Crédito y débito en contabilidad

Escrito por Karina Da Silva ; última actualización: August 20, 2018

El crédito y débito son dos de los términos más básicos que se utilizan en contabilidad. Comprenden las dos partes de cada transacción financiera: el aumento de valor para una parte y la reducción de valor en la otra. A pesar de sus diferencias, el crédito y débito realizan la misma función de controlar las transacciones financieras.

¿Qué es débito en contabilidad?

El débito en contabilidad incrementa las cuentas de débito y disminuye las cuentas de crédito a través de un asiento contable que se registra en la columna de a izquierda. Un débito en contabilidad incrementa algunas cuentas como el activo y el gasto, entre otras.

¿Qué es crédito en contabilidad?

El crédito en contabilidad incrementa las cuentas de crédito y disminuye las cuentas de débito a través de un asiento contable que se registra en la columna de la derecha. Un crédito en contabilidad incrementa algunas cuentas como la ganancia y el ingreso, entre otras.

Historia del crédito y débito en contabilidad

Según la página emprendedores minimalistas, hace siglos, en la época de la civilización sumeria se usaba la doble columna con elementos similares a los de la contabilidad moderna, se trataba de cuentas de entrada individual que utilizaban las personas para controlar sus finanzas. Es decir, anotaban sus ganancias y pérdidas en dos columnas distintas, solo prestando atención a su propia parte.

Actualmente, los contadores utilizan las cuentas de doble entrada, las cuales funcionan anotando el débito y crédito de las transacciones en la columna correspondiente. Cada transacción incluye el débito en una de las columnas y el crédito en la otra, de este modo, las cuentas de doble entrada permiten que los contadores hagan un seguimiento de sus recursos monetarios así como de las partes a las cuales su empresa le entrega dinero.

Deberías leer: ¿Qué es una retención de débito?

Función o utilidad del débito y crédito

En las cuentas de doble entrada, se colocan dos columnas pegadas bajo un encabezado llamado "cuenta". Dicho formato es denominado "cuenta T" , ya que el encabezado de la cuenta se encuentra por encima de las dos columnas de débito y crédito. "Débito" es la columna a la izquierda, mientras que el crédito está a la derecha. En contabilidad, la suma de los débitos siempre debe igualar la suma de los créditos. Esto refleja que, a pesar del intercambio de dinero, la cantidad de la transacción permanece constante. Por consiguiente, si un contador nota que las cantidades de crédito y débito no concuerdan, sabrá que hay un error.

Te recomendamos: Cosas que necesitas saber para ser un contador

Tipos de cuentas de débito y crédito

Existe una doble entrada de crédito y débito para todo tipo de cuentas. Sin embargo, las más comunes incluyen la cuenta de activos, la cuenta de pasivos, las cuentas de ingresos y las cuentas de gastos.

Para cada tipo de cuenta, el débito y crédito aumenta o disminuye en la misma cantidad con respecto a la otra. Un aumento en la cuenta de activos se registra como un débito y esa misma cantidad debe ser registrada en otra cuenta en la columna correspondiente al crédito.

Por ejemplo: Si una empresa compra un vehículo de 7.000 USD utilizando dinero de su cuenta bancaria se tendrá que registrar un asiento contable muy sencillo, en la cuenta de vehículos se registra un débito por 7.000 USD y en la cuenta bancaria se registra un crédito por la misma cantidad de 7.000 USD.

No obstante, un aumento en la cuenta de gastos se registra como un débito, mientras que se registra como un crédito en la cuenta que recibe dicho gasto.

Lee también: ¿Qué es la contabilidad privada?

Advertencias y consideraciones sobre débito y crédito

Es fácil asumir que el débito siempre es positivo y que el crédito es siempre negativo. Sin embargo, solo porque un débito implica un aumento no siempre significa que aumentará los activos. Por ejemplo, un aumento en los gastos es un débito, mientras que una disminución es un crédito. En dicha situación, obviamente querrás tener una disminución en el débito. Además, siempre querrás que la cuenta de activos sea mayor a la cuenta de pasivo, lo que implica más débitos en tus activos y más créditos en tu pasivo.

Incluso si no eres contador, haces actividades relacionadas con la contabilidad a diario. Cuando depositas dinero en tu cuenta bancaria, debitas tu activo (la cuenta bancaria). Así que, para sacar el máximo provecho a los conocimientos sobre débito y crédito, puede que quieras crear tu propio libro de contabilidad, de esta manera lograrás controlar mejor tus ganancias y tus perdidas.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article