4 Principios de cómo hacer un presupuesto

Una opción que se pueden hacer para que las familias tengan en orden sus finanzas personales, y para que puedan empresas, agencias gubernamentales y otras organizaciones estar financieramente sanas, es crear un presupuesto. Un presupuesto establece límites a los gastos y determina cuánto dinero se puede gastar en productos y proyectos individuales o empresariales dentro de un periodo de tiempo determinado. Un presupuesto operacional para negocios es un plan de acción que ayuda a determinar qué tipo de productos puede ofrecer, como se realizará el mercadeo de los productos y hasta cómo se les pagará a los trabajadores. Sigue leyendo para conocer los principios básicos de cómo hacer un presupuesto.

Tanto para familias como empresas es importante elaborar un presupuesto equilibrado basado en sus metas financieras.

Las agencias gubernamentales y otras organizaciones tienen preocupaciones similares. Los lineamientos establecidos en el presupuesto a menudo determinan qué tan efectiva es la organización en la realización de sus negocios en el día a día. Es necesario entender el concepto básico de un presupuesto para poder crear uno. Un presupuesto es el primer paso para poder lograr unas metas financieras.

Principio 1: Déficit y Superávit

Déficit y superávit son dos términos que se usan con frecuencia para describir la situación financiera de una persona, familia, o empresa. Ambos se refieren al resultado del cálculo realizado cuando se restan los gastos mensuales de los ingresos mensuales. Hablando de los negocios, se dice que la empresa u organización está operando bajo un ‌déficit cuando los ingresos son menores que los gastos‌. Esto generalmente da como resultado la necesidad de pedir dinero prestado para cubrir los gastos de operación o hacer recortes a los gastos para estar dentro de los límites del presupuesto mensual.

Un superávit es lo opuesto. ‌La empresa u organización tiene más dinero de lo que necesita gastar y debe decidir qué hacer con esa cantidad de dinero adicional.‌ Es común que el excedente se use para pagar alguna deuda existente.

Principio 2: Manejo de deudas

Las deudas son obstáculos que muchas empresas y familias necesitan enfrentar, ya que pueden interferir con sus objetivos financieros. Las empresas buscan evitar endeudarse porque se refiere a la acumulación a largo plazo de déficits que se trasladan año tras año. La deuda se le paga al prestamista cuando el prestatario ha creado un superávit que le permite hacerlo.

Principio 3: Gastos y costos

El costo es el dinero que se debe pagar para mantener el funcionamiento de una organización o negocio. Las familias también tienen gastos regulares que deben cubrir. ‌La suma de todos los gastos determina el tamaño del presupuesto‌.

Los gastos y costos se pueden clasificar de diferentes maneras. Las clasificaciones más comunes en cuanto a categoría de gastos y costos son: ‌costos directos o indirectos, y gastos fijos o variable‌s.

Los costos directos‌ son los que resultan de un proyecto específico para el cual se tiene que asignar cierta cantidad de dinero, mientras que ‌los costos indirectos‌ son los que son necesarios para que el negocio siga operando sin estar relacionados a un proyecto en particular. También se les conoce como ‌gastos generales‌ e incluyen cosas como el pago de alquiler y servicios públicos.

Los ‌gastos fijos‌ son gastos que no se pueden dejar de pagar. Son similares a los gastos generales en el sentido que pueden incluir el pago de alquiler, servicios públicos y otros gastos similares. En un presupuesto familiar, los gastos de alimentación y la educación de los niños también se pueden considerar como gastos fijos. En cambio, ‌los gastos variables‌ son gastos no indispensables o eventuales, tales como gastos de entretenimiento o de reparación de algún tipo de maquinaria.

Principio 4: Presupuesto equilibrado

Cuando se establece cualquier tipo de presupuesto, el resultado que se busca es que sea un presupuesto equilibrado o balanceado. Hay diferentes tipos de estrategias contables que se utilizan en el proceso de crear un presupuesto. Inclusive, en algunos casos, se usa un comparativo de los resultados del presupuesto de un año con el del año anterior con el propósito de tener más información para la toma de decisiones.

El propósito de usar estos métodos para balancear el presupuesto es ‌que las personas encargadas de efectuar los gastos sean responsables en sus acciones‌. Al final del día, el presupuesto necesita estar balanceado y que se vayan haciendo los ajustes necesarios para que los ingresos sean igual a los gastos o, en el mejor de los casos, mayores para poder crear un superávit y eliminar las deudas. Existen varias aplicaciones que te pueden ayudar a crear tu presupuesto paso a paso.

×