x

15 formas de ludificar tus ahorros

Escrito por Gerardo G. última actualización: August 23, 2018

Ahorrar dinero no siempre es fácil, así que ¿por qué no intentar hacer un juego con ello? Hay muchas técnicas sencillas para mejorar tus hábitos de ahorro o simplemente volver a ellos. Si estás teniendo problemas en comprometerte con un presupuesto, o un plan de ahorros, intenta algunas de estas formas de ludificar tus ahorros.

1. Ahorra tu aumento

Has recibido un aumento en el trabajo; ¡felicidades! Pero vamos a pretender que no tuviste uno. Considera lo siguiente: has estado viviendo dentro de tus medios todo este tiempo, así que por qué no continuar con tu estilo de vida actual y de esta forma ahorrar el dinero que obtienes del aumento. Digamos que obtienes un extra de US$200 al mes con el aumento. Podrías ir y comprar un auto más costoso, o podrías guardar esos US$200 y tener US$2.400 ahorrados al final del año. Esta es una forma sencilla de comenzar a construir tus ahorros de emergencia o incluso comenzar a ahorrar para el pago de una casa.

2. El juego de la lavandería

Este juego sólo funciona si tienes acceso a una lavadora y secadora en casa, pero si lo utilizas, puede ayudarte fácilmente a ahorrar algo de dinero. Piensa en tus días de lavandería cuando un ciclo de lavado y secado costaban dos dólares.

En vez de meter esas monedas a la máquina, simplemente coloca el dinero que pagarías por la lavandería en un frasco por cada carga de ropa. No solo vas a ahorrar miles de esta forma, sino que si haces tres cargas de ropa por semana y ahorraste dos dólares en cada una, al finalizar el año ya tendrás un extra de US$312 ahorrados.

3. Ahorra la diferencia

Este es un método directo para ahorrar, ya que también tendrás que prestar atención hacia dónde va tu dinero. Al final de cada día o semana, siéntate un rato y revisa todo lo que compraste para luego redondear la cantidad y ahorrar la diferencia.

Por ejemplo, si gastas US$3,50 en un café y luego gastas US$5,25 en un sándwich, redondear esas cantidades darían US$1,25 en ahorros. Dependiendo de cuánto gastes, el cambio puede acumularse rápidamente y también hacerte prestar mucha más atención a tus hábitos de gasto.

4. Reúne el dinero suelto a diario

Algunas personas revisan sus bolsillos cuando es momento de lanzar la ropa a la lavadora, pero ¿por qué esperar hasta entonces para encontrar dinero suelto? Haz un esfuerzo para revisar todos tus bolsillos diariamente a la vez que tu cartera o monedero para encontrar todo ese dinero suelto; luego, colócalo en un frasco o contenedor de cualquier tipo. En vez de disponer de ese dinero de vuelta en tu cartera para ser usado, estará bien guardado, esperando a ser depositado en una cuenta de ahorros.

Esto también es un juego divertido si tienes niños que están aprendiendo a ahorrar, ya que las monedas serán mucho más gratificantes para ellos de lo que son para ti. Sin embargo, no te dejes engañar: ese cambio suma.

5. Encuentra US$5, ahorra US$5

El método de los US$5 es un método comprobado para ahorrar dinero rápidamente. Es simple: cuando tengas un billete de US$5, guárdalo. Después de un tiempo, todos esos billetes de US$5 se acumulan mucho más rápido que las monedas, y ya que es solo una pequeña cantidad de dinero, es muy probable que no lo pierdas. Sin embargo, si eres meticuloso con tu registro, asegúrate de anotar que lo colocaste en tus ahorros. Después de un tiempo, si sientes que hay un número suficiente de billetes de US$5 en tus ahorros, considera llevarlos a un banco y colocarlos en un Certificado de Depósito (CD), en un mercado de acciones o simplemente en una cuenta de ahorros para que tu dinero haga intereses sin importar su cantidad.

6. Come en casa y ahorra la diferencia

Para nadie es un secreto que comer afuera frecuentemente puede ser costoso, así que haz un esfuerzo en comer en casa y ahorrar la diferencia. Si sabes que usualmente cenas afuera cuatro noches a la semana y gastas US$50 cada vez, trata de quedarte en casa tres de esas noches y ahorra la diferencia haciendo la comida. Una pasta de US$10 de cena en casa sumará rápidamente US$40 netos en tu cuenta de ahorro. Usando este ejemplo, al final de año habrás ahorrado más de US$6.000.

Incluso si usas un servicio de envío de comida como Blue Apron, eso puede costar menos que salir a cenar. Además mejorarás tus habilidades de cocina e incluso podrías disfrutar estar tranquilo en casa en vez de enfrentar una enorme factura.

7. Intenta romper tu propio récord

Este es un juego de ahorros donde solo estás tú contra ti mismo, viendo cuánto puedes ahorrar. Escoge una factura, como la de electricidad o la de compras y trata de gastar menos en ella. Puedes comenzar con una gran factura como la de electricidad durante un tiempo en el que sea alta, como en el verano o vacaciones, y luego tratar de mantenerte debajo de ese monto durante los próximos meses.

Si estás intentando reducir los gastos en comida, intenta hacer listas y busca cupones antes de ir a la tienda. Te sorprenderá cuán fácil es mejorar con un poco de planificación.

8. Vive sueldo a sueldo

Vivir sueldo a sueldo nunca es fácil, pero si estás en una posición en la que haces más de lo que necesitas para tus facturas, considera esto como un método de ahorro. Después de cobrar cada sueldo, mueve la cantidad sobrante a tu cuenta de ahorros. De esta forma, sólo estarás usando el dinero que tienes disponible para tus facturas y otros gastos, y el resto estará guardado para un día lluvioso o para una gran compra a futuro.

Por ejemplo, si te pagan US$1.000 cada dos semanas, pero te quedan US$100 en tu cuenta el día de pago, mueve la mayoría de ello a tus ahorros. Al hacer este sencillo paso, tendrás US$2.400 en ahorros al finalizar el año.

9. Ahorra cualquier cosa

Quizás todos estos métodos son mucho para ti. Está bien. Ahorrar es muy difícil para algunas personas, especialmente cuando tienen una cuenta de ahorros básica para emergencias. Aquí es donde este método es eficaz.

Es simple: ahorra cualquier cantidad de dinero todos los días. Coloca la cantidad en un frasco o contenedor, pero mantén un registro donde anotas la cantidad que se ahorró a diario por 30 días. Al final de este tiempo, serás capaz de ver cuánto se ahorró y con suerte, te sentirás obligado a hacerlo por otros 30 días y mantener el progreso.

10. El reto de las 52 semanas

Este es un método clásico de ahorro, aunque hay varias formas de pensar en cómo cumplirlo. La primera es simple: ahorra US$1 a la semana, añade US$1 más cada semana hasta que en la semana 52 hayas colocado US$52. O puedes invertir la dirección y colocar la mayor cantidad de dinero al principio y desde allí reducirlo.

Otra forma de hacer esto es un reto diario por un mes, empezando con US$1 en el primer día e ir aumentando hasta US$30 en el último día del mes.

11. El reto de "Cero Gastos"

¿Estás listo para llevar tus métodos de ahorro al siguiente nivel? Entonces el reto de Cero Gastos puede ser exactamente lo que estás buscando. Es tan simple como suena: rétate a ti mismo a no gastar dinero que no sea completamente necesario. Renta, facturas y comida son obviamente cosas que necesitas para sobrevivir, pero otros gastos discretos como ropa, juegos, viaje, entretenimiento, entre otros, no lo son. Durante este reto mensual, te olvidarás de estas actividades y ahorrarás el dinero que habrías gastado en ellas.

Las personas que toman este reto pueden tornarse intensas e incluso modificar las reglas para que dure por un año entero. Por ejemplo, una modificación sería no comprar ropa nueva por un año y usar solo lo que tienes en el armario, o comprar en segunda mano si en verdad la necesitas.

Si esto suena como algo que quieres intentar, pero no sabes si podrías durar un mes o un año, comienza con un reto de una semana y continúa escalando hasta el mes para saber cuánto puedes ser capaz de ahorrar.

12. El reto del uno por ciento

Este reto fue fundado por Paula Pant de Afford Anything. Básicamente, comienzas ahorrando el uno por ciento de tu sueldo y luego aumentas ese monto uno por ciento cada mes. Al final del año, estarás ahorrando el 12% de tu sueldo. Si actualmente ahorras una porción de tu sueldo, esto no significa que tienes que disminuirlo a uno por ciento, solo empieza donde estés y aumenta tus ahorros uno por ciento a la vez.

13. Págate a ti mismo primero

La sabiduría convencional de presupuestos te dice que pagues tus facturas y luego uses lo que queda para calcular cuánto agregar a tus ahorros. Este método revierte eso. El método "págate a ti mismo primero" deja a un lado tu meta de ahorros mensual sea la que sea, y luego paga tus facturas con lo que queda. Si no hay suficiente dinero para pagar tus facturas, entonces necesitas darles un buen vistazo y ver qué es lo que puedes recortar.

En vez de colocar tus facturas primero, este método coloca tus metas financieras primero y te ayuda a construir un presupuesto alrededor de esas metas.

14. Date una propina

Es extraño salir a cualquier sitio sin ver un tarro de propinas a un lado de la caja registradora. Este método toma ese concepto y lo aplica a cada aspecto de tus gastos. Haz una regla para ti cada vez que compres algo, te darás una propina de un monto específico. Por ejemplo, cuando compras un café en la mañana, hazte una propina de US$1, la cual irá a tus ahorros. O cada vez que comes, date una propina de 20% y coloca ese monto en tus ahorros.

La lección principal para este método es mantener tus ahorros en primer plano; así, si no puedes permitirte salir a cenar o tomar algo, y darte una propina (y al mesonero, por supuesto), entonces no puedes permitirte salir.

15. Usa una App como SaveUp

No importa cuál sea tu meta actual, lo más probable es que haya una aplicación para ello, y eso incluye ahorros. Hay un montón de programas diferentes para metas específicas, como ahorrar para un viaje o un hogar, pero SaveUp parece resaltar entre la multitud. Funciona al recompensarte por ahorrar con puntos por cada dólar puesto hacia todo desde 401(k) de créditos estudiantiles hasta tarjetas de crédito. Ya sea que solo estés ahorrando dinero o intentando acumular créditos, SaveUp te recompensará de manera similar a una tarjeta de crédito que posea puntos de recompensa. Estos puntos pueden ser usados para juegos instantáneos e incluso oportunidades de ganar un auto y unas vacaciones.

Obtén SaveUp para Android y Apple.

Este artículo fue realizado con la ayuda de pocketsense.com

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.