x

Definición de la condonación de una deuda

Escrito por Aron Mejias última actualización: March 14, 2019

La condonación se define como la reestructuración de una deuda con el fin de dar a la parte endeudada una medida, parcial o total, de alivio.

La condonación puede tomar diferentes formas: una reducción total o parcial del monto principal adeudado, una reducción de las tasas de interés de los préstamos vencidos, una ampliación del tiempo de pago, etc.

Por lo general, un prestamista sólo considerará aplicar alguna medida de condonación en el caso de que las repercusiones de un posible incumplimiento de la deuda puedan llegar a ser tan graves que la única alternativa sea la mitigación de la misma.

La condonación puede ser aplicada a cualquier parte severamente endeudada, ya sean individuos, instituciones, empresas, e incluso naciones soberanas.

Te puede interesar: Cómo pedir la condonación de una deuda

Entendiendo un poco más la condonación

La condonación puede ser la única medida plausible en ciertas situaciones. Por ejemplo, si un país adeuda cantidades masivas de dinero, y se le hace cada vez más difícil honrar sus obligaciones, los acreedores pueden considerar reestructurar la deuda, en lugar de arriesgarse a que la nación incumpla sus obligaciones y aumente el riesgo sistémico global.

Deuda por consumo

Este es el tipo de deuda que una persona contrae por la adquisición de bienes considerados de consumo y cuyo valor no aumenta o cambia con el tiempo.

Desde la crisis financiera en 2008, la deuda por consumo en Estados Unidos ha alcanzado los US$12,8 billones. Esta situación se atribuye al aumento de los préstamos estudiantiles y para vehículos, así como a las deudas por tarjetas de crédito.

¿La condonación de la deuda siempre se convierte en ingresos tributables?

Ciertas situaciones hacen que la condonación de la deuda esté exenta de impuestos. La más obvia sería un préstamo para una residencia principal calificada. La Ley de Alivio para la Deuda Hipotecaria del 2007 hizo esto posible.

Contenido relacionado: Cómo lograr la condonación de la deuda de la tarjeta de crédito

La bancarrota es otra instancia que exime a una cancelación de la deuda de convertirse en ingresos tributables. Si eres insolvente sin ninguna sombra de duda, la mayoría de la deuda perdonada (o toda) se convierte en ingresos no gravables.

Programas de condonación

Existen numerosas empresas que ofrecen servicios de condonación de deudas. En ciertos casos, es recomendable trabajar con un asesor crediticio, como el National Foundation for Credit Counselors, quién puede ayudar al adeudado a encontrar el programa más conveniente para su situación.

Las compañías de liquidación de deudas son entidades con fines de lucro que trabajan en nombre de un prestatario para negociar la liquidación de deudas con los acreedores.

Existen numerosas advertencias para trabajar con estas compañías y el proceso de liquidación puede tardar años. Sin embargo, la liquidación de deudas puede ser una opción para los prestatarios que han estado constantemente en mora.

Te puede interesar: ¿Qué sucede si no declaro mis ingresos en los impuestos?

Las compañías de liquidación de deudas evalúan el perfil de crédito completo de un prestatario y se comunican con los acreedores directamente en nombre de un prestatario para obtener el perdón de la deuda.

Los programas de alivio de deudas generalmente solicitarán que los prestatarios suspendan los pagos de sus cuentas de crédito mensuales para aumentar la probabilidad de que un acreedor se siente a negociar.

En general, la mayoría de las compañías también requerirán que los clientes realicen pagos mensuales de garantía para un pago único que se realizará en algún momento en el futuro.

Bancarrota

En muchas situaciones, la bancarrota puede ser la mejor opción para un prestatario en dificultades. En una quiebra, el prestatario cuenta con el apoyo de un abogado y de los tribunales. El perdón de la deuda tampoco se considera ingreso en una quiebra, lo que puede ayudar a ahorrar obligaciones tributarias.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.