x

¿Qué es un presupuesto financiero?

Escrito por Macarena Cansino última actualización: May 09, 2019

Un presupuesto financiero es un documento que recoge o describe la cantidad de dinero o recursos monetarios que se disponen para la ejecución de un proyecto determinado y las ganancias que se espera recibir por el mismo, todo medido dentro de un tiempo delimitado previamente.

En base a esto, podemos afirmar que un presupuesto financiero es una forma de anticipar cuantitativamente el costo y ganancias que dará el proyecto. La empresa, unidad de negocios o incluso el individuo que hará la inversión, puede decidir cuál será el plan de negocios a ejecutar y el monto financiero al que debe ajustarse según el plan de negocios establecido.

En el caso de las familias o de los individuos que dependen de ingresos más limitados que una empresa, el uso de un presupuesto financiero familiar es muy valioso para ayudarlos a planificar cómo cubrirán sus deudas y gastos en función de estos ingresos.

Además, el presupuesto financiero familiar les ayuda a planificar un ahorro para el futuro o para cualquier otro proyecto, como la compra de una nueva vivienda, un vehículo o incluso el pago de la educación universitaria de los hijos, sin importar si en este momento son apenas unos niños.

Lee también: ¿Cuáles son las principales características de un presupuesto?

En las familias promedio, el mantenimiento del hogar se realiza en función de los ingresos de los padres y los gastos de servicios, alquiler, alimentación y estudios de los hijos, además de otros que puedan salir de manera regular o de manera extraordinaria.

Por lo general en estos casos se habla de vivir según un presupuesto financiero familiar, que será mensual y que está diseñado para permitir cubrir todas la necesidades sin acumular deudas impagables, y de ser posible, ahorrar algo del ingreso mensual para tener una reserva que pueda usarse en el futuro.

Elaborar un presupuesto financiero familiar ayuda también a medir cuánto dinero ingresa y a cuánto ascienden los gastos regulares de su casa. Aunque parece extraño, millones de familias en todo el mundo sufren limitaciones económicas o enfrentan fuertes deudas por no tener claro cuál es su verdadera situación en materia de equilibrio entre ingresos y egresos, lo que las lleva a incurrir en gastos superfluos que exceden sus verdaderas posibilidades financieras.

Además, al basarse en un presupuesto familiar y haciendo uso de diversas técnicas de control administrativo y disciplina se puede garantizar que no habrá desvíos o cambios imprevistos en el plan de gastos mensual, que puedan poner en riesgo la supervivencia económica de la familia.

Partes de un presupuesto financiero familiar

Hay muchos tipos de presupuestos, pero todos están conformados por varias partes que se deben incluir en su elaboración y que en conjunto describirán económicamente el estado y capacidad de la familia o individuo. Veamos cuáles son las partes que conforman este presupuesto financiero.

  • Ingresos. En los presupuestos financieros se deben incluir todos los ingresos, como salarios, dividendos, pensiones alimenticias o manutenciones. La excepción sería si la pensión o manutención no se paga de manera constante, si es así no debe ser incluida. Las regalías y los ingresos por alquiler de propiedades también deben ser incluidos entre los ingresos.
  • Pagos contractuales. Los pagos como el préstamo de un auto, préstamos personales, hipotecas y aquellos con tarjeta de crédito son ejemplos de los pagos contractuales.

Podrías incumplir tus obligaciones y no pagar, pero lo más seguro es que termines perdiendo aquello que diste en garantía. Por ejemplo, sino pagas el préstamo que te dio un banco para comprar tu nuevo auto, es muy posible que termines perdiendo el auto a manos de una recuperadora contratada por la entidad bancaria.

Igual puede ocurrir con tu casa. Si no pagas la hipoteca, el banco que te prestó ese dinero se quedará con ella.

En la mayoría de los casos, la cantidad que pagas no es negociable. Los pagos con tarjeta de crédito no están garantizados, a menos que tu tarjeta esté asegurada. Si no los pagas, el prestamista puede proceder con un litigio para embargar tu sueldo, cuentas bancarias y otros activos.

Por esta razón, debes agregar el monto de los pagos contractuales mensuales a tu presupuesto.

  • Gastos mensuales de vida. Este es un punto muy importante, pues aquí vas a calcular el verdadero costo de tu hogar, tomando en cuenta el pago que debes hacer regularmente por servicios y otros que no siempre puedes prever pero que no puedes dejar a un lado cuando aparecen, como las reparaciones por ejemplo.

Los gastos regulares presentes en todo hogar, como el pago de servicios públicos (electricidad, gas y agua) son de tipo discrecional, pues la factura mensual será menor si se aplica un criterio de ahorro y menor consumo de estos servicios.

El gasto por la compra mensual de alimentos también es discrecional, pues de ser necesario, también se puede reducir aplicando un criterio de ahorro.

En cambio, gastos como el pago de alquiler de la vivienda o de las cuotas del vehículo no son discrecionales. La única excepción sería que te mudes a una vivienda más económica al final del período de arrendamiento de tu casa o apartamento actual.

En el caso del seguro del vehículo, la variación de este gasto depende de varios factores. Por ejemplo, puedes pagar una cuota menor al mes si reduces la cobertura de la póliza contratada y aumentas el deducible. Sin embargo, esto lo harías solo por razones de economizar dinero y mantenerte dentro de un presupuesto muy limitado, pero la consecuencia que estarías desprotegido si le pasa algo a tu vehículo.

Otros gastos de mantenimiento incluyen servicios de telefonía e internet, entretenimiento y ropa. Estos gastos mensuales de vida también deben sumarse en el presupuesto financiero de tu familia.

  • Gastos no esperados. Los servicios médicos, dentales y veterinarios son inesperados, ya que, a menos que sea un chequeo regular, no sabe cuándo los necesitarás.

La revisión de los últimos años de este tipo de gastos te indicará el promedio que gastas por ellos y esta cifra debes incluirla en tu presupuesto financiero como una referencia.

Otros gastos inesperados incluyen el pago de reparaciones de tu vehículo, mantenimiento del hogar y reparaciones. Divide los totales anuales de gastos inesperados entre 12 e inclúyelo en tu presupuesto financiero mensual.

Consejos adicionales para el manejo de un presupuesto familiar

En un presupuesto de hogar bien administrado, los ingresos son superiores al total de los gastos. El excedente de los ingresos puede (y debe) destinarse al ahorro para futuros proyectos como la compra de una vivienda, un vehículo, educación de los hijos o para un fondo de emergencias.

El consenso general es que en países con economías relativamente estables donde la inflación no devora la economía familiar de un mes a otro, se debe procurar tener una cuenta de ahorros de emergencia con una cantidad de dinero equivalente a 3 a 6 meses de gastos de vida.

Esto dará una protección relativamente buena en caso de que por enfermedad o alguna circunstancia ajena a tu control se interrumpan los ingresos regulares que percibes y con los cuales mantienes tu hogar.

Te recomendamos leer: Definición de un presupuesto de funcionamiento

Cualquier cantidad de dinero excedente se puede invertir o ahorrar para otros fines. El problema es que lamentablemente una gran mayoría de hogares llegan a final de mes con poco dinero excedente.

Sin embargo, en estos casos se debe aplicar disciplina financiera y revisar bien los gastos no contractuales para reducirlos en lo posible, así como también los gastos en agua, gas y electricidad y en cierta medida, en alimentación.

Una vez que se ha podido crear y abastecer una cuenta de ahorros para el fondo de emergencias, se debe proceder a pagar las tarjetas de crédito que tengan altas tasas de interés.

Cuando estas tarjetas quedan pagadas, habrá disponibilidad de recursos para invertirlos en otra necesidad o proyecto familiar.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.