¿Cuál es la diferencia entre cuenta corriente y cuenta de ahorros?

Escrito por Nelly Acosta última actualización: December 30, 2018

Si ofrecemos una analogía para cada tipo de cuenta diremos que la cuenta corriente o cuenta de cheques es nuestra billetera o caja chica y la cuenta de ahorros nuestra alcancía o bóveda.

Una de las principales diferencias entre una cuenta corriente y una cuenta de ahorro estriba en su función o uso, mientras la cuenta corriente es el instrumento bancario ideal para sufragar nuestros gastos, la cuenta de ahorros es más una forma de inversión o resguardo de dinero para un propósito futuro.

Entre las similitudes están que ambas son instrumentos pasivos para los bancos, pues cuando suscribimos una cuenta corriente o cuenta de ahorro firmamos un acuerdo para entregar dinero a un banco, entidad que promete salvaguardarlo hasta su retiro o gasto.

Los fondos que colocamos en una cuenta corriente o cuenta de ahorro en los Estados Unidos se encuentran respaldados por la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC por las siglas en inglés de Federal Deposit Insurance Corporation) agencia federal que respalda los depósitos de los clientes de instituciones afiliadas hasta por USD 250,000.

De igual manera en otros países los fondos colocados en cuentas bancarias corrientes o de ahorros, de bancos apegados a la normativa financiera, están protegidos por los fondos de garantías de depósito hasta cierto monto por ahorrista.

¡Hasta allí las similitudes! Ahora bien, son más las diferencias entre cuentas corrientes y cuentas de ahorro que las semejanzas.

Conocer las diferencias entre una cuenta de cheques y una cuenta de ahorros es importante para ayudarte a decidir cuál instrumento contratar siempre que se adapte mejor a tus necesidades y propósitos.

Te puede interesar: ¿Cómo encontrar mi número de cuenta bancaria?

La cuenta de cheques

Una cuenta corriente es llamada cuenta de cheques puesto que en la gran mayoría si no en la totalidad de los casos, se les asocia una chequera y una tarjeta de débito para facilitar las transacciones o movimientos.

De acuerdo con Bankrate.com cuando contrastas una cuenta corriente los bancos esperan que realices transacciones, depósitos o retiros, con mucha frecuencia, por tal motivo las cuentas corrientes son categorizadas como cuentas transaccionales. Los bancos procuran esos movimientos puesto que a partir de ello cobran una serie de cargos y comisiones como uso de cajeros automáticos o ATM, sobregiros en cuenta, contratación, cuota de mantenimiento y cambio de chequeras, entre otros.

La cuenta de ahorros

Una cuenta de ahorros es más una forma de inversión que una cuenta o producto transaccional.

Cuando otorgas dinero a una institución financiera por la vía de una cuenta de ahorros le confieres al banco la posibilidad de disponer por esos fondos de una forma distinta a como lo harán con una cuenta corriente.

Aunque sigue siendo un producto bancario considerado como “dinero a la vista” y puedes disponer de esos fondos cuando gustes, no será con tanta frecuencia como el caso de la cuenta de cheques.

Es más, los bancos imponen límites en el número de cierto tipo de transacciones al mes en una cuenta de ahorros, lo cual, se rige por el Reglamento D de la Junta de la Reserva Federal.

No dejes de leer: Ventajas y desventajas de una cuenta de ahorro

Principales diferencias entre cuenta corriente y cuenta de ahorros

Hemos sido enfáticos en que la principal diferencia entre la cuenta corriente y la cuenta de ahorros estriba en el uso o propósito. Veamos que otras características diferencian a ambos productos pasivos de la banca.

El tipo de interés

De acuerdo con Valuepenguin.com en el pasado eran mucho más notorias las diferencias entre cuenta de ahorros y cuenta de cheques respecto a la tasa de rendimiento anual (APY por sus siglas en inglés).

Sin embargo en la actualidad producto de unos tipos de interés bastante bajos, junto con el florecimiento de los bancos digitales que ofrecen remuneración por cuentas de cheques en línea, las brechas se han cerrado significativamente.

En la actualidad las cuentas de cheques remuneradas han rendido en promedio un 0,04% APY y algunas cuentas de ahorro tradicionales promedian un 0,06% APY. Sin embargo es posible encontrar esquemas de banca digital que ofrecen hasta un 2.35% APY en cuentas de ahorro.

A pesar de que las cuentas corrientes ahora pueden ganar intereses, por lo general hay restricciones. Puede que debas tener un saldo mínimo o hacer depósitos directos muchas veces al mes con el fin de calificar.

Las comisiones

Como mencionamos antes en términos comparativos, las cuentas corrientes implican muchas más comisiones y cargos. Por tratarse de productos transaccionales representan mayores costos operativos que son trasladados a los clientes.

Aunque ciertas comisiones aplican a las cuentas corrientes y a las de ahorros de forma indistinta, a menos de que mantengas un saldo mínimo, tengas depósitos directos asignados a la cuenta o abras una cuenta en línea.

Transferencias de dinero

Por lo general es más rápido transferir dinero a partir de una cuenta corriente que desde la cuenta de ahorros. Transferir desde tu cuenta de ahorros puede tardar hasta cinco días más que desde tu cuenta corriente.

Adicionalmente las normas federales imponen que solo podrás realizar hasta seis transferencias al mes desde una cuenta de ahorros, cosa que no ocurre con la cuenta de cheques. Consulta con el banco en el cual estás considerando abrir una cuenta para conocer su política particular.

Tarjetas de débito

Las tarjetas de débito están generalmente asociadas con las cuentas corrientes y un tanto restringidas para cuentas de ahorro.

La mayoría de las personas utiliza estas tarjetas en lugar de emitir cheques, es un instrumento de pago más rápido, efectivo y confiable.

Te puede interesar: ¿Cuáles son los límites de gasto y retiro de una tarjeta de débito?

Protección de sobregiros

Puedes obtener protección de sobregiros para tu cuenta corriente. Lo cual significa que si emites un cheque por una cantidad más allá de lo que tienes en tu cuenta, el cheque no será devuelto por insuficiencia de fondos.

Sin embargo, cuando giras cheques sobre fondos no disponibles, generas un cargo por sobregiro cuya comisión promedio es de 35 dólares por cheque. El banco tomará automáticamente el dinero de tu cuenta de ahorros o lo retirará de una línea de crédito, si tienes una.

Como podemos apreciar, las desventajas de un tipo de cuenta se pueden compensar por la otra, no es descabellado poseer ambos instrumentos en una misma entidad bancaria. Muchos bancos alientan a los clientes de cuentas de cheques a contratar cuentas de ahorros prácticamente sin cargos, es una forma eficiente de administrar el efectivo.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.