Cómo operar una caja registradora electrónica

Mucha pequeñas tiendas al menudeo eligen utilizar cajas registradoras electrónicas para aceptar el dinero en efectivo de sus ventas con los clientes. Estas máquinas son baratas para el propietario del negocio y son fáciles de utilizar para los encargados de su uso. El proceso de operar una máquina registradora electrónica es similar al de una calculadora, solo que en ella tienes una más amplia cantidad de opciones relacionadas a la venta y puedes insertarle efectivo para su custodia segura. Este artículo explicará cómo manejar una caja registradora de este tipo.

Selecciona el modo apropiado para la caja registradora o fija sus opciones para aceptar ventas con dinero en efectivo.

Teclea el número que te han asignado como empleado, también llamado "código de cajero". Este código permite que el dueño visualice quién procesó qué transacciones de efectivo y por cuánto es él responsable de lo que está en el cajón de la máquina.

Teclea el precio del primer artículo que estás registrando, utilizando el teclado numérico. Algunas cajas registradoras también permiten que teclees un "código departamental" o "número de artículo" de modo que sepas cuál fue el artículo que se vendió. Presiona la tecla de "enter" (o si hay un código de artículo o departamental que tengas que teclear será necesario que presiones la tecla de código apropiado una vez más para que el sistema acepte el precio). Continúa con el mismo proceso para cada artículo.

Cuando hayas finalizado, presiona la tecla de "Subtotal" para obtener la cantidad total de la venta incluida con el impuesto. (Puedes siempre presionar la tecla de "Subtotal" en cualquier momento durante la transacción, si el cliente desea ver la cantidad que se debe actualmente antes de proceder).

Teclea la cantidad de efectivo recibido del cliente. Después presiona el botón de "Cambio" o "Efectivo". La caja registradora electrónica debería abrirse para dejar que le des el cambio al cliente. Posteriormente, se imprimirá el recibo de éste.

×