Cómo elaborar un plan de presupuesto personal y de ahorros

La elaboración de un plan de presupuesto personal y de ahorro es el primer paso hacia el logro de la independencia financiera. Con un presupuesto y plan de ahorro, puedes tomar el control de tus finanzas y reducir los gastos.

Este plan te mostrará claramente cuánto dinero está ingresando, en qué lo estás gastando y dónde puedes hacer concesiones para obtener dinero extra. También es tu primer paso para alcanzar objetivos financieros específicos, como ahorrar.

1

Antes de armar tu plan de presupuesto personal

Primero, comienza sumando tus gastos mensuales y réstalos de tu salario neto. Luego piensa en tus prioridades financieras más allá de tus facturas mensuales, como el pago de deudas de tarjetas de crédito con intereses altos, la creación de un fondo de emergencia y ahorros para la universidad o la jubilación.

Te puede interesar: Propósitos de un presupuesto

Debes tener en cuenta que algunos de estos objetivos a largo plazo pueden ayudarte a estirar aún más tu dinero; por ejemplo, el pago de la deuda de tarjetas de crédito puede liberar más dinero en efectivo porque no tendrás esas facturas sobre tu cabeza y no tendrás que pagar intereses cada mes.

Si estás casado, querrás establecer metas e identificar cualquier gasto que puedas reducir con tu cónyuge. Esto ayudará a evitar malentendidos o gastos excesivos.

2

Lleva un registro de tus gastos mensuales

Para ello, utiliza una libreta de notas contigo y anota cada compra que realices. Escribe lo que compraste, cuánto costó, y el sitio dónde lo adquiriste. Esta información puede ayudarte a hacer comparaciones de precios y determinar qué artículos son más baratos.

Cada compra que realices debe ir en esta libreta, a menos que hayas recogido un recibo para mantenerlo como un registro. Parece complicado, pero te ayudará de manera significativa cuando te sientes a redactar tu plan.

Contenido relacionado: Concepto de presupuesto y control de presupuesto

3

Reúne tus cuentas, facturas y recibos

Recopila los registros de los ingresos que obtuviste el mes pasado, como tus recibos de pago. Si el ingreso es consistente, tu presupuesto estará en equilibrio. Si tienes un negocio y tu ingreso fluctúa, reúne el expediente del año pasado y encuentra la media. Tu ingreso mensual promedio del año es el total de todos los ingresos que tuviste durante el año dividido por 12.

4

¿Cómo armar el plan de presupuesto y ahorro?

Para crear el plan, sigue los siguientes pasos:

  1. Suma tus gastos mensuales. Enumera las facturas que debes pagar cada mes, como hipoteca o alquiler, pago de automóvil, primas de seguro, servicios públicos y facturas de teléfono.
  1. Resta tus gastos de tus ingresos. Si estás cerca de cero u obtienes un número negativo, echa un segundo vistazo a tus gastos no esenciales, como televisión por cable, entretenimiento y viajes. Estos artículos son más fáciles de recortar si estás gastando demasiado o si necesitas destinar ese dinero en otros gastos.
  1. Enumera tus otras prioridades financieras, como la creación de un fondo de emergencia, el pago de la deuda de las tarjetas de crédito y planes de ahorro por jubilación o estudios. En este caso, debes calcular cuánto necesitarías para alcanzar tu meta y cuándo deberías alcanzarla. Luego divide el tiempo (en meses) entre la cantidad. Esto te dará objetivos de ahorro mensuales para cada prioridad.

Te puede interesar: Propósitos de un presupuesto

  1. Combina tu dinero con tus gastos y tus metas. Cuando tus ingresos y gastos estén claramente establecidos, verás dónde puedes hacer concesiones para obtener más capital con el fin de mejorar tu situación financiera a largo plazo. En este sentido, ajusta tus gastos hasta que gastes menos de lo que ganas o ahorres lo suficiente para cumplir con tus otras prioridades financieras.
  1. Revisa tu plan y tus prioridades cada cierto tiempo. Un plan de presupuesto personal y de ahorro es un "documento vivo" que cambiará según tus necesidades y tu situación financiera. Tu plan debe ser lo suficientemente flexible como para ser adaptado constantemente.
5

Consejos

Determina si tus gastos incidentales y de entretenimiento se pueden reducir. Si es necesario, mantén un seguimiento de tus gastos para encontrar áreas donde se pueda recortar la asignación de fondos adicionales a tu reducción de deuda y planes de ahorro.

Contenido relacionado: Definición de un presupuesto de funcionamiento

Puede ser tentador asignar todos los fondos adicionales para la reducción de la deuda, pero es importante destinar dinero para emergencias. Está bien hacer de la reducción de la deuda una prioridad, pero asegúrate de que estás poniendo al menos una pequeña cantidad de dinero en una cuenta de ahorros cada mes.

×