Cuáles son las funciones de un almacén

Escrito por Macarena Cansino última actualización: December 09, 2019

Las necesidades de almacenamiento varían dependiendo de la empresa. Las tiendas pequeñas alquilan depósitos para guardar su mercancía, pero las más grandes prefieren tener un espacio propio que les permita diseñar una logística adecuada para mantener un flujo eficiente en el transporte y entrega de productos y servicios.

Esto cambia radicalmente cuál es el objetivo principal de un almacén, ya que sus funciones pueden ser tan diversas como la fauna y flora del planeta.

Sigue leyendo: Diferencias entre un depósito y un almacén

¿Qué es un almacén?

Usualmente, un almacén es un local, edificio o espacio que se utiliza para guardar equipos, maquinaria, mobiliario, productos, vehículos o materia prima. Los almacenes pueden formar parte de la sede de la empresa o estar en un lugar diferente. Por ejemplo, las compañías que se dedican a la importación y exportación de productos cuentan con almacenes cercanos a puertos, aeropuertos u oficinas de aduana.

El tamaño del almacén y su disposición está estrechamente ligado a las necesidades de espacio de la empresa y a la cantidad de productos o materiales en stock.

¿Cuál es el objetivo principal de un almacén?

La función principal de un almacén es, tal como su nombre lo indica, el almacenamiento. Podría decirse que es un lugar de tránsito para los productos, un espacio para guardar la mercancía fuera de temporada, un depósito para el stock o un punto donde se recolecta la mercancía antes de enviarla a otro lugar.

Gracias a este espacio extra, los mayoristas pueden surtir a los minoristas con rapidez. Algunas empresas tienen show rooms y stands con muestras de sus productos, pero no tienen unidades para la venta inmediata al público. Cuando alguien realiza un pedido, el departamento de ventas se encarga de procesarlo y el envío se realiza directamente desde el almacén.

Pero, ¿qué lleva a una empresa a necesitar almacenamiento? Las razones varían dependiendo del rubro comercial, pero suelen agruparse en las siguientes:

  • Conservar granos y frutos secos de temporada.
  • Asegurar una logística de producción y distribución rápida y eficiente.
  • Mantener protegida la mercancía de la luz y la humedad para evitar su deterioro.
  • Resguardar un lote de producción hasta que el precio del mercado comience a subir.
  • Preservar aquellos bienes que se comercializan durante todo el año, pero que tienen una salida mayor en temporadas específicas. (Por ejemplo, los arbolitos de Navidad)

No dejes de leer: Las ventajas de control de un inventario centralizado

¿Cuáles son las demás funciones de un almacén?

Tener espacio extra siempre es una ventaja porque puede convertirse en una fuente de dinero o una solución a corto plazo. Si bien la función principal del almacén es el depósito de la mercancía, también puede utilizarse:

- Como centro de envío

En especial si la ubicación del almacén es estratégica. Por ejemplo, Amazon cuenta con almacenes distribuidos a lo largo del mundo para facilitar el envío y entrega de sus productos. Si el almacén está cerca de una ciudad o de la frontera, es ideal para esta tarea.

Puedes tener un garaje para los vehículos de transporte; oficinas para los almacenistas; equipos esenciales que faciliten la búsqueda, tratamiento y movilización de los productos -como lectores de códigos de barra, selladoras, bancos de trabajo y montacargas- y un área de carga.

- Como centro de ensamblaje

Imagina una fábrica de muebles que prometa a sus clientes entregar todos los productos previamente ensamblados. Si alguien hace un pedido, necesitará un lugar para que los trabajadores puedan armar la mesa de comedor, el sillón o el escritorio. El almacén podría ser perfecto para ello porque se ahorrarían gastos de transporte y tiempo.

- Para la distribución al mayoreo

Si tu empresa tiene que procesar muchos pedidos al día, es preferible hacerlo desde el almacén. Puedes tener un equipo de profesionales que dividan la mercancía importada en lotes más pequeños para después distribuirlos a los compradores.

Puede interesarte: ¿Necesito una licencia de negocios para comprar al mayoreo?

- Como centro de reciclaje

Si cuentas con varios almacenes distribuidos a lo largo del país, podrías destinar un pequeño espacio de ellos a la recepción de productos para el reciclaje. Por ejemplo, si tu empresa comercializa dispositivos tecnológicos, las personas pueden dejar sus equipos en desuso en el almacén. Desde ahí, podrás separarlos por su utilidad y convertirlos en materia prima para seguir fabricando nuevas unidades.

- Para ganar dinero extra

Si el edificio de almacén es demasiado grande -y tienes problemas de liquidez- quizás deberías considerar alquilar los espacios vacíos a empresas más pequeñas. En caso que seas mayorista, podrías ofrecerles pequeñas unidades de depósito a tus clientes y así ganar dinero en efectivo.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.