Salares más grandes del mundo

Escrito por Enrique Feliciano Hernández ; última actualización: February 01, 2018

Overview

Los salares son cuencas lacustres, con subsuelos abundantes en minerales que, debido a sus características geológicas y climáticas, precipitan las sales por evaporación. Es decir, la evaporación es más fuerte que el flujo de agua que entra al lago. De dichos yacimientos salinos se extraen minerales como sodio, nitratos, cloruros. También cuentan con reservas importantes en sales de litio y borato. La extensión de estos paisajes albos resulta impresionante a la vista, pues algunos alcanzan varios kilómetros de longitud. Aquí una muestra de los salares más grandes del mundo.

Szymon Kochanski/Creative Commons

El Salar de Uyuni, Bolivia, es el más grande del mundo

El Salar de Uyuni, localizado en la cordillera de los andes bolivianos, es considerado como el mayor yacimiento salino del globo terráqueo, con una superficie de 12 mil kilómetros cuadrados, según lo describe la Enciclopedia Histórica de Bolivia. El salar es alimentado por los Ríos Quetana y el Río Grande de Lípez y produce anualmente más de 20 mil tonadas de sal. Pero también es una reserva importante de otras sales minerales como litio, sodio, boro.

Ronan Crowley/Creative Commons

Las Salinas Grandes de Argentina

Las Salinas Grandes, localizadas en la provincia de Jujuy, Argentina, son consideradas las segundas más grandes del planeta, después de las de Uyuni, Bolivia. Tienen una extensión cercana a los 8 mil 900 mil kilómetros cuadrados. Y junto con otros salares de Argentina exportan 990,000 toneladas de sal marina anualmente. Los pobladores de la región recomiendan visitarlas en ciertas épocas el año, sobre todo en temporada de lluvias, pues los blanquísimos paisajes se tornan en color turquesa, haciéndo de aquello una maravilla visual.

Loin des yeux/Creative Commons

El salar de Etosha, Namibia

El salar de Estosha, que significa «El gran lugar blanco“, está ubicado en el Parque Nacional de Namibia, y cuenta con una superficie de más de 6 mil 130 kilómetros cuadrados de paisajes blancos. Pero a pesar de sus dimensiones, la producción de sal de Nabimia no figura en las estadísticas de importación mundial, aunque cabe aclarar que la producción de sal yodada es casi de uso interno, pues se utiliza para atender a su población afectada por las enfermedades provocadas por la desnutrición.

Romulo Rejon/Flickr/Getty Images

Salar de Atacama, Chile

El salar de Atacama, localizado en Chile, tiene una extensión de poco más de 3 mil kilómetros cuadrados. El salar es alimentado por las aguas del río San Pedro de Atacama y por varias cascadas que traen el agua que baja de la cordillera de Los Andes. Este salar, como muchos otros, se ha convertido en un extraordinario destino turístico, tanto por sus bellos paisajes, como por la variedad de su fauna.

V. Giannella/De Agostini/Getty Images

El Salar de Coipasa, Bolivia

El salar de Coipasa está localizado en la frontera de dos países: Bolivia y Chile. Tiene una superficie de 3 mil 300 kilómetros cuadrados, aunque sólo el 10 por ciento de la superficie está situada en Chile. Las salinas de Coipasa son particularmente ricas en sales de litio, por lo que el presidente boliviano, Evo Morales, pretende desarrollar industrialmente este mineral que, como se sabe, entre otros usos medicinales, se utiliza como estabilizador del ánimo.

Steynard/Creative Commons

El salar de Arizaro, Argentina

El salar de Arizaro, Argentina, tiene una superficie de poco más de 2 mil kilómetros cuadrados. Y, según los geólogos argentinos, las sales de Arizaro son de origen volcánico. Esta salina se caracteriza por su cerro ocre en forma de cono. Además de cloruros, sulfatos, litio, magnesio y boro, la zona es rica en otros minerales ferrosos, como el hierro y el cobre. De ahí el color ocre de su suelo. Pero también se explotan grandes yacimientos de mármol y piedra onix.

Rodoluca99/Creative Commons

El salar de Antofalla, Argentina

El Salar de Antofalla, localizado en la Antofagasta, Argentina. Tiene una longitud de 163 kilómetros de largo por 59 de ancho, lo cual le da una superficie aproximada a los 970 kilómetros cuadrados. Estas salinas son muy ricas en sales de sodio, litio, potasio y boro. Este salar de tonos ocres, se ha convertido en un destino turístico con mucha demanda, pues además de sus paisajes bucólicos, se visita las villas aledañas, donde los pobladores se dedican, principalmente, a la cría de llamas.

Axel Fassio/Aurora/Getty Images

El Salar del Hombre Muerto, Argentina

El Salar del Hombre Muerto, localizado en la Provincia de Catamarca, Argentina, cuyas dimensiones se calculan en los 650 kilómetros cuadrados, tomó relevancia mundial al igual que los sales de Atacama y Uyuni, debido a su alta concentración de litio. Y es que se ha encontrado que el litio es un elemento muy importante para la industria química y la industria automotriz, pues, entre otras cosas, se usa para la elaboración de acumuladores de energía de autos eléctricos que no contaminan.

Rodoluca88/Creative Commons

Salar de Empexa, Bolivia

El salar de Empexa, localizado en el altiplano de Bolivia, tiene una superficie de 483 kilómetros cuadrados. Su terreno además de ser rico en sales, sodio y boro, también lo es es carbonatos de calcio (cal en polvo). Este Salar se caracteriza por tener un clima semi-árido. Su temperatura en promedio es de 18 grados centígrados; no se distinguen las estaciones del año. Y pero por las noches la temperatura baja hasta alcanzar los 7 grados centígrados.

Liquidlibrary/liquidlibrary/Getty Images

El Salar de Bonneville, Estados Unidos

El Salar de Bonneville, localizado en Utah, Estados Unidos, tiene una superficie de 412 kilómetros cuadrados. Según los historiadores, en este sitio se localizaba el lago Bonneville, pero con el paso de los siglos se convirtió en salar. Estas salinas tienen una gran importancia en el mercado mundial de la sal, en razón de que Estados Unidos es el principal productor del mundo. Este terreno también tomó importancia en el terreno deportivo, debido a que ahí se llevan a cabo carreras de automóviles que alcanzan velocidades de más de 600 kilómetros por hora.

Paul Taylor/Stone/Getty Images

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Szymon Kochanski/Creative Commons
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article