x

Definiciones simples de los términos de contabilidad débito y crédito

Escrito por Nelly Acosta última actualización: December 10, 2018

Cada intercambio de valores o bienes, cada transacción u operación comercial por pequeña que resulte, contablemente afecta por lo menos dos partidas o cuentas. Es lo que se conoce desde hace más de medio milenio como registro o sistema de doble entrada.

Bajo el principio del doble asiento contable, en el libro diario y finalmente en el libro mayor de contabilidad, por cada operación que se registre habrá por lo menos dos entradas:

  • En una cuenta se asentará un débito, es decir, un registro del lado izquierdo de la cuenta
  • En la otra, recibirá un crédito, es decir, un ingreso del lado derecho de la simbología, de la cuenta T.

Podemos ver los registros en forma de cuenta T como un mecanismo para no registrar cantidades negativas. En vez de ello, fijamos dos columnas para cada cuenta, asentando débitos y créditos.

En la actualidad, los que no ejercemos el quehacer contable estamos probablemente mucho más conectados con el lenguaje bancario que con el argot de contabilidad, y por tal hemos desvirtuado el significado de débito y crédito.

En nuestra cotidianidad, cuando escuchamos el término débito, automáticamente pensamos en algo que nos resta, “que nos debita” como negativo; y en un crédito, como algo positivo que nos “acredita.” No es incorrecta esa acepción, es solo que en contabilidad, los conceptos de débito y crédito son otra cosa.

Con lo expuesto hasta ahora, nos queda claro que la simple definición de débito y crédito hace referencia a los registros del lado izquierdo y derecho de un asiento contable de doble entrada en un libro, o en una hoja de trabajo de contabilidad.

Cuando entendemos el significado de débito y crédito, estamos en capacidad de categorizar correctamente las cuentas y así determinar cómo las entradas referentes a los débitos y créditos afectarán los saldos. Continuemos valorando algunas particularidades relacionadas al sistema de doble entrada.

Te puede interesar: Diferencias entre un libro mayor de resultados y un balance de comprobación

Débito y crédito según el tipo de cuenta

El tipo de cuenta determina de qué lado del saldo aumenta o se carga, y de cuál disminuye o se abona.

  • Las cuentas de activos aumentan o se cargan en el lado del débito. Esto significa que el saldo positivo normal de la cuenta estará en el lado del débito.
  • Las cuentas de pasivo aumentan en el lado del crédito. El saldo positivo normal de esta cuenta estará en el lado del crédito.

El dinero en efectivo o en tu cuenta bancaria se considera un activo. La hipoteca de tu casa o el consumo de la tarjeta de crédito se ​​consideran un pasivo. Si has estado haciendo anotaciones en entradas de cuentas todos los meses cuando pagas tu hipoteca, serán correctas si registras un crédito en la cuenta de efectivo, pues lo estás disminuyendo; y en débito, en tu cuenta de la hipoteca que estás amortizando.

En los estados financieros no sólo tenemos cuentas de activos y pasivos, también tenemos cuentas de patrimonio, ingresos, costos y gastos. Cada una tendrá una naturaleza deudora (se carga con débitos) o acreedora (se carga con créditos).

Una manera sencilla para conocer la naturaleza de la cuenta es recurrir a la ecuación básica de la contabilidad extendida:

Activos = Pasivos + Patrimonio + Ingresos – Costos – Gastos

Si llevamos los términos con argumento negativo al otro lado de la ecuación tenemos:

Activos + Costos + Gastos = Pasivos + Patrimonio + Ingresos.

Pues bien, todas las cuentas que correspondan con los rubros del lado izquierdo tienen naturaleza deudora o aumentan con débitos; y los rubros del lado derecho tienen naturaleza acreedora y se cargan con créditos.

Te puede interesar: Seis pasos del proceso de contabilidad

Saldo de cuenta normal

Los débitos y créditos no sólo te dicen en qué columna incluir una cantidad, sino también designan el saldo normal de esa cuenta o su naturaleza.

  • La cuenta de efectivo y todas las cuentas de activos y egresos tendrán un “saldo de débito normal”; esto es naturaleza deudora.
  • Para el efectivo, por ejemplo, después de restar los créditos de los débitos, el saldo debería ser positivo.
  • Si tus créditos son más que tus débitos, tienes un saldo de crédito; es decir, un balance de efectivo negativo o sobregiro y estás en rojo.
  • Tu cuenta de la hipoteca tiene un saldo de crédito normal positivo porque es un pasivo.

Echa un vistazo a tu libreta o el registro de tus cuentas bancarias. Este es el libro que se usa para registrar tus transacciones inherentes a tu cuenta; fíjate en las columnas que reflejan los montos que gastaste y que depositaste.

El lado izquierdo de la columna muestra un (-), esto significa que los números en esta columna son negativos o disminuyen el saldo de tu cuenta. La columna de la derecha tiene un (+), significando que esta columna es positiva y aumenta el saldo disponible en tu cuenta. Es el ejemplo de los asientos contables que puedes encontrar en los libros afines.

Perspectiva bancaria

Para el banco, tu cuenta corriente es un pasivo. El dinero que depositas en tu cuenta corriente se paga a demanda. Esto significa que el banco tiene que pagar el efectivo si lo tienes disponible en tu cuenta y autorizas la compra.

El banco debitará o disminuirá tu cuenta corriente; y el crédito aumentará la cuenta de efectivo de la contraparte receptora.

Débito y crédito: simplemente izquierda y derecha

La simple definición de débito es el lado izquierdo y del crédito es el lado derecho.

Cada transacción en la contabilidad de doble entrada tiene un débito y un crédito que se igualan. En lugar de hacer a algunos números positivos y a otros negativos, se usan dos columnas para registrar las transacciones. Todos los números son positivos. El lado en que registras la transacción y el tipo de cuenta te permite saber si la cantidad se debe sumar o restar.

Te puede interesar: Definición de las cuentas nominales

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.