tu cuenta para fines fraudulentos, puede congelarla mientras realiza una investigación. Esto puede ser un asunto más complicado de resolver. Tremplin Numerique informa que los titulares de cuentas que han sido congeladas por los bancos han tenido que proporcionar una extensa documentación relacionada con sus transacciones antes de que sus fondos puedan ser liberados.

Incautación o embargo:​ si tu cuenta está incautada o embargada, tu banco no puede liberarla por su cuenta. Es posible que tengas que comunicarte con el acreedor y elaborar un acuerdo o plan de pago a cambio de levantar el embargo. Según la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor en los Estados Unidos, si algunos de los fondos en tu cuenta provienen del Seguro Social o de otros beneficios del gobierno, tu banco está obligado a proteger esos fondos del embargo y ponerlos a tu disposición.

Conflictos de cuentas conjuntas:​ si tienes tu cuenta junto con otra persona y estás involucrado en una disputa, esa persona puede intentar congelar la cuenta para evitar que retires los fondos. Este tipo de cosas a menudo suceden como resultado de un divorcio inminente o de una ruptura en la relación. Según Contigo: Familias libres, es posible que puedas pedirle al banco que habilite la cuenta para poder retirar los fondos. Sin embargo, existe el riesgo de que la otra parte pueda volver a congelarla. En este momento, el banco puede cerrar o imponer restricciones a la cuenta hasta que tú y la otra parte resuelvan sus diferencias.

×