10 hábitos que tienen las personas con éxito financiero

Escrito por Denise Reynoard ; última actualización: May 05, 2018

¿Puedes salir adelante modificando tus hábitos?

Todos lo hemos hecho: al conducir hemos comido con los ojos las grandes mansiones y propiedades, preguntándonos cómo sus dueños lo han logrado, al mismo tiempo que deseamos un poco de ese éxito para nosotros mismos. O quizás nuestro vecino acaba de comprarse un nuevo Ferrari. ¿Cómo ha logrado ese éxito económico?

He aquí una pista: Quizás no sea así. Quizás sólo aparente ser exitoso. De hecho, la gente más exitosa del mundo no suele gastar de manera insensata. Ellos han desarrollado buenos hábitos financieros y esto es lo que precisamente son: hábitos. Por ello son constantes.

Ahorrar cada centavo...

La gente exitosa ahorra como parte de su rutina. Esto no significa dejar caer monedas en un frasco cada noche antes de dormir, aunque esto sin duda sería de provecho. Significa que nunca se ha de gastar más de lo que se tiene.

Piensa de ésta manera: cada vez que se usas tu tarjeta de crédito o firmas un cheque, tienes menos dinero que en el minuto anterior. La ecuación sólo funciona si gastas menos de lo que ganas. Así de simple.

Quizá hayas escuchado sobre la casa de Warren Buffet, la cual compró con dinero en efectivo hace décadas y todavía vive en ella. No es una mansión. De hecho, es algo pequeña. No hay duda que Buffet puede permitirse mucho más, pero vive con el hábito de aplazar gratificaciones instantáneas y numerosas a cambio de seguridad y bienestar a largo plazo.

¿Estás estirando tu presupuesto para complacer un estilo de vida que no te puedes permitir fácilmente? ¿Te encuentras reparando tus finanzas cada mes porqué no puedes ganar lo suficiente para que todo funcione? Este puede ser un mal hábito que tengas que eliminar.

Se trata de cómo ahorras

¿Tienes una alcancía en tu cuarto? Saca tu dinero de ahí y ponlo en algún tipo de cuenta financiera, aunque se trate de una cuenta de ahorro común y corriente, donde pueda ganar intereses y crecer.

Los expertos en financias pregonan la regla del 10 por ciento- deberías de guardar metódica y regularmente este porcentaje de tu ingreso. Es un hábito de personas con éxito económico e inclusive ahorran más que esto. Si te lo puedes permitir, piensa en un 15 o un 20 por ciento.

Si no eres tan disciplinado -aunque la gran mayoría de la gente exitosa lo es- establece transferencias automáticas a tu cuenta de ahorro, para que no tengas que pensar en ello.

Escríbelo

Otro hábito que puede dar frutos exige escribir. Prepara tu presupuesto, ya sea en un archivo electrónico, aplicación para tu teléfono inteligente o en lápiz y papel. A la gente con éxito económico le agrada ver literalmente dónde va a parar su dinero y de dónde viene.

Por supuesto, puedes ir en línea y echar un vistazo a tu saldo bancario. Pero, ¿de verdad deseas tomar la palabra de otro para saber cuánto dinero tienes? Los bancos no son infalibles y la gente con éxito económico lo sabe. Ellos también llevan un registro de su dinero.

Fallar no es una opción

En la película Apolo 13 (Apollo 13), el actor Ed Harris dice una famosa frase, "Fallar no es una opción". La gente más exitosa del mundo adopta ese pensamiento.

Ellos no cometen errores costosos- o al menos hacen todo lo que esté en su poder para evitarlo. Cualquier pago pasado por alto puede arruinar el resultado crediticio y como consecuencia resultar en cargos extra, dinero que no debías haber gastado. Establece pagos automáticos en la medida de lo posible; así estarás cubierto en caso de que suceda algo y olvides que la factura X debe ser pagada el día 15 de cada mes.

También deberías considerar emplear software para finanzas personales que envíe un alerta cuando un pago esté por efectuarse, o pedir a tus acreedores que te notifiquen con un correo electrónico cada vez que se acerque la fecha de pago. No hay que dejar nada al azar... o a las pequeñas sorpresas de la vida.

Administra tu tiempo

El tiempo es dinero. La gente exitosa económicamente no lo desperdicia. Casi siempre están haciendo algo, a menudo con un objetivo financiero.

Esto no quiere decir que no hay tiempo para relajarse. Moderarse es también un hábito valioso. Sin embargo, la gente exitosa no desperdicia su tiempo como no desperdicia su dinero.

Enfócate. Lidia con los obstáculos a medida que surjan, sin importar cuán tentador sea dejarlos para después. Déjalos atrás y pasa al siguiente desafío. Sigue adelante.

Administra tu deuda

Tener al menos un poco de deuda es un final inevitable para la mayoría de las personas. Muy pocas personas pueden darse el lujo de pagar sus casas en efectivo, como lo hizo Warren Buffett. Y las tarjetas de crédito hacen la vida más fácil.

Dicho esto, la gente exitosa económicamente hace hincapié en no vivir hundido en la deuda. Algunos de ellos no tienen deuda en lo absoluto. Esto podría sonar poco realista, pero debería ser el objetivo. Paga tu hipoteca. Paga tu automóvil y luego abstente de cambiarlo de inmediato si todavía es útil.

Ahora echa un vistazo a tus tarjetas de crédito y préstamos personales. ¿Puedes reducir cualquiera de esas tasas de interés mediante refinanciación o consolidación? Si es así, conservarás más de tu dinero.

Y mientras lo piensas, considera pagar en efectivo tus gastos imprevistos diarios en lugar de utilizar tarjetas y acumular intereses de todas tus compras. Deja de cargar tus tarjetas en la medida de lo posible.

Las personas exitosas también recuerdan que lo que tenemos hoy quizás no lo tengamos mañana. Los negocios pueden quebrar y tú encontrarte sin trabajo. Un sinfín de cosas pueden impedir que el dinero con el que estabas contando la próxima semana o el próximo mes no llegue a tu cuenta bancaria. No supongas que siempre tendrá los ingresos para pagar tus cosas.

Establece metas

La gente exitosa establece metas y habitualmente trabaja para lograrlas... día a día. Cuando una se logra, se marca de la lista y es remplazada con otra.

Tus metas no deben ser enormes. Puede ser extremadamente gratificante y alentador marcar regularmente tu logros de un lista, así que establece metas pequeñas. Puedes ahorrar cierta cantidad de dinero o aumentar tu capacidad crediticia a un rango excelente. Ganarás terreno financiero cada vez que logres algo.

Piensa más allá

Las personas con mayor éxito financiero no necesariamente son genios al estilo de Albert Einstein, pero casi siempre son emprendedores. Ellos piensan en las razones por las que deberían hacer las cosas en lugar de por qué no, al menos cuando no hay una desventaja notoria.

Tal vez hayas visto una publicación de empleo que podría estar un poco por encima de tu experiencia, pero sólo un poco. ¿Por qué no aplicar? Lo peor que puede ocurrir es que no consigas el trabajo, y esto no cuenta como tiempo perdido ya que estás trabajando para lograr un objetivo que te volverá económicamente más solvente.

¿Y qué hay de esa idea de negocio que tienes, tal vez un servicio que nadie más ofrece? ¿Por qué no relacionarse un poco y hablarlo con otros? Podrías toparte con alguien que esté dispuesto a invertir y así hacer despegar tu idea.

Las personas con éxito financiero no sólo aceptan su suerte actual en la vida y trabajan dentro de esos perímetros. Piensan más allá y aprovechan las oportunidades potenciales. A veces ellos crean esas oportunidades.

El conocimiento es bueno

No dejes de aprender. Siempre hay algo más que conocer.

Las personas con éxito financiero no se estancan. Esto va de la mano con pensar más allá, pero lleva ese hábito un paso adelante. Las personas exitosas no sólo miran al horizonte buscando nuevas oportunidades. Se educan a sí mismos para poder abordar las oportunidades cuando surjan.

Tal vez estás leyendo una biografía sobre alguien que sobresale en su campo. ¿Cómo llegó allí? Puede ser un seminario sobre inversión o incluso algún folleto que explique las maneras en que puedes acondicionar tu hogar para el invierno y así ahorrar el dinero de pagarle a otra persona por hacerlo. El punto es que siempre hay más por saber.

No puedes llevártelo contigo

Llámalo karma, pero un rasgo bastante común entre las personas exitosas es que tienden a devolver: su dinero, su tiempo y otros recursos a los que lo necesitan.

Comparte tus conocimientos con un recién llegado en tu trabajo. Da a la caridad: a menudo es deducible de impuestos si se detalla en la declaración de impuestos. Ayuda a alimentar a las personas sin hogar. Por lo menos, haz una planificación cuidadosa sobre tus bienes que dejarás a tus seres queridos cuando ya no estés con ellos.

Como mínimo, probablemente te sentirás muy bien contigo mismo cuando cierres los ojos y te dispongas a dormir por la noche.

Este artículo fue realizado con la ayuda de sapling.com

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article