¿Qué son los estatutos de la empresa?

Escrito por Karina Da Silva última actualización: August 31, 2018

Si has decidido constituir una sociedad debes saber que uno de los pasos más importantes a seguir es la redacción de los estatutos de la empresa, donde se establecerán todos sus lineamientos. El contenido de los estatutos será establecido en función del tipo de sociedad mercantil, tomando en cuenta las normas reguladoras que correspondan a cada una. Sin embargo, los socios podrán incluir pactos adicionales y algunas condiciones especiales siempre y cuando sean lícitas.

Los estatutos de una empresa deben regular la relación de la entidad con los socios y de estos entre sí, además de definir la forma de actuar de la sociedad frente a terceros. Deben formar parte de la escritura de constitución, bien como anexo a la misma o como trascripción literal en el propio documento de escritura.

Las sociedades deben ser constituidas ante un notario que, por lo general, ofrece asesoría en cuanto a la redacción de los estatutos sociales. Sin embargo, es necesario que los socios comprendan su importancia y los lean ya que se trata de las normas que marcan el régimen de la empresa a nivel legal. Es un contrato que se celebra entre los socios y la sociedad, por esta razón se le debe prestar la debida atención.

Al representar un pacto celebrado entre accionistas o socios, su cumplimiento será obligatorio para las personas que constituyen la sociedad y para aquellas que se sumen en el futuro.

Deberías leer: Top 10 negocios seguros para emprender

¿Qué debe incluir los estatutos de una empresa?

Los estatutos de una empresa deben incluir:

  • La razón social.
  • El objeto de la sociedad.
  • El tiempo de vigencia de la sociedad.
  • El importe del capital social.
  • El domicilio social.
  • Los nombres y datos completos de las personas naturales que constituyen la sociedad.
  • Información sobre la administración de la sociedad y nombramiento de los administradores.
  • Porcentaje de participación de los socios.
  • Importe del fondo de reserva.

Además de los requisitos mínimos que deben aparecer en los estatutos sociales, la ley permite que se incluyan también pactos especiales, convenios, obligaciones, derechos o cualquier condición especial que se requiera para el funcionamiento de la sociedad o para regular la relación entre los socios, siempre y cuando sean considerados lícitos.

Cuando se decide emprender y crear un negocio, el entusiasmo y la convicción de que lo estamos haciendo con las personas correctas, nos impiden pensar en frío. Es probable que los socios estén enfocados en cosas como la puesta en marcha del negocio o en los objetivos de facturación. En la etapa inicial es difícil prever momentos difíciles para la empresa o para sus integrantes, no obstante, es importante ser precavido y establecer reglas claras para evitar futuros problemas entre los socios.

Aunque todos estos aspectos pueden establecerse después de creada la sociedad, lo más fácil será hacerlo cuando se constituye la empresa. Además de ser más sencillo, será más económico también, porque no se tendrá que recurrir de nuevo al notario.

Quizás te interesa: Cómo redactar estatutos simples para tu empresa

¿Quién debe redactar los estatutos de la empresa?

Pueden ser los socios o miembros de la junta directiva quienes se encarguen de redactar los estatutos sociales ya que no necesariamente deben ser complicados. Sin embargo, aunque existen plantillas que se pueden utilizar para crear los estatutos de una empresa, lo más aconsejable es que sean redactados por un abogado mercantil o alguien que esté familiarizado con las leyes que rigen a las sociedades. Por supuesto, todo dependerá de presupuesto de los emprendedores.

Si los accionistas o integrantes de la sociedad deciden elaborar ellos mismos los estatutos, es recomendable que se fijen en los de otras organizaciones similares. Observar las características de un estatuto parecido al que pretendemos redactar nos servirá de guía. Eso sí, no se pueden copiar, solo se deben utilizar como orientación.

Cuando no se tiene mucha experiencia en esta área, lo más viable será redactar diferentes borradores antes de presentar los estatutos finales. Para estar seguros de que se han considerado los requisitos mínimos legales y se han incluido las normas adicionales que deben regir la sociedad, lo más recomendable es partir de un borrador inicial que se completará poco a poco considerando las propuestas de todos los socios. Para culminar, se debe presentar una copia de los estatutos a todos los miembros para su aprobación final.

Lee también: Las diferencias entre emprendimiento y trabajo independiente

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.