A quién dirigir una carta de presentación si no sabes su nombre

Escrito por Aron Mejias última actualización: June 01, 2018

Si quieres saber a quién dirigir una carta de presentación si no sabes su nombre, te invitamos a leer el siguiente post informativo. Ya que una carta de presentación es muy importante porque te representa a nivel profesional.

Pero a veces la redacción de la carta perfecta plantea algunos problemas. A pesar de todas tus investigaciones, quizá no hayas encontrado el nombre de la persona a la que tienes que dirigirla.

No dejes de leer: Los saludos y encabezamientos adecuados para un correo de negocios

A veces, las empresas no hacen públicos muchos datos y no dan números directos. En ese caso, tienes otras formas de dirigir una carta a un individuo desconocido.

¿Cómo llamar a una persona en una carta de presentación si no sabes su nombre?

Puedes llamarlo por su cargo en la empresa, encabezando la carta de la siguiente manera: "Estimado Director de Contratación", si la carta es para la contratación de personal, o con "Estimado Director", si el objetivo no está relacionado con la contratación.

Otro saludo puede ser: "Estimado Representante de Atención al Cliente", si se trata de alguien del servicio de atención al cliente, o "Estimado Editor de Adquisiciones" o "Estimado Coordinador Editorial" si envías un libro que has escrito a una editorial.

En estas situaciones, resulta adecuado dirigirse a alguien por su cargo, si lo que quieres es solicitar un empleo mediante una entrevista de trabajo, y desconoces en nombre del entrevistador, podrías, o más bien deberías encabezar la carta con un “Distinguido Gerente de Recursos Humanos

¿Cómo comenzar una carta de presentación?

Te diremos como comenzar una carta de presentación para que resalte entre las demás. Para comenzar, empieza por con un saludo educado y cortés, lo clásico es mostrar buena educación y un conocimiento de los tratamientos formales.

Un saludo adecuado y comúnmente aceptado es "Estimado Sr." o "Estimada Sra.", y también en plural: "Estimados Sres." o "Apreciados Sres.". Es una forma rápida y decidida de dirigirse a un destinatario desconocido a la manera tradicional.

Además, con la opción en plural, demuestras que no estás dando por supuesto que sea hombre o mujer.

Empieza por una consulta general. Escribe un saludo, como "A quien corresponda", o “a quien pueda interesar”, esto en caso de que no quieres ser demasiado formal o explícito en tu carta de presentación.

Así te evitas hacer muchas referencias al género o al puesto de trabajo. Un saludo así es correcto, el habitual cuando tienes pocos datos o ninguno sobre la persona encargada de la contratación. En un registro más formal de saludos empresariales, la opción equivalente sería "Muy Sres. míos".

Añade un toque más formal. Puedes empezar por un "Estimado Sr.", "Estimada Sra." o “Apreciado Sr.” o “Apreciada Sra.” y combinarlo con el cargo de la persona.

Utiliza este saludo únicamente si estás seguro de que esa persona es un hombre o una mujer. Dirígete a la mujer como "Srta." únicamente si sabes que la destinataria es soltera.

Si no lo sabes, escribe siempre "Sra." para no equivocarte. El saludo sería algo así: "Estimada Sra. Directora de Contratación".

El saludo en una carta de presentación

Claro, seguidamente al encabezamiento de una carta de presentación, viene el saludo, que debería ser de la manera siguiente: “Ante todo un cordial saludo esperando de ustedes una buena receptividad a mi misiva…” “Reciba un efusivo saludo de mi parte esperando se encuentre muy bien…”

”Es ocasión de expresarle unas palabras de salutación…”entre otra formas muy cordiales de saludar a una persona con quien no se tiene ninguna confianza, y a lo mejor ni siquiera conocemos personalmente.

Después del saludo cordial y amistoso, viene el cuerpo de la carta que es donde la persona realmente va a expresar el motivo, o intensión de la misiva, en ese caso cuando se trata de una carta comercial, no se acostumbra que el cuerpo de la carta sea muy extenso ya que no hay en realidad lazos de amistad ni recuerdos o afectos en común.

Sería algo como “Me dirijo a usted, o ustedes con el más profundo respeto, en la oportunidad de… solicitar, agradecer, manifestar…

Es aquí donde se hace una exposición de motivos y donde la persona expresa la verdadera intención del motivo por el cual se está dirigiendo a esa empresa o a esa persona en particular. Finalmente viene la despedida.

La despedida en una carta de presentación

Exactamente, la despedida en una carta de presentación debe ser también cordial y amistosa, pero muy concreta y respetuosa. Algo así como: “sin tener más nada a que hacer referencia, quedo de usted muy atentamente…” o podría ser “No teniendo más nada que agregar, quedo de usted agradecido de antemano…” Bueno siempre se encuentran palabras adecuadas para estos casos.

Te puede interesar: Diferentes tipos de cartas comerciales y sus partes

Después de las despedidas obviamente que se debe escribir el nombre y apellidos de quien remite la carta, y una línea por debajo del nombre escrito a máquina, debe ir la rúbrica, legible o no, tal y como acostumbra firmar en todos los casos formales. ¡No olvides colocar la fecha y la localidad de donde estas escribiendo!

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.