x

Cómo hacer un cartel publicitario

Escrito por Ana P. Ferrari última actualización: September 28, 2018

Un cartel o valla publicitaria es un medio de publicidad tradicional que ha transcendido y mantiene popularidad en una era digital.

Para Canva.com el cartel publicitario es una “forma ancestral” de anunciar nuestros productos, su utilidad y los motivos que impulsan la compra. En tiempos modernos los carteles o póster publicitarios se han vuelto cada vez más creativos al punto tal que para cumplir su objetivo deben cubrir altas expectativas, pero ten presente que creatividad y alto impacto no es sinónimo de extravagancia.

Jroscreativo.com explica que las razones para que los carteles publicitarios mantengan vigencia aún en tiempos posmodernos son varias, las más importantes son:

  • Los carteles son uno de los tipos de publicidad económica
  • Vallas y posters son imponentes y llamativos
  • Se usan desde tiempos antiguos transcendiendo varias generaciones
  • Permite la focalización o el énfasis en regiones específicas
  • Su tiempo de exposición es prolongado
  • Los carteles publicitarios son una práctica muy poco intrusiva si se compara con otros medios como el email marketing.
  • Han migrado a un formato digital como las pantallas, proyecciones HD y la realidad aumentada.   

Valoremos en esta entrega algunas recomendaciones que debemos tener en cuenta si deseamos cautivar a la hora de crear un cartel publicitario.

No dejes de leer: ¿Cuáles son los beneficios de los carteles para hacer publicidad?

¿Cómo crear un cartel publicitario?

Un cartel publicitario es una manera fácil y muy económica de llevar información al público. Por lo general, los carteles captan especialmente la atención de tu target o público objetivo, así que debes mantenerlo simple y tener un punto claro. Usar la menor cantidad de palabras posible, y hacer hincapié en el mensaje.

Un buen cartel publicitario se convierte en una táctica de posicionamiento del producto en la mente del consumidor potencial, debe ser fácil de invocar en nuestros recuerdos de allí el uso de imágenes originales y poco texto.

Identifica la razón para el cartel y el mensaje en el que estás trabajando para comunicar. Jroscreativo.com, nos aclara que “el cartel publicitario no es una obra de arte, es una herramienta de marketing.” De qué sirve una foto con un fondo único y una iluminación sin igual, si resulta abstracta y el mensaje no se interpreta correctamente.

Si estás anunciando el evento del año, un seminario o taller, asegúrate de que la invitación esté clara. Usa pocas y simples palabras clave para que el mensaje no se pierda, fecha, idea principal, moderadores, temática y contactos son datos justos.

Identifica a tu público objetivo para que puedas adaptar el mensaje y contenido de acuerdo a él. Si el target son los niños el diseño debe contener colores muy llamativos, si se trata de las damas tonos suaves y cálidos, para los caballeros colores sobrios y contrastantes.

El cartel publicitario no debe ir cargado de información, normalmente las personas van en auto o de transeúntes y no se detendrán largo tiempo a leer, si deseas compartir detalles usa trípticos. Sea un cartel para el aparador de tu tienda o para una venta de garaje, el impacto de la valla publicitaria es instantáneo y debe comunicar el mensaje en segundos así que ¡al grano!

Utiliza un tipo de fuente fácil de leer, a un tamaño apropiado, no utilices muchos tipos de fuentes distintas, podrás resaltar los datos, marcas u otros términos claves con un tono o grosor de fuente distinto tipo negrilla.

Define tu presupuesto para saber cuántos carteles puedes pagar, las dimensiones y la calidad de ellos. Recuerda que el alquiler del espacio publicitario o los derechos de exposición se pagan por pie cuadrado. Con un presupuesto más grande, puedes obtener una impresión profesional. Sin embargo, con uno más reducido, puede que tengas que imprimir un solo cartel o producir menos.

Comienza el diseño de tu cartel una vez que hayas identificado tu mensaje y público objetivo. Desarrolla un borrador y realiza el diseño para que encaje en el tamaño del cartel elegido. Imprime un borrador y deja que alguien lo revise para comprobar el contenido apropiado, la ortografía del poco pero importante texto que debes usar y la disposición de diseño.

Coloca tu logotipo o imagen de identificación corporativa en el cartel, pues parte de los objetivos del póster publicitario no es solo promocionar el producto sino también la propia imagen de tu negocio, así asegurarás que aquellos que lo vean identifiquen el anuncio con tu organización.

Aparte de las anteriores sugerencias Canva.com ofrece otros 30 consejos de diseño de anuncios impresos que puedes considerar. Los más preponderantes apostar por la simplicidad, usar figuras icónicas, no temer a emplear un poco de surrealismo y nuestro preferido “mostrar no decir.” ¡Éxito con tu cartel publicitario de alto impacto!

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.