x

¿Qué es el período de recuperación?

Escrito por Ana P. Ferrari última actualización: September 28, 2018

Por muy atractiva y rentable que luzca una inversión o un proyecto de inversión, una pregunta que seguro dará vuelta en la cabeza de los inversores es ¿en cuánto tiempo se recuperará el capital invertido?

Payback, período de recuperación de la inversión o PRI es un indicador financiero que responde a esa pregunta. El payback puede o no reconocer el efecto del valor del dinero en el tiempo dependiendo si el denominador de cálculo considera o no los flujos netos descontados.

El PRI o período de recuperación es un indicador que no debería faltar en un plan de negocios, el informe de un proyecto de inversión o usarse conjuntamente con cualquier otra técnica de análisis de proyectos por su simplicidad de cálculo y análisis en la medición del riesgo.

El período de recuperación de la inversión tiene sus ventajas y desventajas como medio de valoración de riesgo. La filosofía de análisis es muy simple, entre dos proyectos será menos riesgoso aquel que recupere primero la inversión.

Te puede interesar: ¿Qué es la recuperación de capital?

¿Qué es período de recuperación de la inversión?

El período de recuperación de la inversión, llamado Payback (en inglés) o PRI, es un método para la evaluación de una inversión o un proyecto que consiste en determinar el plazo o cantidad de tiempo requerido para que los flujos netos de efectivo de un proyecto superen o recuperen la inversión inicial por efectuar.

El dominio Accountingformanagement.org define el período de recuperación en términos simples argumentando que PRI corresponde al “período de tiempo que un proyecto requiere para recuperar el dinero invertido en él.” Es muy fácil de calcular y se mide en años.

El criterio para la valoración de un proyecto o inversión es que entre distintas alternativas o proyectos será mejor aquella que determine el menor período de recuperación de la inversión pues implica que los capitales de los inversores estarán menos tiempo en riesgo.

Ese mismo criterio de análisis que resulta un tanto ligero, así como el hecho de que no considera el valor del dinero en el tiempo son las principales debilidades o limitaciones del Payback. Por lo que para lograr una evaluación financiera más exhaustiva de una inversión, el PRI debe acompañarse con otros indicadores como Tasa Interna de Rendimiento y Valor Presente Neto.

Te puede interesar: Los componentes de un plan de proyecto

Cálculo del PRI

Se dice que el cálculo del período de recuperación de la inversión es tan simple que se puede estimar con la “yema de los dedos.” Obedece a la siguiente fórmula:

PRI = (Inversión inicial)/(Suma de los flujos netos de efectivo anuales)

El periodo de recuperación simple se calcula dividiendo la inversión inicial del proyecto por los flujos anuales de efectivo esperados.

En casos más complicados, que incluyen la eliminación y sustitución de equipos, el salvamento recibido del elemento depuesto se resta del costo del equipo nuevo (Inversión inicial) y el saldo o la diferencia es la utilizada en los cálculos del período de recuperación de la inversión.

El principio básico del Payback es el de establecer el tiempo que le toma a la empresa para recuperar su inversión inicial, que será el tiempo en que la inversión inicial está en riesgo.

Usos del PRI

Proyectos mutuamente excluyentes se refieren a sustituir propuestas que cumplan funciones y tareas análogas. Estos proyectos tienen similitudes en muchos aspectos, entonces es tarea de los inversionistas y administradores de proyectos decidir sobre la opción que mejor se adapte a ellos con base en el resultado del PRI.

El periodo de recuperación, por lo tanto, se convierte en una técnica de elección de alternativas de inversión. Los directores financieros calculan el periodo de recuperación para los distintos proyectos y eligen uno con el período más corto.

Las inversiones independientes, por su parte, también se valoran a partir del Payback, se refieren a proyectos competitivos que sirven a propósitos diferentes. La elección de un proyecto no afecta a los otros.

Cada proyecto es independiente y se considera en términos como la viabilidad y la disponibilidad de fondos. El periodo de recuperación se convierte en una técnica de evaluación cuando se monitorean proyectos que califican por su naturaleza y la expectativa de los inversores.

A pesar de no existir relación entre los proyectos, el periodo de recuperación constituirá el criterio de decisión para elegir entre ellos. Esta es una práctica común en las empresas restringidas financieramente.

Te puede interesar: ¿Cómo gestionar la entrega de un proyecto?

Limitaciones del PRI

El periodo de recuperación de la inversión no está exento de defectos. Este método no puede ser utilizado de forma independiente en la selección de inversiones y por lo tanto tienen que valorarse otras consideraciones, como el tiempo, el valor del dinero y las compensaciones costo-beneficio.

Elegir un proyecto por solo el tiempo que demora en recuperar la inversión puede ser una visión limitada, ya que puede resultar ser el proyecto menos rentable.

También ignora los flujos de efectivo después del tiempo de la recuperación de la inversión, que son importantes para la rentabilidad de una empresa. Las inconsistencias pueden surgir entre el período de recuperación y otras técnicas de valoración de inversiones. Por ejemplo el PRI puede apuntar a la opción con menor tasa de retorno (TIR) y valor presente (VPN).

El período de recuperación, por lo tanto, no puede sostener por si solo una decisión de inversión significativa.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.