x

Ventajas y desventajas de invertir

Escrito por Macarena Cansino última actualización: April 30, 2019

Realizar una inversión puede ser la llave para que una persona o empresa logre una ganancia económica importante en un tiempo relativamente corto.

Como en cualquier actividad, debes sopesar primero las ventajas y desventajas de invertir el dinero y analizar muy bien el mercado para tomar la mejor decisión.

Definir las ventajas y desventajas de invertir el dinero requiere hablar de muchas posibilidades, pero lo que si es seguro es que al hacerlo tu dinero trabajará por ti, es decir, que puedes conseguir multiplicar la cifra inicial en un tiempo relativamente cómodo, lo que no sería posible si lo guardas en una caja fuerte o en un banco donde a lo máximo ganará un pequeño porcentaje en intereses mensuales.

Lee también: ¿Qué es el rendimiento sobre inversión (ROI)?

Debido a la inflación y el creciente costo de la vida, invertir se convierte cada vez más en una necesidad y es una herramienta muy útil para garantizar un mejor aprovechamiento del dinero obtenido a través del trabajo, herencias u otros medios legales.

Vamos a revisar cuáles son las ventajas y desventajas de invertir el dinero y qué podrías ganar o perder al hacerlo.

¿Por qué necesito invertir el dinero?

Debido a los grandes cambios en materia laboral, la creación y desaparición repentina de empresas a causa de las dinámicas del mercado y muchas otras razones, es muy raro que un individuo pase toda su vida trabajando en una sola empresa y se retire para vivir de su pensión.

Por norma, la gran mayoría de personas desde finales del siglo XX han trabajado en más de un lugar, muchas veces dedicándose a funciones muy diferentes en cada ocasión.

Los despidos en el sector público por recortes presupuestarios de los gobiernos o en el sector privado por baja rentabilidad en proyectos hace que las personas se preocupen continuamente sobre cómo podrán seguir reuniendo dinero para su pensión, sin contar además cómo pagar las deudas regulares en sus casas.

Al invertir tu dinero de manera inteligente, puedes obtener ganancias que luego puedes invertir nuevamente o guardar para el futuro.

¿En qué puedo invertir mi dinero?

Debido a la complejidad del sistema económico mundial, con empresas públicas y privadas ejecutando proyectos de todo tipo en todas las áreas imaginables, hay muchos tipos diferentes de inversiones en las que puedes poner tu dinero a crecer.

Por ejemplo puedes invertir en bienes y objetos que por razón de su historia, rareza o particularidad tecnológica se espera que aumenten de valor a medida que pasa el tiempo.

Otra forma de inversión es la compra de una propiedad residencial o comercial, que además de ganar valor con el tiempo también puede dar ganancias por alquileres y otros usos.

A esto se une la posibilidad de invertir tu dinero en la compra de valores o activos financieros como bonos o acciones de una compañía en la bolsa.

Si inviertes en acciones de una empresa, estás adquiriendo un título cuyo valor equivale a una de las partes en que se ha divido el capital social de la misma.

Si compras suficientes acciones, puedes llegar incluso a formar parte de su junta de accionistas y aumentar los beneficios que recibirás por las ganancias de la empresa al cierre de determinado período fiscal.

Quizás te interesa: Cómo hacer dinero con inversiones inteligentes

¿Cómo puedo invertir mi dinero?

Si tienes una cantidad de dinero disponible y no quieres limitarte a tenerlo ahorrado en un banco, lo más rápido es invertirlo directamente en la compra de objetos o bienes inmuebles. Pero abstente de invertir en cosas que se devalúan, como los vehículos, equipos electrónicos y otros bienes que pueden quedar obsoletos y perder valor en poco tiempo.

En todo caso, siempre debes investigar los mercados, analizar las valoraciones y tomar tus propias decisiones sobre dónde colocar tu dinero.

Si no tienes tiempo para esto, o no te consideras suficientemente experto en el tema, puedes dejar este tipo de decisiones a intermediarios o agentes de inversión, que son profesionales con experiencia en la materia que a cambio de una comisión se dedican a invertir con el dinero de clientes o grupos de clientes, buscando obtener una máxima rentabilidad.

Por ejemplo, puedes dejar que tu banco preferido o un club de inversión al que te has unido invierta tu dinero en los proyectos o bienes que consideran potencialmente beneficiosos desde el punto de vista económico.

Esto incluye desde comprar acciones de una determinada empresa hasta participaciones en proyectos residenciales o comerciales que se espera den buenos dividendos.

Estos intermediarios lo que hacen es usar el dinero de todos los clientes y luego repartir las ganancias o beneficios según el monto que cada uno aportó.

Sin embargo, este criterio de distribución de responsabilidades también se aplica cuando hay pérdidas, cada cliente deberá asumir la parte de deuda o pérdida que le corresponda por una inversión fallida o que no dio buenos resultados.

¿Cuáles son las ventajas de hacer una inversión?

Se pueden resumir de varias formas, pero la principal a tomar en cuenta es que el dinero que inviertas al principio se multiplicará al término de la inversión.

Por ejemplo, si en una inversión en mercado de capitales puedes lograr ganancias que con el trabajo diario, el ahorro o con otros instrumentos financieros no llegarías a obtener jamás.

En este caso no solo te beneficias tú, sino también la empresa en cuyos valores están poniendo tu dinero, que puede utilizar los nuevos recursos que le has inyectado para adquirir nuevos equipos o completar un proyecto en el que tiene grandes expectativas de ganancia.

Invertir en áreas como el mercado de valores te ofrece la posibilidad de poner tu dinero en una infinita variedad de empresas y si repartes esta inversión entre varias podrás mitigar cualquier riesgo de pérdida si alguna de ellas no logra los resultados esperados.

¿Qué desventajas tiene hacer una inversión?

La mayor desventaja de invertir es que siempre existe el riesgo de perder el dinero si las cosas no salen como se esperaban.

Por ejemplo, si inviertes en un artículo de colección raro, el valor puede caer dependiendo de su popularidad y su disponibilidad en el mercado. Aquí la ley de oferta y demanda actúa sobre la variación del valor de este artículo.

Por su parte los precios de las acciones pueden fluctuar por muchas razones, desde la evolución de los proyectos de la competencia hasta la ganancia o pérdida de confianza en el mercado.

Incluso un defecto detectado en una línea de productos puede generar el rechazo del mercado y afectar a la empresa en cuyas acciones decidiste invertir tu dinero, reduciendo su valor.

La crisis financiera que en 2008 afectó la economía de Estados Unidos repercutió en el precio de las viviendas, tradicionalmente la inversión más segura, y demostró que ni siquiera este tipo de actividades están blindadas contra el fracaso.

Dependiendo del tipo de inversión hecha, es posible que las ganancias tarden en llegar a tus manos, sobre todo cuando se trata de proyectos a largo plazo.

Otro factor a considerar es que al invertir en acciones o instrumentos financieros es posible que debas pagar comisiones y costos que reducirán parte de tus ganancias finales y que no son reembolsables.

Te recomendamos: ¿Qué es la rentabilidad total acumulada del inversionista?

Una situación política o económica particular puede aumentar el riesgo de mercado, como por ejemplo los cambios en las leyes que regulan los mercados de valores y bienes. Esto hace más difícil obtener ganancias, por lo que se necesita tener muy claro cuál es el momento adecuado para invertir o incluso, si es mejor esperar.

Otro riesgo existente al invertir es que el agente de inversión a quien le diste tu dinero no cumpla con su obligación o cambie las condiciones acordadas en el contrato.

Precaución antes de invertir

Nunca debes ver una inversión como si fuera una apuesta. Siempre trata de investigar el mercado donde vayas a invertir a profundidad antes de decidir comprometer tu dinero.

Aunque siempre existe la posibilidad de que los caprichos del mercado tengan como resultado una pérdida, las expectativas más razonables es que en la mayoría de los casos tendrás una ganancia que justificará cualquier riesgo.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.