Cómo hacer una encuesta estadísticamente válida

Escrito por Michael Judge última actualización: February 01, 2018
Stockbyte/Retrofile/Getty Images

Una encuesta puede proporcionar una gran cantidad de información valiosa acerca de todo, desde las preferencias de los votantes en las próximas elecciones a las marcas favoritas de refrescos, pero sólo si la encuesta está bien diseñada. Una encuesta bien diseñada y estadísticamente válida es aquella en la que la muestra de personas encuestadas representa con exactitud la población en general de la que se desee obtener la información. Además, una encuesta válida utiliza preguntas y métodos de interrogatorio que hacen que las respuestas no estén sesgadas de ninguna manera.

Encuesta a un grupo de personas que sean representativas de la población que se está estudiando. Esto significa que las personas a las que se les hacen preguntas reflejan la diversidad global y el alcance de toda la población. Por ejemplo, si deseas encuestar a los estudiantes en una escuela secundaria para determinar si disfrutan de la comida de la cafetería, incluye a estudiantes de todos los grados en la encuesta y también asegúrate de incluir un número aproximadamente igual de niños y niñas. Esto asegura que los resultados de la encuesta promedio reflejan de cerca las tendencias de la población en general.

Asegúrate de que el estudio no tenga un sesgo de selección. Este punto está en parte relacionado con la exigencia de una muestra representativa, pero también es un poco diferente. El punto aquí es asegurarse de que estás seleccionando a las personas a encuestar completamente al azar, en lugar de elegirlas a propósito para que accidentalmente estén de acuerdo con algunos criterios. Para el escenario de la escuela secundaria, un ejemplo de un sesgo de selección sería si fueras a estudiar sólo a los estudiantes que practican deportes.

Asegúrate de que el estudio no tenga un sesgo de no respuesta. Un sesgo de no respuesta se produce cuando un cierto segmento de la población que estás encuestando no responde a las preguntas de la encuesta. Esto puede ser debido a la forma en que haces las preguntas o las preguntas mismas. Si se le preguntara a un grupo de personas si robaron alguna vez, por ejemplo, solo algunos de los que robaron constestarían con sinceridad. En el ejemplo de la escuela secundaria, si les pidieras a los estudiantes que envíen sus respuestas por e-mail a ti, sólo aquellos estudiantes que tienen computadora serían capaces de responder, lo que podría sesgar los resultados de la encuesta.

Asegúrate de que la encuesta incluya un tamaño de muestra lo suficientemente grande. En cualquier encuesta, cuanto mayor sea el tamaño de la muestra (es decir, cuánta más gente haya sido encuestada), más confianza se tendrá en los resultados. Sin embargo, las grandes encuestas también cuestan más y toma más tiempo completarlas, así que una encuesta no puede incluir a demasiadas personas. El tamaño de la muestra exacta que elijas puede depender de varios factores, incluyendo el tipo de estudio que estás llevando a cabo, pero una buena regla de oro es que un tamaño de muestra mínimo de 100 personas da un nivel aceptable de error en los resultados.

Consejos

Es una buena idea poner a prueba tus preguntas de la encuesta en un grupo pequeño antes de llevar a cabo la encuesta real, para asegurarte de que las preguntas sean claras y fáciles de entender.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Stockbyte/Retrofile/Getty Images